Detectado un brote de legionela con 12 afectados en Móstoles

La Consejería de Sanidad estudia otros 13 posibles contagios por esta bacteria

Marisquería Moreno II en Móstoles donde enfermaron doce personas por Legionella. / Uly Martín

Al menos 12 personas han resultado contagiadas por legionela en un brote que podría tener su origen en un restaurante de Móstoles, según ha confirmado esta tarde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Hay 13 casos más que están en estudio por ser sospechosos a causa de compartir los síntomas que provoca esta bacteria. Los 12 casos confirmados han dado positivo en la analítica de orina.

El Servicio de Epidemiología ha realizado encuestas epidemiológicas a los afectados para conocer los lugares que han frecuentado en las últimas tres semanas. La característica que los une es que todos pasaron en algún momento por un restaurante situado en un polígono industrial de la localidad de Móstoles.

La notificación de la existencia del brote se recibió el 27 de junio pasado, según reconoce la Consejería de Sanidad, que no ha facilitado un comunicado hasta la llamada de este diario esta misma tarde. El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha hablado esta mañana, a preguntas de los periodistas, sobre el estado de los cinco pacientes madrileños con legionela que al parecer se contagiaron en el hotel de Calp donde se ha descubierto otro brote. "Están evolucionando bien", ha asegurado. Esta mañana no ha mencionado que en Madrid existía otro brote que podría afectar a más de 25 personas. 

Los afectados son 18 hombres y 7 mujeres con edades comprendidas entre los 35 y los 87 años. El primer caso inició sintomatología el 12 de junio y el último 29 de junio. De los 25 casos, 24 están ingresados. De ellos, tres en el Hospital Príncipe de Asturias, 13 en el Hospital de Móstoles, cuatro en el Hospital Rey Juan Carlos, uno en la Fundación Jiménez Díaz, uno en la Fundación Hospital Alcorcón y dos en el hospital Universitario Quirón.

El cuadro clínico predominante es una neumonía cuya evolución es variable en función de los factores de riesgo ya existentes en los pacientes, informa Sanidad. Además, el 27 de junio, y para evitar posibles nuevos contagios, se precintaron los elementos de riesgo identificados en el restaurante de Móstoles, añade en el comunicado. Se trata de un sistema de refrigeración evaporativa y dos fuentes, y se han tomado las muestras oportunas que han sido remitidas al Laboratorio de Salud Pública. También se está inspeccionando toda la zona de los alrededores del restaurante, donde los inspectores han realizado 19 controles, detalla Sanidad. En 14 casos han tomado muestras que se han remitido al Laboratorio de Salud Pública.

Sanidad proseguirá realizando las investigaciones e inspecciones oportunas, aunque advierte, que probablemente se detectarán más casos en el transcurso de la investigación.

La legionelosis es una enfermedad de declaración obligatoria y suele presentarse como infección pulmonar o con fiebre de pontiac. La evolución suele ser favorable, aunque en algunos casos puede cursar de forma grave. El origen de esta enfermedad se encuentra en la bacteria Legionella pneumophila. No se contagia de persona a persona. La bacteria coloniza torres de refrigeración u otros mecanismos que contengan agua a temperaturas templadas, lo que favorece que se multipliquen. El contagio se produce al inhalar los aerosoles (gotas diminutas) que transportan los microorganismos.

Madrid sufrió entre octubre y noviembre de 2010 uno de los peores brotes de legionelosis vividos en España. Se produjeron 47 contagios. Los inspectores de Sanidad peinaron durante días los distritos de Centro y de Retiro en busca del foco de la infección. Los afectados tenían en común que vivían, trabajaban o habían pasado por una de esas zonas. El 27 de noviembre de 2010 Sanidad dio por cerrado el brote y no volvió a ofrecer ninguna información, pese a que posteriormente se produjo una víctima mortal más. En total, murieron seis personas. 

Un documento elaborado por la Dirección General de Ordenación e Inspección, al que tuvo acceso EL PAÍS, reveló que el episodio madrileño fue tres veces más mortal que la media de todos los ocurridos en España en la década 1999-2009. Su letalidad fue del 12,6%, mientras que la media de los 501 brotes de legionelosis contabilizados en España fue del 4,1% (138 fallecimientos). Entre 2006 y 2008 solo se notificaron dos brotes con 10 o más casos, según un informe del Centro Nacional de Epidemiología de noviembre de 2010.

El restaurante Marisquería Moreno II, el único punto en el que coincidieron todos los afectados según la investigación de la Consejería de Sanidad, está hoy abierto y atendiendo al público. "Los inspectores han hecho las oportunas comprobaciones y hoy estamos trabajando como un día normal", ha afirmado a EL PAÍS el propietario, José Luis Moreno. "Aquí no hay torres de refrigeración", ha añadido. Moreno no ha querido precisar cuál se sospecha que es el foco del contagio ni si Sanidad le ha obligado a precintar alguna de sus instalaciones.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana