Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas-Colell: “Cataluña no aceptará condicionantes políticos” por el rescate

La Generalitat pedirá “lo que sea necesario”, afirma el consejero

El titular de Economía del Gobierno catalán alerta de que “el FLA puede quedarse corto”

El Departamento sostiene que la nómina de los funcionarios está asegurada

El consejero de Economía Andreu Mas-Colell.
El consejero de Economía Andreu Mas-Colell. EFE

Cataluña entiende que para obtener liquidez se verá obligada a aceptar condicionantes económicos “de tipos de interés, auditorías, transmisión de información… porque siempre ha sido así”, pero lo que no aceptará “nunca, nunca son condicionantes políticos”. “Así debe saberlo cualquier intermediario”, ha advertido esta mañana el consejero de Economía del Gobierno Catalán, Andreu Mas-Colell.

¿Y qué significa condicionantes políticos? “Pues eso”, ha aclarado el consejero, “significa un voto en el Senado sobre quién gobierna en Cataluña, como prevé un paso de la Ley de Estabilidad y por este paso nunca pasaremos, no lo aceptaremos”. ¿Sería obligar a nuevos ajustes? “No, significa un voto en el Senado que condicione quién gobierna en Cataluña”. Mas-Colell se refería al artículo 26 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, sobre medidas de cumplimiento forzoso que establece que el Gobierno central, con la mayoría absoluta de votos del Senado, puede adoptar las medidas necesarias para obligar a las comunidades intervenidas a ejecutar las políticas que considere necesarias.

El consejero ha explicado que el Gobierno catalán no ha pasado de expresar su intención de acudir al Fondo de Liquidez Autonómica, pero que formalmente no se ha pedido porque todavía no existe la fórmula para hacerlo. Sobre qué cantidad solicitará Cataluña, Mas-Colell ha respondido que no lo sabe: “Lo que sea necesario”. Y a propósito de si los 18.000 millones de euros previstos para el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) serán suficientes para cubrir la demanda de todas las comunidades autónomas que lo pidan, se ha mostrado prudente pero ha afirmado: “Si ha de cubrir un periodo muy amplio puede quedarse corto”. “No tengo una opinión firme” ha matizado.

Mas-Colell ha restado importancia al hecho de que Cataluña acuda al FLA: “Creo que se está haciendo demasiada historia con esto, es un programa ICO más, y la obligación de cualquier agente económico como somos nosotros —tenemos que pagar facturas y nóminas—, es utilizar todos los intermediarios financieros a su disposición”. El consejero ha recordado que la Generalitat no es la única Administración pública que pasa aprietos—“el Gobierno de España hace lo mismo, está claro que en el contexto europeo todos sufrimos crisis de liquidez”, ha dicho— y ha querido enviar un mensaje tranquilizador al afirmar que aunque la Generalitat tiene problemas de tesorería, “la nómina de los trabajadores está asegurada”.

El consejero de Economía catalán ha intervenido en la presentación de la Memoria económica de Cataluña 2011 que ha editado la Cámara de Comercio. El presidente del consejo de cámaras, Miquel Valls, ha aprovechado la ocasión para expresar su apoyo al Gobierno y las decisiones que está tomando. Tanto a acogerse al FLA como a la reivindicación de un nuevo sistema de financiación que pase por una hacienda propia. Respecto al pacto fiscal, Mas-Colell se ha mostrado igual de combativo: "El pacto fiscal es una forma de decir que nadie nos escribirá el futuro. No pasará que mientras resolvemos problemas a corto, alguien nos escribirá el guion. Tenemos capacidad para entretenernos a corto mientras vigilamos que nadie nos lo escribe".