Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los submarinistas buscan el cuerpo del piloto que se estrelló en Forata

Los fuegos de Cortes de Pallás y Andilla han quemado 48.583 hectáreas, según Gobernación

Las llamas se reproducen en varios puntos en Andilla pero el perímetro ya está acotado

1.800 personas trabajan para combatir los siniestros auxiliadas por 43 medios aéreos

FOTOGALERÍA
Un brigadista trabaja para acotar el perímetro del incendio de Cortes de Pallás.

Una unidad de submarinistas busca el cuerpo del piloto que a primera hora de la tarde se ha estrellado en el embalse de Forata (Valencia) mientras trabajaba en la extinción de uno de los incendios del interior de la provincia de Valencia. La Delegación del Gobierno en Aragón confirmó a las agencias Efe y Europa Press el fallecimiento del tripulante una hora después del siniestro. Sin embargo, a última hora de la tarde, el Ministerio de Medio Ambiente solo confirmaba que el helicóptero se había estrellado y que los submarinistas intentaban hallar el cuerpo del piloto.

ampliar foto
Localidades afectadas por los incendios 

La búsqueda se suspendió a última hora por falta de luz y se reanudará este martes al alba. Los buceadores del Cuerpo Municipal de Bomberos de Valencia y equipos GEO de la Guardia Civil se han trasladado hasta el lugar para rastrear el pantano de Forata. Este martes se incorporará una unidad de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a esta tarea coordinada por la Guardia Civil.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat valenciana ha dado el aviso del siniestro poco después de las cinco de la tarde. El aparato había caído junto al embalse de Forata (Valencia). El helicóptero pertenecía a la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF), del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, con sede en la localidad zaragozana de Daroca.

Dos negligencias, dos incendios

Los dos incendios que azotan el interior de Valencia son resultado de negligencias. En Cortés de Pallás el fuego saltó de una chispa al instalarse unas placas solares. En Andilla fue una quema de rastrojos en una finca privada. Los responsables han sido puestos a disposición judicial. Las dos personas detenidas como presuntos autores del incendio de Cortes de Pallás fueron puestas en libertad provisional con cargos por un delito de delito forestal por imprudencia. El hombre de 57 años considerado autor del incendio de Andilla ha declarado ante un juzgado de instrucción de Llíria y ha quedado en libertad provisional. Debe comparecer dos veces al mes y ha sido imputado por un delito de incendio forestal por imprudencia grave.

Un segundo helicóptero se accidentó media hora después de conocerse el primer siniestro, esta vez en la zona de la sierra Martés (municipio de Cortes de Pallás). Los dos tripulantes fueron encontrados "conscientes" y trasladados a un centro sanitario. Ambos sufren politraumatismos y uno de ellos ha sido ingresado en el hospital La Fe de Valencia con pronóstico reservado, según fuentes del Centro de Información y Gestión de Urgencias (Cicu).

Los heridos han sido estabilizados en el lugar del accidente. El piloto en peor estado tiene 44 años y su compañero, con pronóstico estable, tiene 36.  

Según fuentes consultadas por Europa Press, los dos helicópteros accidentados pertenecen a las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), de Daroca (Zaragoza). La Asociación de Trabajadores de las Brigadas de Refuerzo contra los Incendios Forestales ha informado de que los medios BRIF que se encuentran en el incendio de la Comunidad Valenciana son una brigada de Tabuyo del Monte (León), una brigada de La Iglesuela (Toledo), dos brigadas de Daroca (Zaragoza) y dos brigadas de Prado de los Esquiladores (Cuenca). En total son ocho helicópteros, seis técnicos, 12 capataces y 84 especialistas.

Mientras, la brisa de levante ha dado una tregua. Los pavorosos incendios que devoran el monte en torno a las localidades de Dos Aguas y Andilla, en el interior de la provincia de Valencia, están acotados. El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, ha cifrado esta tarde en 48.583 el número de hectáreas quemadas en los incendios de Cortes de Pallás y de Andilla, según las primeras estimaciones.

En concreto, en la zona de Cortes de Pallás se han quemado 28.643 hectáreas, de las que 23.602 corresponden a matorral y otras 5.041 a arbolado. Por su parte, en el incendio registrado en Andilla, se han quemado 19.940 hectáreas, de las que 13.293 eran arbolado, y 6.647 matorral. En ambos casos el fuego se desató por negligencias; en Cortes de Pallás por unos trabajos de soldadura, y en Andilla por una quema de rastrojos.

Las llamas brotan en algunos puntos en el incendio de Cortes de Pallás.

El fuego ha carbonizado miles de hectáreas de monte y pinos, pero ya no avanza. Aún faltan días para que los focos se puedan dar definitivamente por controlados, apenas están estabilizados. En Andilla todavía surgen llamas de forma espontánea en diversos puntos.

El cambio de dirección del viento y una notable caída de las temperaturas alivia la situación. Unos 300 vecinos desalojados el sábado de viviendas dispersas de las localidades de Teresa, Bejís o Sacanyet pudieron volver a sus hogares.

Serafín Castellano, consejero de Gobernación, ha asegurado que el incendio de Cortes de Pallás se encuentra "estabilizado y sin llamas". Castellano ha añadido que apenas se ha logrado detener el fuego en la Cova Santa y que el espacio natural de la Sierra Calderona está fuera de peligro.

Luis Rubio, diputado provincial y responsable de bomberos en Castellón, ha explicado que el fuego de Andilla ya no se extiende. "Ya no tenemos fuego en todo el perímetro del incendio, excepto en un sector de cincuenta metros en el término de Jérica, aunque sí existen reproducciones por la sequedad de la masa forestal", ha dicho Rubio, para añadir que "quedan muchos días de trabajo por delante para dar por controlados los focos".

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se ha reunido en el Puesto de Mando Avanzado de Yátova, cerca de Dos Aguas, con el ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y con el ministro de Defensa, Pedro Morenés. Arias Cañete ha asegurado que "el compromiso del Gobierno es iniciar lo antes posible la recuperación, la evaluación de los daños y el análisis del impacto sobre el territorio". "Ahora toca empezar las labores de reconstrucción", ha añadido.

El ministro ha destacado que en ambos incendios la meteorología ha sido la "más adversa que se puede concebir, con un grado de humedad bajísimo y con velocidades de viento que han alcanzado los 70 kilómetros por hora y han hecho muy difícil la extinción".

Un total de 1.800 personas, entre bomberos, militares, policías o voluntarios se afanan por detener la catástrofe auxiliados por 43 medios aéreos. Un total de ocho carreteras comarcales se mantienen cortadas a causa de los incendios. Por lo que se refiere al siniestro de Cortes de Pallás, se han cerrado la CV- 425 y la CV-428 en los tramos que afectan a Macastre, Cortes de Pallás y Dos Aguas. En el caso del incendio de Andilla, se mantienen cortadas la CV-345 entre Villar del Arzobispo e Higueruelas; la CV-341 entre Andilla y Villar del Arzobispo; la CV-342 entre esta localidad y Osset; la CV-245 entre Casinos y Altura, pasando por Alcublas; la CV-25 entre Olocau y Altura, pasando por Gátova; y la CV-343 hacia La Pobleta.

El sector de la Sierra de Martés, a unos diez kilómetros de la Central Nuclear de Cofrentes, permanece sin llamas desde primera hora de la madrugada, por lo que no hay peligro de que el incendio alcance estas instalaciones.

Rubio:  "Quedan días de trabajo por delante para dar por controlados los focos"

La gran nube de ceniza provocada por los incendios de Cortes de Pallás y de Andilla que cubrió el fin de semana una gran parte de la provincia de Valencia ha llegado hasta el aeropuerto de El Prat, en Barcelona.

Casi cuatro centenares de personas han pasado la noche en albergues de la Cruz Roja, entre civiles desalojados y miembros de la Unidad Militar de Emergencias. El domingo se desalojaron viviendas de las localidades de Bejís, Teresa, Sacanyet, Canales, Gátova, Marines Viejo y, la pasada noche, la urbanización El Real de Marines, además de las aldeas de Oset, Artaj y Pardanchinos. "Es preferible pecar por exceso", subrayó el consejero. Los vecinos de Bejís, Teresa y Sacanyet volvían a sus hogares a primera hora del lunes.

El Rey telefoneó el domingo al presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, para interesarse por la evolución de los incendios. También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantuvo una conversación telefónica con Fabra y le transmitió "todo el apoyo del Gobierno" para luchar contra los incendios y su "solidaridad" con las decenas de personas evacuadas.

Las labores de extinción se han visto dificultadas por el "efecto tiro de chimenea" provocado por las montañas, descrito así por el decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo. Según el ingeniero, la montaña "succiona" el aire caliente y lo hace subir a mayor velocidad, como consecuencia de lo cual "se aviva el fuego y se hace más virulento, típico de las zonas de montaña".

El consejero de Gobernación ha explicado que los vientos de Poniente de entre 40 y 60 kilómetros por hora, una humedad relativa inferior al 20% y una temperatura en torno a 40 grados centígrados complicó sobremanera las tareas de extinción que arrancaron el jueves pasado en Cortes de Pallás y el viernes en Andilla. "Las llamas se reavivaban solas", ha explicado Castellano a TVE.

Más de 1.800 personas, entre bomberos, brigadistas, militares de la UME, guardias civiles, policías locales, protección civil y personal sanitario siguen empeñados en el combate contra el fuego. Afortunadamente, después de cuatro largos días, no hay que lamentar ninguna víctima. Las labores se concentran tanto en atajar el fuego como en proteger los núcleos de población.

En Andilla, el fuego afecta en este frente a un total de ocho términos municipales (Andilla, Llíria, Alcublas, Jérica, Altura, Bejís, Teresa y Sacanyet).

En Cortés de Pallás, los municipios afectados por el fuego son Llombai, Catadau, Carlet, Tous, Alborache, Turís, Real, Montroi, Yátova, Macastre, Dos Aguas y Cortes de Pallás.

Cruz Roja ha elevado de 525 a 900 las plazas disponibles para acoger a posibles evacuados en cuatro albergues en Turís, Villar del Arzobispo, Marines y Altura para la población desalojada y para los brigadistas y 900 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Más de 48.000 hectáreas han ardido ya en los dos peores incendios que han asolado los montes valencianos en décadas. Un auténtico desastre ecológico, reconocen, impotentes, los alcaldes afectados.

Pilar Lozano, alcaldesa de Turís (Valencia), sintetizaba el domingo el dolor que sufren los vecinos. "Estamos todos muy afectados, se nos ha quemado la Comunidad Valenciana", Lozano ha señalado que la propia magnitud del incendio lo hace "incontrolable". "Las llamas afectan a tal cantidad de hectáreas que aunque haya muchos efectivos no pueden cubrir todo el perímetro".

Más información