Otro paso adelante

Pat Metheny es uno de esos músicos que nunca se repite

Pat Metheny es uno de los músicos que con mayor asiduidad visita nuestros escenarios pero también es cierto que nunca se repite. Cada actuación es diferente, por no decir radicalmente diferente a las anteriores. También es un músico que nunca ha caminado en línea recta, le gusta dar bandazos de un lado a otro pasando como si nada de lo más experimental a lo puramente comercial o simplemente anecdótico. Esta vez tocaba el Metheny más jazzístico y aventurero, el más musical. Así, su visita al Camp de Mart tarraconense se convirtió en una de las mejores que se le recuerdan.

Compartir la primera línea con el saxofonista Chris Potter y llevar varios meses girando con la misma banda eran ya buenos augurios y al pie de la muralla romana se cumplieron totalmente.

Como suele ser su norma, comenzó Metheny en solitario esta vez con su guitarra acústica de varios mástiles e infinidad de cuerdas. Fue el toque exótico inicial de una velada que acabaría siendo mucho más intensa. Inmediatamente se sumaron los otros tres músicos (además del mencionado Potter, el contrabajista Ben Williams y el batería Antonio Sánchez) y la temperatura del ambiente subió varios grados. Potter, cambiando del tenor al soprano y al clarinete bajo, demostró una vez más su enorme consistencia musical, un sonido redondo y profundo cargado de ideas. A su lado el guitarrista parecía crecerse, volar mucho más alto y, sobre todo, practicar un jazz más prospectivo y arriesgado, lejos de alguna de sus recientes banalidades.

JAZZ

Pat Metheny Unity Band

Camp de Mart, Tarragona. 19 de julio.

Hacia la mitad del concierto Metheny se sacó de la manga su orchestrion (conjunto de instrumentos analógicos de percusión que controla desde su guitarra) que en este nuevo contexto sonó mucho menos anecdótico. Fue solo un tema, inmediatamente después volvieron a ponerse el mono de trabajo. Un dúo entre el guitarrista y el saxofonista marcó el pico más alto de un gran concierto en el que acabaron rindiendo pleitesía y por partida doble a su mentor Ornette Coleman. Realmente el espíritu de Ornette había planeado sobre toda la velada. Esta vez Pat Metheny ha dado un importante paso adelante, ojala que esta Unity Band le dure lo suficiente como para consolidar todo lo escuchado (y disfrutado) en Tarragona.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El lío de las vidrieras de Gaudí

La Generalitat anuncia como inéditas dos obras publicadas en 1928

Mas acelera la ley electoral y la de consultas

Miquel Noguer Barcelona

La Generalitat quiere crear una autoridad que supervise los comicios catalanes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana