En busca de la credibilidad perdida

Mas despliega su potencial en EE UU para situar Cataluña al margen de los problemas de España

Denuncia en la CNN la “enorme carga” del déficit fiscal

Artur Mas, el viernes en Nueva York atendiendo a la prensa. / JORDI BEDMAR

Con las líneas de crédito cerradas a cal y canto, sin noticias de los hispabonos que deben oxigenar las finanzas catalanas y con la deuda de la Generalitat a nivel de bono basura, Artur Mas buscó ayer en Estados Unidos proyectar una visión de Cataluña alejada de la pésima imagen que arrastra España, y que, de paso, le facilite el acceso al crédito. Ante empresarios de Nueva York y en una entrevista relámpago en la CNN, Mas quiso propagar la idea de que Cataluña no es un “ejemplo positivo” de contención del déficit y que otro gallo cantaría de eliminarse el déficit fiscal que pesa sobre esta comunidad.

Mas es consciente de que las escasas noticias que llegan a Estados Unidos acerca de las regiones españolas se refieren a unas comunidades autónomas manirrotas que han desbocado el déficit público. Por eso llevaba bien preparada la respuesta en la entrevista que concedió anoche a la CNN. “No es verdad que las comunidades autónomas sean las responsables de la deuda española, ya que la deuda regional en España solo representa el 30% del total”, recordó. Al mismo tiempo, reconoció que “Cataluña está atravesando tìempos difíciles”, pero se mostró confiado en que “superará la situación”.

Mas hizo hincapié en que en el sur de Europa “hay regiones y territorios que lo están haciendo bastante bien, y Cataluña es uno de estos ejemplos positivos”. En apenas cinco minutos de entrevista, el presidente no tuvo tiempo de defender las bondades del pacto fiscal que reclama su Gobierno, pero sí pudo recordar que entre el dinero que Cataluña envía a Madrid cada año y el que recibe de vuelta “hay una diferencia cercana a los 20.000 millones de dólares, el equivalente al 8% o el 9% del PIB catalán”. “Eso es una carga enorme” concluyó.

Mas no es el único miembro del Gobierno que está intentando hacer calar este mensaje fuera de las fronteras catalanas. Esta semana el secretario del Ejecutivo catalán, Germà Gordó, ha viajado a Bruselas, donde se ha reunido con la comunidad catalana y con representantes de diversos organismos comunitarios. La Generalitat no ha querido facilitar la lista de interlocutores de Gordó en Bruselas, pero fuentes conocedoras de estos encuentros han explicado que entre los objetivos del secretario del Gobierno estaba dejar claro que “Cataluña no es Bankia”, o lo que es lo mismo: que los problemas económicos de Cataluña no lastran la economía española como sí lo están haciendo algunos bancos, y que se puede confiar en los planes de austeridad de la Generalitat.

Mientras no se recogen los frutos de esta campaña, lo que intentó Mas ayer en Estados Unidos fue ir preparando el terreno por si finalmente el magnate Sheldon Adelson apuesta por Cataluña para instalar el macrocomplejo de casinos y ocio Eurovegas. El presidente de la Generalitat, que ha lanzado todo tipo de guiños a la comunidad judía estadounidense, de la que Adelson es un activo miembro, aseguró que Eurovegas convertiría Cataluña en el “gran polo turístico” de Europa.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de El País. Sección política.

IMPRESCINDIBLES

Herrera: “No iré a votar el 9-N. La propuesta de Mas no es honesta”

Àngels Piñol Barcelona

El líder ecosocialista pide una movilización el día de la consulta alternativa por el derecho a decidir

Marta Ferrusola, el poder en casa de los Pujol

Àngels Piñol Barcelona

La mujer de Pujol fue modelo perfecto del nacionalismo conservador. Ahora su imagen ha saltado en mil pedazos

La anfitriona de Junqueras: “Se escurre como una anguila”

Eugenia Parejo intercambió mensajes con el líder de ERC durante la emisión del programa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana