Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación baraja retrasar la reposición de los libros de texto

Los recortes del ministerio dejan sin ordenadores a unos 80.000 alumnos

La consejera de Educación, Mar Moreno.

La Consejería de Hacienda y Administración Pública aún no ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la orden dirigida a las consejerías, agencias públicas y empresas participadas con los criterios que deben seguir para emitir sus propuestas de gastos. Pero no hay departamento que no trabaje con una reducción de sus previsiones para 2013 y esté ajustando cada euro.

El de Educación, el más protegido de la Junta, también. La consejería que dirige Mar Moreno va a suspender la entrega de ordenadores portátiles gratuitos a los alumnos de 5º de Primaria, después de que la partida estatal del programa Escuela 2.0 se haya esfumado casi por completo. Y también baraja dilatar al menos un año la reposición de libros de textos gratuitos, un programa del que ahora se benefician unos 900.000 alumnos.

El Ministerio de Educación del popular José Ignacio Wert comunicó en la última reunión celebrada con los consejeros autonómicos el recorte de programas cofinanciados por el Estado y las comunidades. En el caso de la entrega de computadoras portátiles a los estudiantes, el ministerio aportaba 25 millones de euros al año. Esta cantidad sufragaba casi todo el coste del programa en Andalucía que ha permitido desde el curso 2009/2010 repartir unos 400.000 portátiles entre el alumnado y el profesorado.

Ya tienen ordenadores los estudiantes de 6º de Primaria y los de 1º y 2º de ESO. Ahora les tocaba a los de 5º de Primaria, pero los 4,8 millones de euros en lo que ha quedado la aportación del Estado no lo va a permitir. Alrededor de 80.000 alumnos son los que se van a ver afectados, según las estimaciones no definitivas de la Consejería de Educación.

La Junta no tiene capacidad para financiar con sus propios fondos este programa. Educación prefiere hablar de “suspensión” del proyecto en lugar de eliminación y asegura que buscará vías de financiación europeas para continuarlo.

Lo que por ahora no se cuestiona es el programa de gratuidad de los libros de texto, que arrancó en 2005, de los que se benefician unos 900.000 alumnos de Primaria y de la ESO, desde los seis hasta los 16 años, de todos los centros sostenidos con fondos públicos, es decir, también los concertados.

No se cuestiona porque el Estatuto de Autonomía, aprobado en 2007, lo consagra en el artículo 21.4. “Lo que no dice el Estatuto es si se deben reponer en tres o cinco años”, afirmaron fuentes de Educación. Estos libros se renuevan cada cuatro años, salvo los del primer ciclo de Primaria (1º y 2º) que lo hacen todos los años.

Una de las medidas que ahora están en estudio es retrasar la reposición al menos un año, indicaron fuentes de la consejería. Con este programa, las familias se ahorran durante toda la enseñanza obligatoria unos 1.850 euros.