La crisis, eje del discurso de PNV y Amaiur

Iñigo Urkullu acusa al Gobierno vasco de ocultar la situación económica

La coalición alerta de que el rescate “costará 1.500 euros a cada vasco”

Iñigo Urkullu durante su intervención, en una jornada organizada por su partido, ayer en Bilbao. / MIGUEL TOÑA (EFE)

PNV y Amaiur aprovecharon el sábado político para centrar su mensaje en la preocupación por los derivados de la crisis económica. En el caso de los nacionalistas, con los dardos dirigidos a la actuación del Gobierno que, según dijo Iñigo Urkullu, presidente del EBB, “ha metido a Euskadi en un agujero”. Los abertzales, por su parte, alertaron de que el rescate a la banca española costará 1.500 euros a cada ciudadano del País Vasco y Navarra, en una estimación que compartieron los diputados Rafa Larreina y Jon Iñarritu.

Urkullu aprovechó la oportunidad que le brindaba una jornada organizada por su partido sobre política de salud para mantener la línea crítica con el Gobierno vasco. La descalificación es total porque como señaló el próximo candidato a lehendakari, “no compartimos en absoluto la actitud actual que está hipotecando el futuro de nuestro país”. Para Urkullu, el Ejecutivo de López trata de “ocultar” la realidad de la grave situación económica. Y para ello, aportó dato, que calificó de “irrefutables”: la caída de afiliados a la Seguridad Social en 33.000 personas en los últimos tres años o el incremento del paro en 42.000 residentes, que supone un incremento del 35%. A su juicio, añadió Urkullu, todo se reduce a una política de “llevar el endeudamiento y el déficit al máximo”.

En relación con el eje de la jornada, Urkullu se mostró convencido en su análisis ante los medios informativos que “el servicio público de salud es hoy peor que hace tres años”, en base, reconoció, a los que dicen “muchos usuarios y profesionales del sector”. En base a este repaso crítico, el presidente del EBB anunció su propósito de anhelar una Euskadi “en primera velocidad, una Euskadi sin segunda clase. Queremos la Euskadi de primera velocidad para todos”, aseguró.

Desde la coalición independentista Amaiur, se asiste al “secretismo, el oscurantismo y la mentira" de los sucesivos gobiernos españoles por ocultar a la ciudadanía la información real de la economía. En el encuentro ante los medios informativos, Larreina (EA) e Iñarritu (Aralar) entienden que los vascos no tienen por qué sufrir la especulación de las entidades financieras españolas ni la mala gestión del PP y PSOE, ni los recortes en materia social y laboral. En un detalle práctico, Larreina explicó que Euskadi, a través del Cupo, tendrá que hacerse cargo del 6,24 % de la deuda pública derivada de la ayuda europea a la banca y Navarra del 1%. Eso supone, según las estimaciones presentadas por Amaiur, que a cada ciudadano de Euskadi y de Navarra le corresponden 1.500 euros por esa deuda, cantidad a la que se sumarían otros 300 euros anuales en concepto de intereses.

Este análisis crítico permitió a los representantes de Amaiur poner sobre la mesa el discurso político para afirmar así que “confirma la necesidad de ejercer la soberanía” para que los vascos no deban hacerse cargo de las “malas gestiones y de las políticas especulativas. Se debe reconocer el derecho de la sociedad vasca a decidir su propio futuro y la soberanía que cede a la Unión Europea, pero directamente”, dijo Larreina.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un grupo disidente de Sortu alentará actos violentos

Operativo en Bizkaia, donde ha calcinado ocho autobuses, fue criticado por ETA

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana