Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CHG alerta de la agónica situación del acuífero de Doñana

El organismo señala que "las extracciones de agua para regadío y abastecimiento superan lo deseable"

Un grupo de ánades sobrevuela las marismas de Doñana.

El acuífero 27, que nutre el espacio natural de Doñana, atraviesa una situación agónica, según el informe elaborado en pasado marzo por la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica de Guadalquivir. El documento, que realiza una comparación del año hidrológico 2010-2011 con el 2009-2010 para conocer la evolución de las aguas subterráneas, confirma el descenso de los niveles de agua en la mayoría de los puntos analizados (un total de 195 puntos colocados por toda la comarca) y el riesgo que ello comporta para la supervivencia de la marisma. El informe de piezometría de la masa de agua subterránea elaborado por la Confederación (los piezómetros son unos aparatos que se colocan en distintos puntos del acuífero para medir su evolución) toma como referencia el año hidrológico 2010-2011, con importantes precipitaciones. En sus conclusiones recoge: "Los datos expuestos en el informe muestran una situación que genera motivos de preocupación dado que, a pesar de las lluvias, algunos niveles piezométricos no se recuperan en relación con niveles de comparación correspondientes a épocas de sequía, e incluso, un tercio del total, presentan niveles de agua en octubre del año 2010 por debajo de los que tenían en el mismo mes del año 1995, momento en que se produjo una sequía excepcional".

El documento añade que los motivos por los que sucede lo que se expone en el informe son varios, aunque la Confederación los resume en uno: "Las extracciones de agua para regadío y abastecimiento superan en ciertos lugares, en ciertos momentos y en cierta medida lo deseable, provocando el descenso de esos niveles de las aguas subterráneas". En el estudio se especifica que "en la zona de Matalascañas se produce una explotación de los recursos para el abastecimiento sin tener en cuenta las posibles afecciones". Además, añade que en "la zona de marisma, en la zona de los Hatos, se riegan zonas que fueron excluidas en la resolución de los expedientes de aguas privadas, dando lugar a continuados descensos de los niveles piezométricos". Otras irregularidades agrícolas las sitúa el informe en "la zona del ecotono norte, donde se vienen detectando descensos continuados del nivel freático como se aprecia en los sondeos ubicados en Portachuelo, Laguna de la Anguila, el Raposo o Matasgordas".

La Confederación concluye su análisis advirtiendo de que ante este panorama "se deben impulsar políticas de intensificación de explotaciones ilegales con desarrollo de medidas que den lugar a la clausura de las captaciones de agua declaradas ilegales, así como realizar actuaciones que permitan una gestión sostenible del acuífero".

Más de 1.000 pozos ilegales extraen agua del espacio natural, según WWF

Por su parte, la organización ecologista WWF, que viene reiterando la alarmante situación del acuífero 27, de la misma manera en que lo vienen haciendo organismos internacionales como la Unesco o Ramsar, solicitará, entre otras medidas, en el próximo Consejo de Participación del Espacio Protegido que "se declare el acuífero como sobreexplotado" y que se apruebe el plan especial de la Corona Forestal de Doñana para poner fin a las extracciones ilegales de agua. Según la organización más de 1.000 pozos ilegales continúan extrayendo agua de Doñana.

 

Ecologistas piden que no se drague el Guadalquivir

EP, Sevilla

Las organizaciones Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF España han remitido una carta al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, para que ponga en marcha con carácter “urgente” las recomendaciones del Dictamen de la Comisión Científica sobre el dragado de profundización del estuario del Guadalquivir, entre ellas que se desestime “definitivamente” el proyecto promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla y que se proceda a recuperar el río.

Así lo han anunciado este miércoles representantes de las organizaciones conservacionistas con representación en el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana en una conferencia de prensa celebrada en Sevilla, donde han señalado que han remitido una carta a Arias Cañete, en la que le solicitan que “ponga fin” al proyecto de profundización del dragado del Guadalquivir e impulse un plan de restauración del río.

Asimismo, han remitido, según indicaron, otra carta al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en la que le piden que inste al Ministerio a desestimar el dragado y apoye los proyectos de restauración, “en los cuales la Administración andaluza debe ser un actor principal”.

Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF consideran que las Administraciones públicas implicadas en la gestión del río —estatal, autonómica y locales— “deben comenzar a trabajar de forma conjunta en el Guadalquivir, aplicando el Dictamen de la Comisión Científica”. “Es necesario avanzar en el diseño de medidas coordinadas que, de acuerdo con criterios científicos, recuperen el buen estado del río”, precisan.