El único avión en el aeropuerto de Fabra, el que corona su escultura

La escultura ha costado 300.000 euros y flanquea la entrada al desierto recinto aeroportuario

El aeropuerto de Castellón aún está a la espera de abrir sus pistas a los aviones, pero este martes el artista Juan Ripollés remató con un avión de aluminio la colosal escultura en homenaje al expresidente del PP castellonense, Carlos Fabra, que este le encargó personalmente en 2010 con un presupuesto de 300.000 euros más IVA, a pagar por el Gobierno valenciano. Ripollés aseguró este martes, a los pies de la obra, que el coste total ha sido de casi medio millón. “Tengo que poner 127.000 euros de mi bolsillo”, dijo. El hombre avión, como el artista ha denominado su escultura, mide 24 metros de altura y 18 de ancho y pesa 33 toneladas.

El polémico pintor y escultor se pronunció sobre el coste de 300.000 euros que se pagarán de las arcas públicas y que dice aún no haber cobrado: “Terminar la obra supone dejar de vaciar los bolsillos de mis hijos”. “Yo invierto en lo privado porque las Administraciones no me pagan lo que yo les pido (…) Me dieron un presupuesto para una escultura de ocho metros y la he hecho de 24. Tengo que poner 127.000 de mi bolsillo”, indicó.

Colofón de la escultura de Ripollés. / ANGEL SÁNCHEZ

Fue el propio Carlos Fabra quien contrató la escultura en 2010 sin contar con la aprobación del consejo de administración de Aerocas y con deficiencias en la documentación. La Generalitat reconoció en su día que fue Fabra quien firmó con Ripollés, pero ya un año antes encargó a un despacho de abogados un informe “para determinar el método con el que se podría contratar a un artista de incuestionable prestigio, oriundo de Castellón, como Ripollés”. El artista aseguró que le serviría para honrar al impulsor del proyecto del aeropuerto. Sin embargo, este martes, trató en todo momento de desdecirse de sus declaraciones. “Ha habido tanta mala intención que cuando la obra no estaba casi empezada ya se publicó que era Carlos Fabra”, dijo.

“Quitaros de la cabeza que a mí me encargan obras las empresas públicas, Castellón me debe muchísimo dinero y el PP no me ha pagado ni una sola escultura”, dijo a los periodistas. Ripollés aseguró que la última pieza encargada por una institución o empresa pública fue hace años con la Diputación. “Ninguna más me ha comprado nada”, dijo y retó a dar casos. Pero al ser advertido por el hecho de que Aerocas es una empresa pública, el artista dijo: “Está encargada por el consorcio del aeropuerto y yo no sé si es pública o no, lo que sé es que me la encargaron”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana