las consecuencias de los recortes

El sindicato cifra en el 68% el paro de médicos y Sanidad lo rebaja al 10%

Los convocantes consideran mayoritario el respaldo a la movilización

Los facultativos y la Comunidad han pactado servicios mínimos en centros de salud y hospitales

Una doctora ante una pancarta sobre la huelga. / Sergio Barrenechea (EFE)

El sindicato Amyts, convocante de la huelga de médicos que empezó este martes en la región, cifra entre un 70% y 65% la participación en los paros en los más de 400 centros de salud madrileños (70% por la mñana y 65% por la tarde). La Consjería de Sanidad rebaja el dato al 9,78% después de considerar que en el turno de mañana había sido del 12,43%. La huelga es de tres horas por turno (8.00 a 11.00 y 15.00 a 18.00) y se prolongará hasta el próximo jueves, para protestar contra los recortes del Gobierno regional. Los convocantes advierten de su intención de continuar con las movilizaciones en caso de que el Gobierno regional siga evitando las negociaciones.

Amyts considera que el seguimiento de la huelga en el turno de tarde "sólo se puede contabilizar en Atención Primaria, ya que el personal de los hospitales termina su jornada a las tres de la tardey a continuación empiezan las guardias", ha explicado a Efe un portavoz sindical. Respecto a la disparidad de cifras, el mismo portavoz señala que "si la Consejería admite un 9,8%, en la práctica está reconociendoun 43%, porque a ello hay que sumar el 35% de servicios mínimos

Pese a los datos de participación de Amyts, hay centros de salud, como el de Martín de Vargas, en Arganzuela, en los que ninguno de los facultativos del turno de mañana ha secundado el paro. "Creo que con una huelga de tres horas no se consigue nada. Ni los pacientes lo notan, puesto que haces el trabajo en el resto del turno", opina una médica de familia del centro de salud Martín de Vargas.

Ella está de servicios mínimos, pero no hubiera parado."Que yo no apoye la huelga no quiere decir que no haya descontento. Lo hay, y mucho. Existe una falta de consideración absoluta hacia el trabajo de los profesionales", explica antes de añadir que "también está la cuestión salarial". "La semana pasada nos preguntaba mucha gente por la huelga, por si les iba a afectar. Las citas se han dado como siempre y al final no se ha notado nada", cuenta una administrativa del mismo centro de salud.

A la concentración frente al hospital de La Paz han acudido medio centenar de médicos. Los paros en el turno de mañana han terminado. A las tres de la tarde empieza el siguiente. En este centro hospitalario también parece un día normal. Eso sí, está lleno de carteles que llaman a la movilización. "Hemos querido que la huelga tuviera un mínimo impacto en los pacientes y en nuestros bolsillos", señala Daniel Bernabeu, del sindicato Amyts.

Los servicios mínimos pactados son los mismos que en la huelga general del 29 de marzo, según ha informado el sindicato. En los hospitales, por ejemplo, los servicios mínimos deben ser inferiores al 35% de la plantilla. Habrá los mismos médicos que en un domingo o un festivo, además de los facultativos que tengan guardia programada para atender las urgencias. Algunos servicios hospitalarios tienen mínimos adicionales, como es el caso de la diálisis, el hospital de día de oncología, el laboratorio, la radioterapia, etcétera.

Los cerca de 20.000 facultativos madrileños están llamados a parar tres horas por turno y a concentrarse frente a sus centros de trabajo a las 10.45 por la mañana y a las 17.45 horas por la tarde. El último día de huelga, el jueves 28, Amyts ha convocado una gran concentración en la explanada del hospital de La Paz. 

Este sindicato, con unos 3.200 afiliados según sus datos, ha convocado la huelga en solitario. El otro sindicato que representa a los médicos, SIME, que está federado en CSIT-UP, no apoya los paros. Tampoco CC OO ni UGT. Estos dos últimos sindicatos suelen criticar a Amyts por negociar en solitario con la Administración al margen de la mesa sectorial de Sanidad, que es donde están todos representados. Según Amyts, los médicos representan el 18% del total de la plantilla de sanitarios de la Comunidad de Madrid, y ellos consiguieron en las últimas elecciones, en 2011, el 14% del total de los votos. 

Los médicos han perdido desde 2008 entre el 25% y el 30% de su poder adquisitivo, ha denunciado Amyts en varias ocasiones. "Para ser médico hace falta estudiar seis años de carrera, superar el examen MIR, pasar cuatro o cinco años de residente con sueldo mileurista y agotadoras jornadas de trabajo, terminar con suerte trabajando con contratos eventuales hasta que a los 35-40 años consigues, si es que hay oposiciones, una plaza fija", se quejó hace unos días su secretario general, Julián Ezquerra.

Una de las medidas previstas por el Gobierno regional que desataron la convocatoria de huelga afectaba a los médicos mayores de 55 años, que desde 1997, cuando aún existía el Insalud, están exentos de hacer guardias. Para compensar la pérdida económica que les supone dejar de hacerlas, se establecieron unos "módulos de actividad compensatoria", básicamente, el trabajo de tarde en consulta. El proyecto presentado en la Asamblea anula unilateralmente aquel acuerdo de 1997.

Tras la convocatoria de huelga, Esperanza Aguirre aseguró públicamente que ningún funcionario vería reducido su sueldo en más de un 3,3%.  "El consejero de Sanidad [Javier Fernández-Lasquetty] tiene instrucciones de que, en ningún caso, la pérdida del nivel adquisitivo pase del 3,3% de los trabajadores". Le puso entonces deberes: tenía que hacer "ajustes" en la redacción del proyecto de ley presentado en la Asamblea de Madrid en lo que respecta a las guardias de los médicos mayores de 55 años. Pese a que los hizo, y sus altos cargos se reunieron con los médicos, no consiguió desactivar la protesta. Amyts considera que la entrada en vigor el 1 de enero del horario de 37,5 horas ya ha supuesto una merma de salario del 3%, por lo que solo se les puede aplicar un 0,3% más. 

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del viernes pasado recoge los servicios mínimos. En los centros de salud que tengan cuatro o más médicos de familia, "se garantizará la presencia de dos médicos de familia y un pediatra por turno". De no haber pediatra en la plantilla, se sustituirá por otro médico de familia. En los centros con menos de cuatro médicos, habrá uno de familia y un pediatra por turno (del mismo modo, si no hay pediatra será un médico de familia).

Para los Servicios de Atención Rural (SAR) y los Equipos de Soporte de Atención Domiciliaria (ESAD), habrá un médico en cada uno. En el caso del Summa 112 la huelga no se notará lo más mínimo, ya que la plantilla se fijará conforme al calendario ya decidido de antemano para cada uno de los días.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana