Compromiso por Galicia propone reducir el salario de los diputados

De reducirse el número de asientos, las pequeñas agrupaciones no solo tendrían que hacer frente a la barrera del 5% para entrar en el Parlamento, si no que el número de votos necesario para lograr escaño se incrementaría considerablemente

Santiago de Compostela 2 AGO 2012 - 22:43 CET

Los pequeños partidos sin representación parlamentaria también comienzan a moverse ante la posible reforma electoral anunciada por Feijóo. La formación Compromiso por Galicia registró ayer en el Parlamento gallego una propuesta de recorte del gasto que aboga por reducir el salario de los diputados autonómicos —sueldo y dietas— en 2.000 euros al mes, como alternativa a la modificación legislativa con la que el PP pretende rebajar de 75 a 61 el número de parlamentarios de la cámara, reforzando sus graneros de votos.

Asimismo, la propuesta de Compromiso plantea una reducción del 25% de las subvenciones a los grupos parlamentarios, tanto para el funcionamiento interno como para la contratación de personal de confianza, así como una reducción del 30% en el gasto corriente del Parlamento.

Según el líder de la formación, Xoán Carlos Bascuas, la aplicación de estas tres medidas supondría un ahorro mensual del gasto público de 330.000 euros al mes. Bascuas también resaltó que ésta es la primera iniciativa “por escrito y con carácter constructivo” que va “más allá de una simple valoración” de la propuesta efectuada por los populares.

En línea con el resto de partidos de la oposición, el portavoz de Compromiso denunció que la reducción de los diputados supondrá “una rebaja de la pluralidad democrática” y adelantó que su propuesta será remitida al resto de fuerzas políticas para abordar “la posibilidad de materializarla”. A respecto de la decisión del BNG de ausentarse del debate parlamentario sobre la reforma, Bascuas simplemente apuntó que “los diputados fueron elegidos para debatir e intercambiar impresiones” en la cámara y, por tanto, “deben responder a sus obligaciones”.

De reducirse el número de asientos de los 75 actuales a 61, las pequeñas agrupaciones no solo tendrían que hacer frente a la barrera del 5% impuesta por el PP de Manuel Fraga en 1992 para entrar en el Parlamento, si no que el número de votos necesario para lograr escaño se incrementaría considerablemente.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana