Una cola causada por No Vull Pagar obliga a levantar barreras

Rull considera “vergonzoso” el aumento de peajes y dice que hay otra LOAPA

El copiloto de un vehículo, en la protesta frente al peaje de Mollet del Vàlles / JOAN SÁNCHEZ

Una protesta contra el pago de peajes organizada por la plataforma No Vull Pagar (no quiero pagar) en las autopistas provocó ayer colas de hasta dos kilómetros en Mollet del Vallès y obligó a Abertis, la compañía concesionaria, a levantar las barreras para acabar con el colapso que estaba sufriendo la autopista AP-7.

La quinta campaña por la insumisión tarifaria reunió a centenares de vehículos coincidiendo con el primer día de aplicación del aumento del 7,5% de los peajes. Provistos con banderas independentistas en su gran mayoría y el lema de la insumisión, se concentraron frente al peaje, haciendo sonar el claxon.

La protesta originó hasta dos kilómetros de retención entre las 12.00 y las 12.30 horas y la normalidad no se restableció en la autopista hasta que se levantaron las barreras. En la protesta participó el diputado autonómico Uriel Bertran, de Solidaritat per la Independència (SI), quien reclamó al Gobierno de la Generalitat que deje de aplicar “multas ilegales” a los conductores insumisos porque “ni siquiera es capaz de acabar con los incrementos de los peajes”. Según Bertran.

Desde hace unos meses, la campaña No vull pagar anima a los conductores a no abonar el peaje por lo que considerar un agravio de los catalanes en comparación con otros ciudadanos de España, que tienen una red de carreteras gratuitas en su mayor parte. A primeros del pasado mes de junio, el Servicio Catalán de Tráfico ya había registrado más de 40.000 expedientes de infracción de usuarios insumisos.

Ayer, el secretario de organización de Convergència (CDC), Josep Rull, consideró que el Gobierno de Mariano Rajoy ha respondido a la propuesta de pacto fiscal aprobada por el Parlament la semana pasada con una ofensiva centralizadora de la que la subida del precio de los peajes es una expresión.

Según Rull, el incremento del importe de los peajes en las autopistas que dependen del Estado forma parte de una “nueva LOAPA \[Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico\]” orquestada desde Madrid que “no es casual, ni azarosa”. Rull calificó de “vergonzoso” el incremento de los peajes porque “erosiona el día a día de los ciudadanos de Cataluña” y lo consideró “el enésimo ejercicio de deslealtad”.

El incremento ha provocado un enorme malestar en el Gobierno catalán. La vicepresidenta, Joana Ortega, dijo el sábado que se ha aplicado “con nocturnidad y sin avisar: va en contra de lo que necesita el país”. En este sentido, recordó que el aumento del 7,5% de los peajes alcanzará el 10% en septiembre con la subida del IVA.

Por su parte, el secretario de comunicación y portavoz del PSC, Jaume Collboni, dijo ayer que “CiU y PP actúan de la misma manera con relación a su política de peajes, por hechos consumados”. En este sentido, recordó que en Cataluña, desde Navidad, el Gobierno de CiU ha incrementado el 7% los peajes cuya concesión depende de la Generalitat, sin ningún consenso y sin avisar tampoco a usuarios, ni Ayuntamientos ni grupos parlamentarios, rompiendo el consenso histórico de las bonificaciones para los usuarios habituales en los peajes de Mollet, Terrassa-Les Fonts y Alella.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un presidente en la portería

Cristian Segura Barcelona

Jordi Pujol ha establecido su despacho en la vivienda del portero, donde ya tenía su biblioteca personal

El Barcelona copia mal al Madrid

El sentido del juego colectivo madridista subrayó todavía más la derrota blaugrana

Oleguer Pujol tiene un 0,04% de los 3.000 millones invertidos

Una auditoría descarta irregularidades

El Gobierno da el primer paso para frenar la consulta del 9-N

Rajoy afirma sobre Cataluña: "Es un retorno a la Edad Media"

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana