Los niños que lleven fiambrera al cole pagarán hasta tres euros en Cataluña

La Generalitat autoriza a partir del próximo curso a los institutos el uso del 'tupper'

Las familias deberán sufragar el uso de neveras y microondas, la limpieza y los monitores

Cataluña autoriza a partir del próximo curso a colegios e institutos el uso de la fiambrera. / LUIS SEVILLANO

A partir del próximo curso los padres catalanes podrán añadir a la mochila de sus hijos una fiambrera con el almuerzo. Pero dejar de recurrir al comedor escolar no significa que se ahorren los 6,20 euros como máximo que pagan ahora diariamente por el menú. Las familias deberán abonar hasta el 50% para sufragar los costes de compra de neveras y microondas, monitores y limpieza. El precio, que fijarán los centros, variará según el número de alumnos y las contrataciones que se hagan. “Si las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS) se encargan del monitoraje y la limpieza, los costes serán menores”, apuntan en el Departamento de Enseñanza.

La Generalitat ha enviado una circular a los centros con las recomendaciones para implantar el nuevo sistema, aunque serán los consejos escolares de cada centro los que permitan su introducción. En Cataluña solo se aplicará en institutos (por ley, hacen jornada partida), aunque también se permitirá en colegios públicos excepcionalmente. En dicha circular la Generalitat obliga a los centros a contar con nevera, microondas y monitores, pero avisa de que “no se aumentará la dotación de gastos”, así que serán las familias las que deban asumir su coste.

Las tarteras se extenderán por la Comunidad Valenciana (donde el precio del menú de comedor es de 4,25 euros) y de Madrid (4,62 euros). En la primera no descartan que los 1,45 euros que ahora paga la Generalitat por el mantenimiento de los comedores los asuman las familias que opten por la fiambrera.

Por uso de microondas

La implantación de la tartera en la escuela es una petición de algunas familias, pero que no acaba de convencer a las agrupaciones de AMPAS. Desde la confederación española de madres y padres de alumnos (Ceapa) o la confederación católica de asociaciones de padres de alumnos (Concapa) consideran “excesivo” hacer pagar a las familias hasta tres euros “por usar el microondas” y califican de “tomadura de pelo” la medida. La federación catalana de AMPA solo ve útil el uso de la fiambrera en casos de niños con necesidades alimentarias especiales (vegetarianos, con alergias o con restricciones por motivos religiosos). Las asociaciones de padres también temen que detrás de esta iniciativa se esconda un recorte en las becas de comedor.

A Montse Ros, responsable de Educación de CC OO en Cataluña, le preocupa que con la tartera “no se puede asegurar que los niños tengan una alimentación tan equilibrada”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Un recorte de 6.000 trabajadores

En cuatro años se han perdido 2.300 empleos en las escuelas e institutos públicos, otros 1.400 en las universidades y casi 2.500 en los hospitales

El ‘no’ al burka, un brindis al sol

Camilo S. Baquero Barcelona

Los 17 municipios que prohibieron el uso del velo integral no han impuesto ni una sola multa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana