La polémica ‘paellada’ del PP de Valdemoro

Una fiesta del PP local en la piscina municipal provoca la indignación de la oposición

Al ritmo de los goles de Xabi Alonso a Francia, el Partido Popular de Valdemoro celebró el pasado sábado por la noche El Día de la Familia. Un acto, en principio anodino, que ha terminado provocando la indignación de los partidos de la oposición. Los invitados al acto disfrutaron de una jornada memorable, con paellada gigante servida por el alcalde en persona, José Carlos Boza, y su antecesor, hombre fuerte del municipio y exconsejero del Gobierno regional, Francisco Granados, mientras decenas de críos correteaban y saltaban por los castillos de aire hinchados para la ocasión. La victoria de La Roja en los cuartos de final de la Eurocopa, seguida en la piscina local a través de una pantalla gigante, coronó una fiesta que se le ha terminado atragantando al Consistorio.

Con gafas de sol, a la derecha de la imagen, el Alcalde de Valdemoro, José Carlos Boza. Francisco Granados es el segundo por la izquierda.

La génesis de la polémica se encuentra en la revista semanal que el Consistorio -que esta primavera reconoció una deuda de 70 millones de euros con sus proveedores- imprime a todo color. La semana pasada, en la penúltima edición, una entrevista a Boza empezaba con la justificación del alcalde al cierre de la piscina municipal pese a la llegada del verano... Y del bochorno. "Comprendo perfectamente el malestar de los vecinos, porque la piscina es la mejor alternativa de ocio y deporte en verano. La razón del cierre es una avería estructural cuya reparación, además de un elevadísimo coste, nos llevaría todo el verano", asentía el alcalde, que proponía una alternativa. "Sabemos que en la de Valdesanchuela, con ser una magnífica instalación, no se puede disfrutar del baño al aire libre pero hemos optado por mantenerla abierta para que, al menos, los vecinos tengan la oportunidad de darse un chapuzón. Como compensación, esta piscina permanecerá abierta dos horas más que el año pasado. Nada va a suplir el 100% de la piscina de verano, pero con estas medidas hemos intentado que el mal sea menor y, desde ya, estamos trabajando para que el año próximo recupere su actividad habitual", insistía Boza. La decisión del PP local de celebrar un encuentro en el merendero de la piscina municipal, un espacio público reservado con anterioridad -al que en su momento han recurrido la Asociación de Pensionistas, que celebraba una comida anual, el Club Atlético de Valdemor, la Policía Local, el mismo Ayuntamiento para invitar a la Asociación de Víctimas del Terrorismo, el PSOE o sin ir más lejos Izquierda Unida hace dos semanas-, abrió la caja de Pandora en Valdemoro.

La presencia junto al merendero de un camión de la empresa FCC, responsable de la limpieza de la localidad de 70.000 habitantes, alimentó las sospechas "de un posible delito en el que habría incurrido el Gobierno municipal por usar medios públicos" según la portavoz del PSOE, Margarita Peña. La bronca aumentó cuando se conoció que se habían aparcado varios coches en una zona prohibida, o que la paella se hizo en un espacio donde no está permitido hacer fuego y no hay instaladas barbacoas. "Un colectivo de personas del Partido Popular ha realizado recientemente  algunas actividades privadas en dichas instalaciones... ¿Qué ordenanza municipal recoge la posibilidad de autorizar el uso privado de este espacio y bajo qué premisas? ¿Acreditó el colectivo que hizo uso de la mencionada instalación los seguros de responsabilidad civil y los permisos municipales necesarios para cualquier evento de estas características en Valdemoro? ¿Se usó la piscina destinada a niños y niñas de hasta 6 años? Y si así fue, ¿había una persona cualificada, un socorrista, para vigilar ese uso?", se pregunta el portavoz de UPyD, Enrique Morago.

"Se ha montado una polémica exagerada, el Merendero es una instalación anexa a la piscina que está a disposición de los demás partidos y agrupaciones de Valdemoro... ¡Nadie utilizó la piscina!Y en ningún momento se utilizaron los servicios públicos de manera partidista. Ningún camión de FCC fue utilizado para transportar material para el acto y al final del día los asistentes recogieron los restos y dejaron la instalación perfectamente", afirma un portavoz del ayuntamiento, que añade que "es sacar de madre que se haya usado un quemador con una bombona de butano para hacer la paella". "Se realizó en un recinto cerrado y donde había arena", insisten desde el Consistorio.

"Nos parece que el momento elegido para esta celebración ha sido totalmente inapropiado y la ostentación de medios utilizados en ella supone un insulto a los ciudadanos. En un momento en que asistimos a una gran subida de impuestos y tasas en el ámbito local (la nueva tasa de basuras que hemos pagado en el mes de mayo a razón de 90€ por vivienda ya había enfadado a los vecinos) y a una reducción de los servicios (reducción de la frecuencia horaria en los autobuses urbanos, se ha negociado con FCC una reducción del 20% en el canon que se le abonaba y a cambio hay una reducción en el servicio de recogida de basuras, en el mantenimiento de parques y jardines, reducción en las becas y ayudas, etc.) entre los que se encuentra el cierre de la piscina de verano, creemos que los políticos locales debemos dar ejemplo de austeridad y, sobre todo, no utilizar un espacio que se les ha negado a los vecinos", argumentan en el PSOE.

El estado y mantenimiento de la piscina municipal está en el trasfondo de la riña política. “Se supone que existe una fuga que obliga a cerrar las instalaciones, parece que está desde hace unos cuatro años, y también se encuentran cerradas desde hace unos seis meses, por culpa de otra avería, la otra piscina de invierno, ubicada en el Complejo Río Manzanares… Nadie conoce el alcance de la avería de la instalación en cuestión. En el Ayuntamiento no nos informan”, critica Morago. "Hace años que el vaso de la piscina pierde agua y con esta excusa se abrió más tarde en los dos últimos años y se cerró antes, al tiempo que el horario de apertura fue más limitado", lamenta Peña.

"Hay problemas técnicos y no hay recursos", reconoce el portavoz del Consistorio, que dice desconocer los euros necesarios para el arreglo. "Pero dada la situación excepcional se ha decidido abrir, desde este domingo, la piscina infantil y tres mil metros cuadrados de zonas verdes. Será gratuito para quienes tengan el carnet de Deportes y Cultura", termina. "¿La capacidad de la piscina infantil ronda la de 40 personas. Valdemoro tiene una población de unos 69.000 habitantes... ¿Qué van a hacer mientras los padres?", se pregunta Morago.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana