Medio Ambiente abonó al regidor en 13 años cerca de 500.000 euros

Otro cargo baltarista dirigía el departamento autonómico cuando se firmó el contrato

Santiago de Compostela 10 JUL 2012 - 05:39 CET

BALTAR BLANCO, AUSENTE. José Manuel Baltar Blanco se ausentó ayer de los actos a los que suele ser habitual por su doble condición de titular de la Diputación y del PP ourensano. Tras conocerse la denuncia en la Fiscalía Anticorrupción sobre supuestas prácticas irregulares de su padre, el sucesor del exbarón no participó en ningún acto público. Ni siquiera acudió a la visita institucional, en la imagen, del presidente de la Xunta y del alcalde de Ourense a las obras del nuevo edificio judicial. / BRAIS LORENZO (EFE)

La Xunta paga desde marzo de 1999 en torno a 3.000 euros mensuales al alcalde de A Peroxa, Manuel Seoane, del PP, por el alquiler de dos pisos —en realidad, un dúplex de 202 metros cuadrados— situado en la céntrica calle del Paseo, la más cara de Ourense. La Administración autonómica destina desde entonces los dos inmuebles a sede provincial de la Consellería de Medio Ambiente. A lo largo de estos 13 años de alquiler, el regidor de A Peroxa ha percibido cerca de medio millón de euros de las arcas de la Xunta de Galicia.

La operación comercial la fraguaron en aquel año dos políticos de la órbita más fiel del exbarón del PP gallego, José Luis Baltar. De una parte, Seoane, alcalde de A Peroxa desde los inicios de la democracia y diputado provincial hasta 2007 y, de otra, su compañero de partido, y delegado provincial de Medio Ambiente, Agustín Prado Verdeal.

Seoane adquirió los dos pisos del número 18 de la exclusiva calle del Paseo a la entidad bancaria que se los alquilaba al Instituto para la Conservación de la Naturaleza (Icona), un ente dependiente del Gobierno central que acababa de disolverse y traspasar sus competencias a las consellerías de Agricultura y Medio Ambiente. El regidor del pequeño municipio ourensano (2.000 habitantes) no tuvo problema en hacer el desembolso ni en encontrar arrendatario. El también baltarista del núcleo duro Agustín Prado Verdeal consideró idóneos los inmuebles (unidos por una escalera interior) para las oficinas de la delegación que presidía, la de Medio Ambiente, una de las dos consellerías que absorbieron las competencias que hasta entonces tenía el Icona. Y la Xunta pagó desde entonces el alquiler al regidor de A Peroxa.

La compra que realizó el regidor de A Peroxa de los dos céntricos inmuebles coincidió con la arribada a la vida política del hijo mayor del exbarón del PP gallego. Recién licenciado en Derecho, José Manuel Baltar Blanco —hoy presidente del PP provincial y de la Diputación de Ourense, cargos en los que sucede a su padre— irrumpió en la actividad política desde arriba, como delegado provincial de la Consellería de Medio Rural, la otra secuela del Icona en Galicia.

Apenas finalizada, brillantemente, su carrera de Derecho, el joven Baltar carecía de experiencia política y profesional, pero su padre ya era entonces presidente de la institución provincial y del PP de Ourense. Al frente del partido, el exbarón sucedía a su eterno rival, el entonces conselleiro de Agricultura Tomás Pérez Vidal, que acabó aceptando el nombramiento del vástago de su oponente interno al frente de su gabinete en la provincia de Ourense.

El vínculo entre arrendador y arrendatario de los dos pisos que la Xunta tiene alquilados al alcalde baltarista va más allá. Prado Verdeal, maestro de profesión, es el principal acreedor, por 800.000 euros, de las acciones del Club Deportivo Ourense, la sociedad anónima que Baltar padre compró también en esa misma época —por 120 millones de pesetas del año 1998— al grupo Zeta y que dejó en bancarrota. El alcalde de A Peroxa y propietario del inmueble que ocupan las oficinas de Medio Ambiente es el actual presidente de la sociedad deportiva. Pese a las continuas subvenciones, de hasta 2,5 millones de euros, que Baltar concedía desde la Diputación que presidía al club del que era dueño, la sociedad declaró la quiebra técnica.

Unidos por el fútbol

El propietario de los inmuebles que ocupa la Consellería de Medio Ambiente en Ourense compatibiliza su gestión institucional al frente del Ayuntamiento de A Peroxa con la presidencia del Club Deportivo Ourense, la sociedad anónima tocada de muerte por una nefasta gestión económica, según consta en el informe de la auditoría realizada por orden judicial. José Luis Baltar se deshizo de la sociedad cuando el club entró en quiebra técnica.

En cuanto las cosas empezaron a ir mal, Baltar traspasó las acciones, por 800.000 euros, a uno de sus hombres de confianza, Agustín Prado Verdeal. Las acciones “no tenían ningún valor, de lo contrario no se las habría regalado, que yo no soy tonto", aseguró hace un año el todavía presidente de la institución provincial a los portavoces de la oposición en la Diputación durante una comisión informativa. Baltar justificaba así una investigación de Hacienda sobre el patrimonio de Prado Verdeal —el fisco le reclama que justifique el origen de esos bienes— que lo señalaba también a él. La investigación aún está en curso.

Los 800.000 euros que el Ourense le debe a Verdeal fueron “donados” por empresarios y alcaldes ourensanos a José Luis Baltar cuando este era presidente de la Diputación y dueño de la sociedad deportiva. El exbarón recogió el dinero que aportaban “voluntariamente” las personas de su entorno y lo puso a su nombre para entregarlo a continuación al club. Esa fue la explicación que él mismo ofreció en comisión informativa, en noviembre de 2010, a los portavoces de PSdeG y BNG en la Diputación. Hace unos días, Seoane anunció su decisión de abandonar la presidencia del club.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

ThyssenKrupp desarrolla el primer ascensor sin cables

El sistema permite a varios elevadores usar el mismo hueco y desplazarse en horizontal

Francisco inicia su viaje a Turquía bajo la amenaza del Estado Islámico

La visita del Papa a Ankara y Estambul pasa casi desapercibida en un país donde el 97% de sus 76 millones de habitantes es musulmán

Mas avisa que Cataluña no pagará la deuda si Rajoy no negocia su plan

El presidente catalán se abre a negociar con ERC una alternativa a la lista única soberanista

¿Volverían a votar los ciudadanos a un alcalde corrupto?

Pese al cambio en los últimos años, muchos ciudadanos aún toleran las corruptelas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana