“Es posible llegar a hacer cine”

Los directores Borja Cobeaga y Enrique Urbizu animan a los estudiantes de un taller a aprovechar la tecnología para realizar audiovisuales independientes

De izquierda a derecha, Juan Flahn, Kepa Sojo, Borja Crespo, Borja Cobeaga y Enrique Urbizu, ayer, en el casco viejo de Bilbao. / FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Enrique Urbizu, un realizador con nueve largometrajes en su haber, defiende que en las escuelas de cine deberían incluir una asignatura que enseñe a los futuros profesionales la difícil tarea de ganarse la vida entre película y película. De algo parecido hablan a menudo en el taller El cine del siglo XXI. Herencias e influencias, un curso teórico-práctico sobre dirección de ficción organizado por la Universidad del País Vasco (UPV) que se celebra estos días en Bilbao bajo la sombra de una crisis económica que cierra las posibilidades de producir nuevos trabajos y una subida del IVA que, previsiblemente, reducirá aún más la asistencia del público a las salas. Contracorriente, el director del taller, el profesor Patxi Urkijo, señala que su objetivo es demostrar que “es posible llegar a hacer cine” al tiempo que se revitalizan las especialidades universitarias relacionadas con la creación audiovisual.

Sesenta estudiantes asisten al curso teórico-práctico que cuenta entre sus profesores con los directores Enrique Urbizu, Borja Cobeaga, Borja Crespo y Kepa Sojo. Repiten en una experiencia que se puso en marcha hace cuatro años dentro del programa de cursos de verano de la UPV en Bizkaia para abordar el cine de la mano de profesionales ex alumnos de la universidad. Al final del taller los estudiantes, organizados en grupos, presentarán los ocho cortometrajes (filmes de ficción de entre tres y 15 minutos) en los que llevaran a la práctica el contenido teórico del curso. Los profesionales con más experiencia no pueden transmitir a sus alumnos más que pesimismo ante el futuro del sector. “Es un oficio muy difícil. Hay que esperar, resistir y aguantar”, sugiere Cobeaga. “Y tiene pinta de que irá a peor”.

"Hay que esperar, resistir y aguantar”, dice el director de ‘Pagafantas’

Urbizu — el gran triunfador del cine español de 2011 con la película No habrá paz para los malvados, ganadora de seis premios Goya— lamenta que no se aprecie el talento en un país, dice, que “insulta y maltrata a los creadores”. Pese a reconocer que son escasas las posibilidades de ganar en “respeto y consideración” en “los tiempos más duros para los bienes culturales”, Urbizu anima a realizar audiovisuales. “La tecnología nunca lo puso más fácil”, destaca. “Hoy se puede realizar películas independientes, colgarles en la red y difundirlas”.

Por su parte, el director de Pagafantas incide en que dedicarse al audiovisual no es únicamente realizar los formatos convencionales de película, que llegan al público por los caminos también convencionales. “Los géneros, la comedia y el terror, siguen siendo los más elegidos por los nuevos realizadores. El gran cambio que descubrimos en los jóvenes que quieren dedicarse a esta profesión es que ha cambiado donde se ve lo que vas a hacer y de qué manera se produce”.

Cobeaga dice que se siente “un obrero del vídeo” que en los últimos meses ha aparcado el cine para preocuparse del dinero. “Yo no me he metido en esto para hablar de contabilidad. Ya tengo ganas de cambiar de tema y hablar de películas”, insiste.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

“El Ejecutivo debe responder con legitimidad política al soberanismo”

El catedrático Alberto L. Basaguren reprocha a Mas no haber aprendido "la lección de Ibarretxe”

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana