La Xunta envía inspectores a unas obras del AVE en un bosque secular

“Cada vez más expropiaciones, nos vamos a quedar sin pueblo. Hay que movilizarse. Hay otras alternativas y no las quieren ver”, comenta un vecino

Había un proyecto con declaración de impacto ambiental que preveía la ocupación de 190.000 metros cuadrados para construir un tramo de vía para el AVE de 2,3 kilómetros. Pero la semana pasada los vecinos de Cerdedelo (Laza) fueron convocados a una reunión urgente en la que les dieron a firmar, dicen que por sorpresa, nuevos documentos de expropiación que algunos rubricaron creyendo que no había alternativa. El viernes, explica la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN), las excavadoras ya estaban trabajando con nuevos planos en un área del bosque que no entraba en aquellos 190.000 metros iniciales. Este colectivo que vela por el medio ambiente hizo público este fin de semana que la UTE que encabeza Dragados amplió su área de trabajo hasta los 450.000 metros cuadrados, 260.000 más de lo previsto, pero en esta ocasión obviando la declaración de impacto.

Al considerar, al menos, “alegal” la operación, la SGHN decidió enviar denuncias tanto al ministerio de Fomento y el de Medio Ambiente, como a la consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas. Ayer, según le confirmaron desde la Xunta a la asociación ecologista, inspectores de Medio Ambiente visitaron los trabajos del AVE. Los técnicos de la Administración gallega fueron para comprobar si era cierto, tal y como informaba la SGHN, que esta ampliación afectaba al LIC (Lugar de Interés Comunitario) Río Támega y a abundantes castaños centenarios en pleno proceso productivo.

Última cosecha perdida

“Cada vez más expropiaciones, nos vamos a quedar sin pueblo. Hay que movilizarse. Hay otras alternativas y no las quieren ver”, comenta un vecino en un grupo de Facebook, Salvemos el bosque, ante el avance de una explanación que se llevará por delante sotos de castaños varias veces centenarios, nogales y especies de ribera (fresnos, alisos, abedules) del tramo del río Támega sobre el que discurrirá un viaducto del AVE infinitamente más alto que los árboles. En total serán unos 5.000 ejemplares, y de los castaños ya nadie podrá recoger la última cosecha (muchos árboles dan 200 kilos de castañas). “Hay bastantes que son dignos de entrar en el Catálogo de Árbores Senlleiras”, dicen desde la SGHN, “como el Castiñeiro de Cerdedelo, a un kilómetro de las obras, que ya está protegido”. “Los viejos del pueblo están tristes”, describen, “estos castaños ya quitaban el hambre a sus tatarabuelos”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Unicef pide la cifra récord de 2.700 millones de euros para 2015

Hay 62 millones de niños en riesgo en 71 países del mundo, según el último informe de Acción Humanitaria para la Infancia. Siria es el principal foco de atención

Libertad bajo fianza para la policía implicada en el crimen de Carrasco

La agente Raquel Gago lleva ocho meses en prisión preventiva

Los pilotos del F-16 intentaron eyectarse tras sufrir una avería

El jefe del Estado mayor del Ejército del aire francés ofrece nuevos detalles del siniestro

EL PAÍS RECOMIENDA

Y el actor Nobel perdió el pánico escénico

Mario Vargas Llosa fue intérprete en un estreno excepcional

En busca del primer hijo entre neandertales y sapiens

Un cráneo humano hallado en Israel demuestra que vivían a 40 kilómetros

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana