Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garitano alienta un ‘no’ “contundente” de Euskadi y Navarra contra los ajustes

El Gobierno foral de Bildu aceptará "con gusto" bajarse de nuevo los sueldos

Martin Garitano, antes de su comparecencia ayer con al portavoz foral Larraitz Ugarte. Ampliar foto
Martin Garitano, antes de su comparecencia ayer con al portavoz foral Larraitz Ugarte.

El diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, apoyó ayer la unión de las principales instituciones de Euskadi y Navarra para “dar una respuesta contundente como país” a las medidas de ajuste económico aprobadas el pasado viernes por el Gobierno central. El mandatario de Bildu ha hecho este ofrecimiento a las dos Diputaciones vecinas, al Gobierno vasco y al de Navarra, y se mostró dispuesto a reunir a estas instituciones para “reflexionar” sobre su respuesta a los recortes decretados por Mariano Rajoy.

Garitano aseguró en su comparecencia —a esa misma hora el lehendakari, Patxi López, estaba explicando de qué manera van a afectar los ajustes a Euskadi— que el Gobierno foral que preside no comparte “en absoluto” las medidas del Ejecutivo central porque “no van a contribuir a mejorar la situación económica” por ser “inservibles y profundamente injustas”.

A preguntas de los periodistas, el diputado general confirmó que los miembros de su gabinete aceptarán “con gusto” una rebaja de las nóminas. Garitano recordó que hace un año, cuando Bildu tomó el poder de la Diputación guipuzcoana, aceptó reducirse un 15% su sueldo, que es de 74.915 euros brutos anuales, 13.221 menos que su antecesor, Markel Olano, del PNV, según informó entonces la coalición abertzale. El resto de diputados pasaron a percibir un 10% menos, hasta los 71.792 euros brutos al año. Con la reducción de salarios, la institución foral calculó un ahorro anual de un millón de euros. “Si ahora toca otra rebaja \[del suelo\], lo haremos por decreto. En ese sentido no tenemos ninguna pega; será el único recorte que admitiremos con gusto”, manifestó.

En alusión a un posible acuerdo fiscal en el País Vasco, Garitano indicó que la fiscalidad debe ser “un instrumento de progreso para redistribuir mejor la riqueza, más aún en estos tiempos de crisis”. Y aprovechó para añadir que si el Gobierno de Patxi López o cualquiera de las otras dos Diputaciones acepta ir por ese camino “encontrará en él” a la Diputación de Gipuzkoa.

Por otro lado, Garitano se refirió a la misión comercial a Uruguay que encabezó la semana pasada la Diputación con empresas del territorio. Sobre este viaje, vaticinó que dará resultados “a corto plazo” porque los encuentros mantenidos con representantes institucionales de aquel país han sido “altamente positivos”.

Hizo un balance “muy satisfactorio” del viaje en compañía de una veintena de empresarios guipuzcoanos de los sectores de la construcción, el mueble, la industria naval y las energías renovables. “Nos hemos reunido con el presidente de la república, José Mújica, y tres de sus ministros, además de con representantes de la Cámara de la Construcción, la Autoridad de Puertos y la Universidad de Trabajo”, informó. Y apostilló que “más pronto que tarde” se abrirán “nuevas vías de negocio” con aquel país, dado “el interés que las autoridades uruguayas han mostrado para que empresas de Gipuzkoa inviertan allí”.

En este sentido, el diputado general tachó de “poco afortunadas” las críticas del portavoz juntero del PNV Markel Olano, quien le reprochó que se encontrara antes con empresarios de Uruguay que con los de Gipuzkoa. Según Garitano, cuando Olano hizo aquellas declaraciones él estaba reunido en el país suramericano con al menos una veintena de miembros de las compañías “más representativas del tejido empresarial guipuzcoano”.

En la misma comparecencia, Garitano aseguró que a lo largo de esta semana se producirá la destitución de Juan Carlos Alduntzin como diputado de Medio Ambiente tras prosperar el pasado 6 de julio una moción de censura individual promovida por la oposición. Al frente del departamento se colocará Haritz Salaberria, exalcalde de Lezo y actualmente en el equipo foral de Participación Ciudadana.

Ante este retraso, el grupo juntero del PSE-EE alertó del “funcionamiento irregular” del Gobierno foral de Bildu y calificó de “auténtica provocación” la demora en el cese de Alduntzin. Los socialistas señalaron que el “desprecio” hacia las Juntas Generales por parte Garitano rebasa “los límites de lo tolerable al incumplir un mandato claro e imperativo de la norma institucional básica de Gipuzkoa”. Según esta formación, el comportamiento del diputado general constituye “un auténtico contrafuero al atacar de forma directa las reglas básicas de las instituciones del territorio y la voluntad de los representantes de la sociedad guipuzcoana”.