La huelga de correos retiene un millón de envíos en Vigo

El cierre de la oficina central se está convirtiendo en un serio problema para las empresas, sobre todo las de la zona portuaria

La huelga de una unidad de correos de Vigo —la que se ocupa de la oficina central—, se está convirtiendo en un serio problema para las empresas, en especial las de la zona portuaria. La protesta, que comenzó el 4 de junio en forma de paros parciales y se recrudeció desde el 22 de junio, acumula, según los convocantes, un millón de envíos sin entregar.

El conflicto que enfrenta a los carteros con la dirección gira alrededor de 13 despidos, que la empresa niega, y que desde ayer se aderezan con 14 expedientes disciplinarios abiertos por la dirección contra los huelguistas. Estos no ceden y barajan la posibilidad de extender el paro a toda la ciudad mientras denuncian la “falta de diálogo”, de la empresa pública. La propia Confederación de Empresarios de Pontevedra alertó ayer de que “la situación se está volviendo insostenible tras un mes de retrasos, en un entorno ya de por sí delicado, dada la desconfianza generada por la crisis”.

Desde el comité, Antonio García aseguró ayer que por muchas sanciones que reciba, la plantilla no va a abandonar la protesta “hasta que se dé marcha atrás en la decisión de eliminar 14 puestos de trabajo”. Adelantó que la huelga podría extenderse a todo Vigo desde el lunes próximo a media jornada, incluido el personal de atención al público.

Por su parte, Correos asegura que se ha limitado a reorganizar el trabajo para “adaptar los recursos disponibles al volumen de envíos de esa unidad, que ha descendido un 33%”. La empresa afirma que la estabilidad laboral “no está afectada, puesto que los cuatro carteros en los que repercuten los cambios siguen en dicha unidad”.

“Animamos a todas las personas afectadas a que presenten reclamaciones para exigir un servicio de calidad”, recomendó García. El colectivo se muestra dispuesto a negociar y asumir la pérdida de cuatro puestos, “pero no de 13, como quiere la dirección, porque esto supondría asumir el doble de carga de trabajo, lo que llevaría a incumplir la Ley Postal”.

Mientras los envíos se acumulan, las empresas se han visto forzadas a pensar en alternativas contratando servicios de mensajería. La patronal advierte de que si continúa el conflicto, lo que se conseguirá es “mermar la actividad de correos, que supondrá a la postre una reducción de plantilla”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La Diputación distingue al Museo Guggenheim

EP

La Federación de Fútbol y la Orquesta de Acordeones también recibirán el título honorífico

800 estudiantes desentrañan la ciudad con sus móviles

Alumnado de una 16 de institutos recorre Valencia resolviendo enigmas y retos de geolocalización

Barberá se burla desde el balcón de las protestas de la Intifalla

La alcaldesa de Valencia desaira al colectivo que protesta en las fiestas falleras bajo el balcón del Ayuntamiento

EL PAÍS RECOMIENDA

LA CUARTA PÁGINA

Por qué nos fuimos del CSIC (y por qué volveríamos)

Tres exinvestigadores de la institución denuncian que es incapaz de adaptarse

China quiere las tripas y los despojos del cerdo español

Ana Carbajosa Cártama

Las empresas de porcino despuntan con la venta de estómago o intestinos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana