Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.800 kilómetros pedaleando con las manos

Un ciclista discapacitado viaja de la capital española a Londres para promocionar Madrid 2020

Perico delgado prueba la bici de Diego Ballesteros. Ampliar foto
Perico delgado prueba la bici de Diego Ballesteros.

La final de la Eurocopa de 2008 le pilló en Irán, en una de las 99 etapas en las que recorrió los 12.822 kilómetros que separan Zaragoza (entonces, capital de la Exposición Universal) y Pekín (sede de los Juegos Olímpicos). La final del Mundial de 2010 la vio en un hospital estadounidense, recién operado. “No me levanté con los goles porque no podía”, ha explicado hoy Diego Ballesteros. Un conductor le atropelló en el Estado de Kansas cuando disputaba la Race Across America, una durísima carrera ciclista de relevos que cruza Estados Unidos de costa a costa. “Se despistó buscando algo en la guantera… sufrí una lesión medular que me paralizó del pecho a los pies, y mi vida cambió drásticamente… pero bueno”.

Mañana, tres días después de la final de la Eurocopa y de la tercera victoria consecutiva de la selección española de fútbol, Ballesteros emprende un nuevo viaje en bicicleta, pedaleando en este caso con los brazos. Bautizado como Un sueño olímpico, el reto consiste en llegar a Londres días antes del inicio de los Juegos para promocionar veladamente la candidatura de Madrid a organizar la cita de 2020. “Sólo se consigue lo que se intenta. Gestas como ésta son las que mejor representan el compromiso de los ciudadanos con el deporte”, ha asegurado el vicealcalde de la capital, Miguel Ángel Villanueva (PP), en la presentación esta mañana del proyecto.

Ballesteros saldrá mañana a las 9.15 de la cuesta de Moyano, junto al parque del Retiro, “una salida neutralizada” a la que acudirá la alcaldesa, Ana Botella. Partirá realmente a las 10.30, arropado por, entre otros, el exciclista profesional Pedro Delgado. “Voy a atacarte”, le retaba esta mañana en el acto celebrado en el Palacio de Cibeles. El objetivo de Ballesteros es recorrer los 1.800 kilómetros que separan la capital de Londres en 26 etapas. “A ver si de una vez nos conceden los Juegos”, ha afirmado risueño. No podrá, eso sí, promocionar la candidatura de Madrid 2020, porque las reglas del Comité Olímpico Internacional prohíben hacer publicidad en el extranjero hasta 2013.

Ballesteros no hará este viaje solo. Le acompañará su equipo: Eneko Etxebarrieta, un maestro vitoriano que, entre otras aventuras, ha dado la vuelta al mundo en bicicleta a lo largo de cuatro años, y se ha pasado otros tantos recorriendo Suramérica en tándem con su mujer; Merce Miranda, responsable de logística; y Alba Ribes, fisioterapeuta. “Todo el esfuerzo lo hago con los bíceps y deltoides, así que la necesito para recuperar los músculos”, ha explicado Ballesteros.

Le acompañarán además Pedro Delgado en la salida y el también exciclista profesional Miguel Induráin en una de las etapas cerca de Navarra. Y le acompañará, en Pau (Francia), el equipo Movistar, que participa en el Tour de Francia y el 17 de julio aprovechará su día de descanso para arropar a Ballesteros. “Diego, eres mi héroe”, le ha espetado cariñosamente Delgado durante el acto celebrado esta mañana. “Los que somos héroes públicos nos arrugamos ante determinadas circunstancias, pero seguimos porque los patrocinadores nos pagan una pasta. Pero el héroe anónimo corre por placer, y ante un mal trago sigue adelante a pesar de que podría volverse a casa y nadie le señalaría con el dedo”, ha añadido Delgado.

“Seguimos adelante por el cariño de la gente, eso es lo que me empuja”, le ha respondido Ballesteros. El miércoles recorrerá 52 kilómetros entre Madrid y Miraflores de la Sierra; el jueves, 54 kilómetros hasta Pedraza; el viernes, 77 hasta Aranda de Duero; el sábado, 50 hasta Lerma; el domingo, 41 hasta Burgos; el lunes, 65 hasta Pancorbo; el martes, 52 hasta Vitoria; el miércoles descansará; el jueves recorrerá 77 kilómetros hasta Irurtzun; y así, día a día, hasta llegar a Londres a final de mes. Lo hará en una bicicleta adaptada (handbike) diseñada por la empresa bilbaína Quickie, y con el patrocinio, entre otros de la compañía Agua de Barbastro Energía.

Más información