Abanicos exquisitos

El Museo Nacional González Martí de Valencia exhibe 58 piezas de 'art noveau' y 'art decó'

Uno de los abanicos de la exposición.

El Museo de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí de Valencia exhibe la exposición Miradas a través de los abanicos de entreguerras. El diseño Art Noveau y Art Decó, que evoca la exquisitez y los gustos de la época plasmados en una serie de piezas que se exhiben por primera vez la público.

La muestra, que se podrá contemplar hasta el próximo 14 de octubre, reúne un total de 59 creaciones, todas ellas procedentes de los fondos de indumentaria del González Martí, en concreto de la Colección Mediterranée. El grueso de la exposición está integrado por un conjunto de 47 países de abanicos --la hoja sin el varillaje-- originales y de autores anónimos datados entre 1900 y 1930.

Varias de ellas llevan una serie de números y marcas estampados en tinta que permiten concluir que se trata de modelos originales usados por los viajantes comerciales de las fábricas de abanicos para venderlos. También presentan algunos un sello de tinta con caracteres japoneses que, traducidos, revelan la fecha de 1923 y la Asociación de Importadores y Exportadores de Abanicos de Kyoto, ciudad con amplia tradición en la realización de abanicos japoneses.

Además, los espectadores pueden ver también una docena de abanicos de gran variedad tipológica e iconográfica, fechados entre finales del siglo XIX y principios del XX.

La exposición se ha estructurado en ejes temáticos, que van desde los trabajos de estilo Art Noveau --que ponen de relieve la influencia oriental y la de pintores como Degas, Gauguin o Pissarro-- hasta los más folclóricos y taurinos, donde no faltan todos los clichés de una España de sevillanas y toros.

Exotismo

El recorrido también incluye paradas en los abanicos impregnados por el exotismo colorista que se desarrolló en Europa a raíz de la llegada a París de los Ballets Rusos de Sergéi Diaghilev; los trabajos de gusto Art Déco entre 1914 y 1930; los diseños inspirados en la flora y la fauna; los trabajos conmemorativos, que recuerdan eventos como las exposiciones universales de Barcelona y Sevilla de 1929, la temática infantil y caricaturesca y los motivos revival o mitológicos, ha explicado Rodrigo.

Tanto el director del González Martí como la comisaria de la muestra han expresado su confianza en que el público vuelva a responder con su asistencia a esta propuesta, como ya hizo en las exposiciones anteriores que el centro ha dedicado a los abanicos.

De hecho, Jaume Coll ha comentado que el catálogo que se publicó con ocasión de la exhibición de la colección de estos fondos ha vendido dos ediciones de 1.000 ejemplares cada una.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana