El PP denuncia el “asalto sindicalista” y la oposición, “la caza de brujas”

Todos los grupos políticos excepto el PP se solidarizan con la protesta de los trabajadores

Las asociaciones de la prensa apoyan a sus compañeros y critican la gestión política

Las reacciones políticas no se han hecho esperar al anuncio de ERE y al comportamiento de los trabajadores de RTVV. La secretaria ejecutiva de Comunicación del PPCV, Alicia de Miguel, ha denunciado este lunes que "el asalto de los sindicalistas" a Radio Televisión Valenciana (RTVV) "ha impedido el derecho a la información de los ciudadanos". La diputada popular ha criticado el "atropello a las libertades, al servicio público y al derecho de los ciudadanos a estar informados". En este sentido, Alicia de Miguel ha apuntado que "precisamente este comité de empresa, que ha actuado contra los derechos y libertades de los ciudadanos, es quien menos tiene que perder porque saben que tienen sus puestos de trabajo asegurados", y ha añadido que "por más que lo pretendan, no podrán acallar la voz de la información". Para la dirigente popular, "la violencia no tiene cabida en un Estado de Derecho. Las imágenes que hoy hemos podido ver todos son más propias de otros tiempos ya que suponen un uso de la violencia al más puro estilo fascista".

La oposición asegura que la empresa busca hacer un filtro y seleccionar a los trabajadores afines. “Lo que el Gobierno valenciano acaba de anunciar no es un ERE, nos encontramos ante una verdadera caza de brujas y la ejecución de una lista negra que ha estado ocultando a los trabajadores, a los sindicatos, a los partidos políticos, al consejo de administración y hasta a las Cortes Valencianas”, explica el diputado socialista Josep Moreno, que apunta que el presidente Alberto Fabra ha esperado a cerrar los procesos orgánicos internos del PP, sus congresos provinciales, para lanzar el ERE: “Ha esperado para saber a cuántos de sus enchufados va a castigar y a cuántos va a premiar”.

Moreno reflexiona, al igual que los sindicatos, sobre si con 400 trabajadores se puede hacer una televisión pública: “Si haces una televisión con 400 trabajadores, ¿a qué se dedicaban los 1.200 que vas a echar?; y si antes esos trabajadores que despides sí hacían televisión, ¿quiénes la van a hacer ahora?”. Su respuesta es que la televisión la harán empresas privadas afines al PP.

“No es para nada impensable que este ERE acabe aquí”, asegura el socialista y añade que “es posible que los 400 que se queden acaben siendo despachados y en la calle”. Así, el PSPV se teme que el ERE anunciado sea solo la primera fase de un proceso “para la privatización definitiva de la televisión valenciana y sobre todo de los servicios informativos”. Intención que, a juicio de Moreno, “el PP no ha negado nunca”.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, ha dicho que quienes están "de más" en RTVV son "los directivos culpables del gran agujero, de la gran deuda que han provocado porque no saben cómo gestionar el ente" así como "los amigos" del PP "que han ido colocando estos años y que continuarán en la casa". Morera ha criticado que el PP achaque a la "herencia" socialista la situación de RTVV y lo ha considerado "la justificación de unos ineptos que han jugado con muchos millones de dinero público" para llevar al ente "a la ruina más absoluta, y esto ha pasado bajo las presidencias también de Zaplana, de Olivas o de Camps".

La portavoz de Esquerra Unida (EU), Marga Sanz, ha acusado al Consell de asestar la "puñalada  definitiva" a RTVV con el anuncio de los 1.295 despidos. Los trabajadores, ha denunciado, "están siendo víctimas del robo, el saqueo y el expolio por parte de los directivos del ente. La plantilla va a pagar ahora los años de amiguismo, derroche, irregularidades y mala gestión, con los últimos casos de Teconsa y Triskel como principales ejemplos". Para Sanz, "además de privatizar RTVV y malvender o regalar las franjas horarias a productoras amigas, ahora lo que hace el Consell es un ERE para dejar una radio y una televisión en la que sólo se queden los adeptos al régimen y el resto, los críticos y los que molestan, a la calle"

Las asociaciones de la prensa critican la gestión política de la radiotelevisión pública. La Asociación de Periodistas Valencianos califica de "injusticia" que los trabajadores del ente público "sean la cabeza de turco de un conflicto político derivado de una mala gestión histórica". La Unió de Periodistes consifera que el ERE es "brutal y desproporcionado y en ningún caso garantiza la pervivenvia de unos medios de comunicación públicos y de calidad que necesita la sociedad valenciana". La Associació de Periodistes Gràfics expresa su solidaridad con sus compañeros de RTVV.

Vicent Mifsud, presidente del comité de empresa, ha lamentado el anuncio de la dirección: “Creemos que un ERE no tiene ninguna justificación, solo es la voluntad de cargarse la televisión valenciana para poder privatizarla”, explica, “tal y como avisamos, la aprobación de la ley en las Cortes fue el primer paso y ahora quieren acabar de rematarla”.

Mifsud asegura que “con 400 personas no se puede hacer una radio y una televisión públicas”. El comité de empresa también ha lamentado que se justifique el ERE en un proceso de crisis económica que arrancó en 2007. “Aquel año la dirección de la empresa estaba repartiéndose el dinero de la visita del Papa y abusando sexualmente de las trabajadoras”, en referencia a los procesos judiciales abiertos por el caso Gürtel y contra el exsecretario general de RTVV, Vicente Sanz, denunciado por tres periodistas.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana