La fiscalía pide tres años de prisión para dos ‘mossos’ por revelar secretos

Los dos agentes podrían ser inhabilitados siete años para ejercer cualquier cargo público

Al parecer, uno de los acusados informaba a una red de importación de vehículos fraudulenta

Los abogados defensores piden la absolución de sus representados

Dos agentes de los Mossos d'Esquadra se enfrentan a una petición de tres años de prisión y siete de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público por dos delitos. El ministerio público les acusa de revelación de secretos, ya que supuestamente dieron información de las diligencias de una investigación policial a una red que se dedicaba a importar vehículos y que había defraudado cerca de 200.000 euros a la hacienda pública. La fiscal les culpa, además, de haber omitido su deber de perseguir delitos al no detener a los miembros de la banda que otros compañeros investigaban.

El 25 de noviembre de 2005, uno de los acusados, Antonio M. C., que en ese momento trabajaba en el Grupo de Búsqueda y Documentación (GRD) de los Mossos en Granollers (Vallès Oriental, Barcelona), se encontró a dos compañeros del mismo grupo de la comisaría de Manresa (Bages, Barcelona) que le informaron sobre "una investigación que estaban llevando a cabo", ha explicado el imputado en su declaración en el juzgado de la Audiencia Provincial de Barcelona. Durante esa charla, el acusado les ofreció la colaboración de Nuria L., una informadora que conocía ampliamente el tema y que estaba dentro de la trama.

Los agentes encargados de la investigación contra varias empresas que importaban coches comenzaron a sospechar que el imputado proveía de información a Nuria L. cuando la actividad delictiva del grupo comenzó a disminuir "de forma drástica", ha explicado uno de los policías en su declaración. Una semana después se reunieron con Antonio en su despacho y allí le recordaron que la investigación era secreta. El acusado, por su parte, niega que haya dado información a su amiga y recuerda que fue él quien les ofreció la participación de Nuria L. en las pesquisas como testigo protegida.

El otro imputado, Javier T. G., está acusado de haber conseguido información sobre las diligencias de la investigación ya que trabajaba en la comisaría de Manresa, que dirigía la operación contra la banda. El 22 de marzo de 2006, los Mossos d´Esquadra detuvieron a parte del grupo, incluida Nuria L., aunque "perdieron la pista del jefe de la trama". Al día siguiente de la detención, Antonio M. C. pidió a Javier T. G. que le bajara un café a su informadora por motivos "humanitarios". "Yo conocía a Antonio de encontrarnos un par de veces", ha alegado el acusado, que niega ambas imputaciones.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Un recorte de 6.000 trabajadores

En cuatro años se han perdido 2.300 empleos en las escuelas e institutos públicos, otros 1.400 en las universidades y casi 2.500 en los hospitales

El ‘no’ al burka, un brindis al sol

Camilo S. Baquero Barcelona

Los 17 municipios que prohibieron el uso del velo integral no han impuesto ni una sola multa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana