Los empleados públicos andaluces protestan por las nuevas medidas

Los manifestantes celebran la jornada de brazos caídos vestidos de negro

Un grupo de empleadas públicas del Ayuntamiento desayuna en la Plaza de la Encarnación de Sevilla. / JULIÁN ROJAS

“Desayunamos un bocadillo que nos hemos traído de casa porque nos vamos a quedar sin dinero para consumir en las cafeterías ni comprar nada en la calle”, declara un grupo de funcionarias del Ayuntamiento de Sevilla vestidas de riguroso negro durante la jornada de brazos caídos que celebran este viernes en varias administraciones públicas de Andalucía.

“Vamos de luto porque nos estamos muriendo”, declaran bajo el sol de la ciudad. Aprovechan la media hora del desayuno para salir a la calle a protestar por el último plan de ajustes anunciado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de suprimir la paga extra de Navidad y reducir los días libres de los empleados públicos. 

Estas medidas del Gobierno central se unen a las que tenía prevista el ejecutivo andaluz de reducir en un 5% el sueldo de los empleados y de suprimir el complemento de la paga extra de junio y diciembre. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ya anunció este miércoles que lo revisará para evitar “que los empleados públicos se vean perjudicados doblemente”

“Todavía estamos a tiempo de que el presidente revise el decreto para que rectifique o lo elimine, ya que todavía está en vía parlamentaria”, destaca el secretario general del sindicato UGT en Andalucía, Antonio Tirado. “Los empleados públicos no somos el banco de España”, añade.

“Esta es nuestra primera reacción ante la declaración de guerra del gobierno central. Esperamos unirnos todos los sindicatos para hacer un frente sindical”, declara Tirado. “Desde UGT ya nos posicionamos en contra del Gobierno, son ellos o nosotros. Hay que echarlos antes de que se acabe la legislatura. Nos han engañado, nos han robado, nos han insultado, maltratado. Se han reído de los empleados públicos, han aplaudido las medidas” dice Tirado casi sin respirar en la concentración de la Plaza de la Encarnación, donde durante media hora se han concentrado cerca de 200 personas con pitos, bocinas, carteles y banderas.

De forma simultánea, en Torretriana, en Sevilla, otro grupo de empleados públicos, también vestidos de negro, aprovecha el descanso para protestar. “Para nosotros, 150 euros menos al mes supone dejar de comer ciertos productos, los administrativos que cobramos poco notamos en mayor medida el recorte. Yo tengo una hija desempleada y tengo que mantener a mi familia”, dice Amalia Cañada, que lleva 38 años de funcionaria.Los funcionarios gaditanos también se han vestido de negro.

Los empleados del ambulatorio de La Campana de Sevilla han decidido no salir. “Mira la de gente que está esperando a pedir cita... dice suspirando una de ellas, y se queja. “Al revés. estamos dos en la recepción cuando deberíamos ser cuatro, las otras están de vacaciones...”. Y no hay sustituciones.

En Granada, donde se celebra este viernes a las 15.00 el XIII Congreso Regional del PP andaluz, sindicatos y colectivos representantes de policías locales y nacionales, guardias civiles, personal sanitario y funcionarios de Justicia se han unido en una plataforma de la que saldrá un calendario de movilizaciones contra los recortes, informa Efe.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana