La unidad institucional frente a los recortes planteada por López fracasa

PNV, PP y Bildu elevan la crítica al ‘lehendakari’ sobre la del plan de ajustes

Medio centenar de trabajadores del Ayuntamiento de Bilbao se concentraron ayer contra los recortes. / LUIS ALBERTO GARCÍA

La Euskadi de cuatro colores no parece capaz de llegar a un entendimiento de mínimos. Ni siquiera ante la amenaza de un enemigo casi común, como los recortes planteados por el Gobierno de Mariano Rajoy. El contundente rechazo a las medidas de ajuste expresado el martes por los máximos representantes institucionales de Bildu, PNV y PSE no se tradujo ayer en la acción unitaria que demandaba el lehendakari, Patxi López. Al contrario, nacionalistas y abertzales, además del PP, aprovecharon el escenario preelectoral para criticar al líder del Ejecutivo vasco y exigir incluso un adelanto electoral.

López lo había intentado el martes, casi por última vez. Entendía que el oscuro horizonte planteado por el Ejecutivo central con su plan de choque invitaba a una respuesta conjunta desde Euskadi. Cada líder, sin embargo, lo hizo por separado, aunque casi todos coincidieron en su análisis. El diputado general de Gipuzkoa, el abertzale Martin Garitano, alentó un rechazo contundente por parte de las principales instituciones vascas. Su homólogo vizcaíno, el peneuvista José Luis Bilbao, planteó incluso la desobediencia y confió también en el diálogo para una defensa conjunta del mismo autogobierno que el lehendakari parece dispuesto a liderar.

Consistorios, a la espera

Conocida la opinión del Gobierno vasco y las Diputaciones sobre los recortes, falta por concretar la respuesta que darán los Ayuntamientos. Sin un posicionamiento conjunto desde Eudel, la asociación que los engloba, cada consistorio realiza su análisis por separado. “Estamos estudiando cómo reaccionar. No tardaremos en tomar una decisión”, aseguraron ayer desde el de Bilbao, en manos del PNV.

El de San Sebastián, gobernado por Bildu, anunció que buscará “cualquier resquicio” legal para sortear el cumplimiento de las medidas de ajuste. “Nuestra intención es evitarlos si es posible”, garantizó el edil donostiarra Ricardo Burutaran.

El consistorio de Vitoria, por su parte, tiene claro que aplicará a sus funcionarios el recorte de la paga extra de Navidad. El alcalde, el popular Javier Maroto, comparecerá mañana para explicar la influencia de los ajustes a nivel municipal, informa Ania Elorza.

Ni 24 horas tardó la política en llevarse por delante la posibilidad de un acuerdo entre instituciones. Si el diputado general vizcaíno había entreabierto la puerta, el presidente de su partido en el territorio, Andoni Ortuzar, no tardó en cerrarla de nuevo al acusar a López de “arrogarse la marca del modelo Euskadi”, pese a haber “dilapidado en tres años buena parte de la herencia de Gobiernos anteriores”. En declaraciones a Radio Euskadi, lamentó que, “por desgracia”, la gestión del lehendakari “no se diferencia tanto” de la de Rajoy, ya que “también está aplicando recortes en educación y sanidad”.

El presidente del PNV en Bizkaia acusó también al lehendakari de “haber cedido demasiado pronto y asumido con resignación” las medidas de ajuste. Sus palabras encajaron con las publicadas horas antes en el blog del líder peneuvista, Iñigo Urkullu, quien caricaturizó a López como el “campeón de los no recortes” por ofrecer frente a ellos un discurso “vacío de propuestas”.

Aunque “previsible”, el rechazo implícito del PNV a la última oferta de López supuso el fracaso de la unidad de acción propuesta frente al Gobierno central. Asumida como lógica la imposibilidad de un acuerdo con el PP en esta materia, la puntilla llegó por parte de Amaiur. Durante una rueda de prensa en San Sebastián, los diputados por el Congreso Xabier Mikel Errekondo y Maite Aristegi recriminaron que el Ejecutivo autónomo socialista “no tiene la capacidad suficiente para hacer el ejercicio de unir y de responder como país a los ataques que vienen desde Madrid”. “No cuenta con la legitimidad necesaria”, consideraron.

Pastor incide en el autogobierno y relega un posible adelanto electoral

El posicionamiento de la coalición soberanista chocó con el de Aralar, una de las formaciones que la integran. En sentido inverso, el partido que lidera Patxi Zabaleta ha presentado en el Parlamento una proposición no de ley en la que emplaza al lehendakari a contactar con las Diputaciones y los Ayuntamientos para ofrecer una “respuesta unitaria” a los ajustes.

La contestación a las críticas políticas la asumió el portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, quien descartó el adelanto electoral reclamado “mientras sea posible mantener la apuesta por las políticas educativas, sanitarias y sociales”, que conforman las “líneas rojas” que no está dispuesto a traspasar el Gobierno. Frente a las acusaciones de haber “cedido demasiado pronto” a los recortes, destacó la defensa del autogobierno abanderada por el lehendakari y retó al PNV, más allá de los reproches, a presentar su programa económico, que está “oculto bajo siete llaves”, antes de las próximas autonómicas.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Justicia, Interior, Política (Euskadi).

IMPRESCINDIBLES

Mentes asesinas

El infierno del monje shaolín

El “maestro” mantenía orgías de dominación y sangre en su gimnasio

La reforma electoral apenas tendría incidencia en Euskadi

Mikel Ormazabal San Sebastián

Los principales cambios se darían en las alcaldías de Elorrio, Orio y Lasarte

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana