El TSJM levanta la paralización del acuerdo sobre el Santiago Bernabéu

El convenio entre el Ayuntamiento y el Real Madrid sigue pendiente de decisión judicial firme

La falta de un fallo no afecta a la ampliación del estadio

Simulación infográfica del proyecto de un nuevo centro comercial y el cerramiento total del estadio de fútbol Santiago Bernabéu, del Real Madrid, en la capital madrileña. / AS

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado la decisión de un juez de paralizar de forma cautelar el convenio firmado en junio de 2011 entre el Ayuntamiento de la capital y el Real Madrid, al considerar que el intercambio de parcelas que trataba de evitar ya se ha realizado, por lo que la orden carece de sentido. El convenio, en cualquier caso, sigue pendiente de lo que dicte la justicia.

En 1991, el club acordó con el Ayuntamiento construir un aparcamiento subterráneo junto al estadio Santiago Bernabéu. No lo llegó a levantar, y pasó así a deber al Gobierno local 2,8 millones de euros. En 1998, en otra operación diferente, el club pactó un canje de terrenos con el Ayuntamiento, en virtud del cual le cedió una parcela en la antigua Ciudad Deportiva (valorada en 13,5 millones) y recibió a cambio cuatro terrenos en la calle de Julián Camarillo (13 millones) y otro en Las Tablas (488.000 euros). Sin embargo, el traspaso de este último terreno no llegó a cerrarse porque su uso deportivo impedía la cesión. El Ayuntamiento y el Real Madrid firmaron un convenio el 29 de julio de 2011 para cerrar todos estos cabos sueltos. Por entonces, la finca de Las Tablas ya estaba tasada en 22,7 millones de euros, frente a los 488.000 de 1998.

Para compensar al club por esta cesión frustrada, el Ayuntamiento le entregó cuatro terrenos de 8.000 metros cuadrados en la calle de Mercedes Arteaga (valorados en 4,4 millones) para construir chalés; una finca en Valdebebas de 3.000 metros para hacer oficinas y hoteles (8,7 millones); y una franja de tres metros de ancho alrededor del Santiago Bernabéu, donde ya se levantaban los pilares y contrafuertes del estadio (6,9 millones). Los 2,8 millones que faltaban para cuadrar las cuentas son los que corresponden a la deuda de 1991 por aquel aparcamiento que no se construyó.

El pasado 20 de febrero, un ciudadano recurrió este convenio, y el titular del Juzgado Contencioso-administrativo número 14 de Madrid admitió la demanda, y decidió su suspensión cautelar del convenio. Tanto el Madrid como el Ayuntamiento recurrieron ese dictamen ante el TSJM, que le ha dado la razón, según una sentencia a la que ha tenido acceso este diario.

El auto del juez de lo Contencioso-administrativo, fechado el 21 de marzo, consideraba aconsejable “suspender el convenio urbanístico” que había servido para “la adjudicación de los terrenos públicos circundantes al estadio Santiago Bernabéu, afectantes a las calles de Rafael Salgado, paseo de la Castellana y Concha Espina”. En su opinión, podía afectar a la “realidad constructiva” de la parcela del estadio, es decir, podía desembocar en obras que generaran molestias a los viandantes y que además, en caso de sentencia judicial en contra, costaría dinero al Ayuntamiento revertirlas.

El Ayuntamiento alegó que el convenio no es urbanístico, como había argüido el recurrente, sino patrimonial. Es decir, no afectaba a la calificación de los terrenos (el perímetro del Santiago Bernabéu sigue siendo de uso deportivo) sino a su propietario (que pasa de ser el Ayuntamiento a ser el club). Además, explicó que no es posible realizar obras en esa franja porque ya está ocupada por la estructura del estadio y por sus cuatro torres de evacuación.

El TSJM estima los recursos del club y del Ayuntamiento, y revoca la paralización cautelar ordenada por el juez. Explica la sentencia que, cuando el juez dictó su auto, el convenio ya estaba formalizado y así constaba en el Registro de la Propiedad. Por ello, “es imposible de facto suspende la ejecutividad del acto, que ya estaba plenamente ejecutado y había desplegado todos sus efectos jurídicos”.

En cualquier caso, el convenio sigue pendiente de la decisión definitiva del juez de lo Contencioso-administrativo. En caso de que hubiera sentencia firme en contra, debería revertirse el intercambio de parcelas acordado por el club y el Ayuntamiento. Todo esto no debería en cualquier caso afectar a la remodelación prevista por el club para su estadio, aunque sí a los acuerdos económicos que la harán posible.

El Ayuntamiento aprobó el pasado mes de noviembre una modificación urbanística que permitirá ampliar el Santiago Bernabéu. En virtud a ese acuerdo, las parcelas de la calle de Mercedes Arteaga volvieron a manos del Ayuntamiento, junto con 6,6 millones y la zona en la que ahora se levanta la esquina comercial. A cambio, el club podrá cubrir el Santiago Bernabéu y construir un centro de ocio de 12.250 metros cuadrados en la fachada que da al paseo de la Castellana.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

100 días de vértigo en el Santander

Ana Botín ha cambiado la dirección y el consejo mientras sopesa el futuro del dividendo

A la caza del ‘pastel’ cubano

La normalización de relaciones abre negocios para los empresarios de EE UU

El núcleo duro del exilio cubano clama contra Obama

Luis Posada Carriles se une a unos dos centenares de anticastristas en Miami para denunciar la “traición” de la normalización de las relaciones con Cuba

“El combate no termina aquí”

La exmujer del gobernador Arturo Montiel logra ver a los hijos después de tres años de lucha judicial

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana