Calatrava equipara su obra con la Alhambra o el Museo del Prado

El arquitecto achaca las críticas al coste de la Ciudad de las Artes a una "maniobra comunista"

Santiago Calatrava, en el centro, en una visita a las obras de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. / MÓNICA TORRES

El arquitecto valenciano Santiago Calatrava achaca las críticas lanzadas por Esquerra Unida del País Valencià al coste de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (CACSA) a "una maniobra política de los comunistas". Y añade: "Ellos no atacan a la Alhambra de Granada; ellos no atacan a la Catedral de Santiago de Compostela ni al Prado en Madrid".

El arquitecto realiza estas declaraciones en una entrevista publicada el 27 de junio por la revista especializada Architectural Record, en la que se le pregunta por las críticas de la coalición de izquierdas por los honorarios de 100 millones de euros que ha cobrado de la Generalitat valenciana por el proyecto de la Ciudad de las Ciencias y los sucesivos sobrecostes de la obra.

No es la primera vez que Calatrava se queja de las críticas por sus altos honorarios. En una nota emitida el pasado junio afirmó que eran “incluso modestos”. Días después, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, replicó a este comentario: “Ya nos gustaría a todos cobrar como Calatrava”.

En la entrevista, el arquitecto destaca que ha estado trabajando en el complejo cultural durante 20 años e insiste en que sus honorarios son “modestos” si se tiene en cuenta que ha sido "el responsable de todo", desde la arquitectura a la ingeniería.

Cuando el periodista le plantea si el coste total del complejo de ocio —unos 1.000 millones de euros— no es "mucho dinero para esta economía", el arquitecto lo compara con el rescate europeo a la banca y dice que España "ha recibido 100.000 millones de la Unión Europea”. “La gente dice que se necesitará un billón. Comparado con esto, los 1.000 millones de mis edificios no son nada", añade.

"Es equivocado decir que yo he hecho mucho dinero ahí. No es verdad", asevera. Cuando el entrevistador le hace notar que le ve "muy apasionado" en este asunto, el autor valenciano explica que le gusta mucho esa palabra, pasión, "porque viene del latín passio, que quiere decir sufrimiento". "He trabajado muy duro, esa es la verdad", recalca.

Finalmente, sobre si cree que su proyecto en Valencia superará el examen del tiempo, se muestra convencido de que sí "porque no es algo volátil, como el rescate a los bancos". "Es algo que ha sido construido y que permanecerá como testimonio de que España ha encontrado su lugar en el mundo como país libre y democrático", señala.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La Diputación distingue al Museo Guggenheim

EP

La Federación de Fútbol y la Orquesta de Acordeones también recibirán el título honorífico

800 estudiantes desentrañan la ciudad con sus móviles

Alumnado de una 16 de institutos recorre Valencia resolviendo enigmas y retos de geolocalización

Barberá se burla desde el balcón de las protestas de la Intifalla

La alcaldesa de Valencia desaira al colectivo que protesta en las fiestas falleras bajo el balcón del Ayuntamiento

EL PAÍS RECOMIENDA

LA CUARTA PÁGINA

Por qué nos fuimos del CSIC (y por qué volveríamos)

Tres exinvestigadores de la institución denuncian que es incapaz de adaptarse

China quiere las tripas y los despojos del cerdo español

Ana Carbajosa Cártama

Las empresas de porcino despuntan con la venta de estómago o intestinos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana