ERE EN RTVV

Fabra se asegura el control de la plantilla de Canal 9 tras el ERE

La circunstancia de tener una oposición aprobada no se valorará ni en la radio ni en la televisión a la hora de decidir quiénes serán despedidos

Trabajadores de RTVV celebraron ayer por la mañana una asamblea ante las instalaciones de Burjassot. / JORDI VICENT

Presidencia de la Generalitat se ha garantizado el control sobre la plantilla que quedará en Canal 9 tras el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a 1.295 trabajadores de la radio televisión pública valenciana. Alberto Fabra seguirá controlando con el mando a distancia los contenidos de Canal 9, como antes hicieron sus antecesores Francisco Camps y Eduardo Zaplana.

Una televisión en quiebra

Deuda. La deuda de RTVV, al cierre de 2011, se eleva a 1.309 millones de euros.

Pérdidas. Acumulado de 812,2 millones en cuatro años (203 de media). Se pasó de 245,2 millones de 2008 a los 171,3 en 2011.

Ingresos por programas propios. Las ventas solo han supuesto unos ingresos de 66,1 millones de euros (una media de apenas 16,5 millones al año), pues han caído de los 40,5 millones de 2008 a solo 1,1 millones en 2011.

Aportación de la Generalitat. Ha caído en tres años de los 120 millones de euros de 2009 a los 85 millones de 2011.

Publicidad. Los ingresos publicitarios han supuesto apenas 90 millones de euros en cuatro ejercicios (una media de 22,5). Se han desplomado desde los 29,2 millones de 2008 a los apenas 16,3 en 2011.

Gasto de personal. Las nóminas suman 316 millones en cuatro años (79 de media).

Gastos financieros. 116,6 millones en cuatro años (29 millones de media anual).

Compra de programas. RTVV ha gastado en derechos de emisión 420 millones en cuatro años (105 de media).

Los 10 criterios que empleará la dirección de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) para decidir qué personas se irán a la calle y cuáles seguirán son tan interpretables que la dirección de Canal 9 tiene las manos libres para elegir al personal que considere más afín. Desde la dirección de RTVV se subrayó que el bufete de abogados que ha coordinado el ERE no se arriesgaría a que un juez tumbara el proceso e incurrir en responsabilidad civil. Nada se dijo, sin embargo, de las posibles reclamaciones individuales que, de hecho, van a interponer numerosos trabajadores ante los tribunales.

El hecho de haber aprobado una oposición no supondrá un criterio preferente (no figura en el decálogo) puesto que la dirección considera que sólo los trabajadores de la matriz del grupo, el Ente Público RTVV, que cumplen ese criterio tienen la condición de funcionarios. Allí se reducirá la plantilla de 247 trabajadores a 74. Así, a la hora de seleccionar a los 173 despedidos, la dirección sí podría tener en cuenta el paso por una oposición. Pero, ya sin mirar ese criterio, en Canal 9 se irán a la calle 994 trabajadores, en Ràdio 9 otros 103 y en la división digital, 25 más.

De los 1.695 trabajadores actuales de RTVV, alrededor de 960, según el comité de empresa, han aprobado una oposición para hacerse con el puesto de trabajo, es decir, más del doble de la plantilla final a la que se reducirá la televisión autonómica tras el ERE.

Despidos escalonados en septiembre

“Defendemos una televisión enteramente pública con servicios externalizados”, explican desde la dirección. Y añaden que “los servicios contratados fuera son mucho más baratos que los que se hacen dentro”. Y por ello el ERE ya está lanzado, y se gestionará al ritmo que ahora permite la ley tras la última reforma laboral. El consejo de administración votará esta tarde (17.30) en un pleno el inicio de los trámites. La negociación entre la dirección y los trabajadores finalizará el próximo 20 de agosto. Y apenas ocurra eso, el consejo de administración volverá a reunirse para aprobar definitivamente el ERE.

Sin embargo, según explicó esta martes la dirección, que se maneja bajo la premisa de “o ERE o cierre”, la salida del personal será escalonada, para permitir que la programación de la televisión autonómica se vaya externalizando poco a poco. De cualquier forma, todo finalizará a más tardar el 31 de agosto de 2013, tal y como ha estipulado el gabinete de abogados Garrigues, que se ha convertido en la empresa liquidadora tras ganar por 125.000 euros el concurso de RTVV.

Canal 9 cogerá a

"los que puedan ofrecer un

mayor nivel de eficiencia"

Eso sí, en un país con una economía prácticamente intervenida, todo parece indicar que la autoridad competente en materia laboral no pondrá pegas a que RTVV despida a sus trabajadores con una indemnización de solo 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades.

En ese sentido, la dirección de la televisión valenciana aclaró que si en la documentación entregada al consejo de administración no figura el coste total que supondrá el despido colectivo de más de mil trabajadores es porque el proceso está abierto a negociación. Es decir, la dirección no sabe a cuántos se despedirá al final, en qué condiciones se prejubilarán o qué gasto habrá en programas de formación y de recolocación previstos en las medidas sociales del ERE.

Entre los criterios sí que se incluye la puntualización de que la causa preferente del ERE “es netamente económica” y que por ello “resulta evidente” que se considerará “el mayor coste que suponga mantener vigente un contrato de trabajo frente a otros”. Es evidente que los trabajadores con más antigüedad, y entre ellos los que fundaron Canal 9 en 1989 en tiempos de un Gobierno socialista, están más amenazados.

Un criterio será "el mayor

coste que suponga

mantener un contrato"

Lógicamente, a toda empresa le interesa quedarse con trabajadores con experiencia profesional. Y Canal 9 valorará “desde un punto de vista cualitativo” esa experiencia, pero da igual que el trabajador “la haya tenido dentro o fuera de la empresa”. Del mismo modo, numerosos puntos del decálogo hecho público por RTVV quedan al criterio subjetivo de los evaluadores, como la polivalencia funcional del empleado, las buenas prácticas profesionales, las aptitudes de gestión de equipo y las habilidades de interacción social. En lo negativo, serán puntos a restar la existencia en el expediente personal de “actuaciones disciplinarias” o “quejas de compañeros”, además del absentismo laboral, siempre que no esté justificado.

También se explica que en aquellos puestos de trabajo expuestos al público en general “también se valorarán las aptitudes profesionales inherentes a dicha exposición”, quizá en referencia a una presencia física agradable. En definitiva, RTVV se quedará con “los profesionales que puedan ofrecer un mayor nivel de eficiencia y eficacia en sus servicios”.

De momento, parece claro que RTVV acometerá un plan de prejubilaciones puesto que en la documentación entregada a los consejeros hay una relación con 95 personas de más de 55 años.

El comité denuncia que

RTVV pasará a

empresas privadas vinculadas al PP

Ante esta falta de concreción, los sindicatos representados en el comité de empresa poco pueden hacer. Salvo convocar, como hicieron ayer, una huelga de 48 horas en RTVV que tendrá lugar los días 27 y 28 de julio, además de una protesta programada para hoy durante la celebración del consejo de administración que lance el ERE. Este martes, la programación en Canal 9 continuó casi con normalidad. La dirección solo suprimió la emisión del programa Ocupa’t, previsto a las 13.30, después de que la plantilla finalizara una protesta a las puertas de la sede de la televisión en Burjassot. Según los trabajadores sí se notó una mayor presencia de la seguridad privada y de los agentes de la Policía Autonómica en las zonas de acceso a Canal 9, en los platós de televisión y en la sala de control de las emisiones.

Las críticas de los trabajadores continuaron el martes. El último objetivo del proceso “es dejar el patrimonio de los valencianos al servicio de empresas privadas vinculadas al PP”, denunció el presidente del comité de empresa, Vicent Mifsud, que añadió: “Es incomprensible que se plantee el despido de todos los cámaras de una televisión o de todos los técnicos de una radio”. Y así parece, puesto que entre los profesionales a sacrificar, figuran 127 cámaras, 90 guionistas y 90 redactores en Canal 9, o 24 técnicos de sonido, 12 redactores y 46 guionistas en Ràdio 9. Los sindicatos explican que una empresa privada que se haga con el servicio de contratación de operarios de cámaras puede hacer mucho dinero a costa de Canal 9.

Es más, Mifsud denunció que se vaya a echar a la calle a nueve asesores lingüistas en una televisión que por definición tiene que ser el vehículo de referencia de la difusión de la lengua propia, el valenciano.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana