Justicia retira la merienda a los presos de Cataluña para ahorrar

La Generalitat duplica el precio de los menús a los funcionarios

Los presos de las cárceles catalanas se han quedado sin merienda. Desde este martes, los funcionarios sirven alimentos tres veces al día: para la comida, el desayuno y la cena. La Generalitat ha aplicado la tijera en el gasto en comida de las prisiones después de “renegociar” los acuerdos con las empresas de cátering, según una nota interna dirigida a todos los centros penitenciarios de Cataluña. La merienda se seguirá sirviendo en el centro de jóvenes.

Apremiado por el Departamento de Economía para “conseguir un ajuste presupuestario”, el de Justicia ha ha aprobado cinco medidas que, según el director general de Servicios Penitenciarios, “no afectan a la calidad ni a la cantidad de los racionados”. Además de suprimir la merienda, Justicia ha eliminado de tres a dos las comidas extraordinarias —que ahora se harán solo en Navidad y en fin de año- y ha reducido al 2% las reservas de alimento en las cárceles.

Las otras dos medidas afectan a los funcionarios, que desde septiembre deberán pagar casi el doble por el menú de la cárcel: seis euros en vez de los 3,19 que pagaban hasta ahora. Los horarios de la cafetería también se han unificado y reducido: estarán abiertos de 9 a 19 horas y, los fines de semana, hasta las 17 horas. El conjunto de medidas supondrá un ahorro de dos millones, según las previsiones de Justicia.

Para el responsable de Prisiones de UGT, Xavier Martínez, la supresión de esos derechos “afectarán a la seguridad de los centros”. “Si el interno ve que de un día para otro le quitan la merienda, lo verá como una afrenta. Esto va a provocar más tensión”, dijo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactor de tribunales El País. Barcelona

Últimas noticias

Ver todo el día

Semana fatal para Madonna y el juez Rafecas

Los corresponsales internacionales ponen la calificación

Marihuana, bodas gay... EE.UU., ¿un país progresista?

Debate entre corresponsales y columnistas sobre un artículo de El País

Capitanich en Argentina: de bombero a quemado

Un profesor de Georgetown, la corresponsal de La Nación y dos colegas más repasan la crisis política

EL PAÍS RECOMIENDA

El gas inflama el conflicto ucranio

Pilar Bonet Donetsk

El impago del suministro y el control técnico de los gasoductos, claves

El Estado Islámico se lanza contra la memoria de la humanidad

Limpieza étnica y destrucción de patrimonio cultural han ido de la mano en Irak, Siria, Afganistán o los Balcanes

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana