El ‘nuevo’ PSC ya no gatea

Hace seis meses los socialistas catalanes empezaron una nueva etapa. En este tiempo, el partido ha mantenido un papel discreto y sigue sin remontar en las encuestas

Parece que el PSC quiere ser otro partido y que está por romper con sus formas de hacer política del pasado, aunque eso implique matar a los padres. “Hemos de emanciparnos”, proclamó el número tres, Antonio Balmón, en una reciente ejecutiva. “El PSC ha de estar más cerca de la gente que de su pasado”, dijo el secretario de organización, Dani Fernández, en esa misma reunión. Y ayer Pere Navarro formuló una propuesta insólita. Voluntad no le falta a la dirección y todo apunta a que el nuevoPSC está empezando a caminar y ya no gatea.

Hace ahora seis meses que nació ese nuevo partido y la dirección surgida de aquel congreso destacó que empezaba una nueva etapa, como toca decir en esos casos. Pese a las promesas, Pere Navarro pareció entonces una versión renovada del antiguo aparato que le encumbró al liderazgo, con ese semblante de seminarista que hacía de él un desconocido en la sociedad catalana y en las encuestas. Una versión moderna de José Montilla, con catalán más fluido, pero heredero y rehén, en definitiva, de aquel PSC que conquistó todo el poder y que todo lo perdió.

Si Alfredo Pérez Rubalcaba decapitó a cualquier chaconista de la dirección y a las 24 horas del congreso de Sevilla cambió las caras visibles en el Congreso de los Diputados, Navarro integró en la ejecutiva a Joan Ignasi Elena, que le disputó el liderazgo y obtuvo el 25% de los votos de los delegados. Y lo más significativo: confirmó a Joaquim Nadal como presidente del grupo parlamentario y a Miquel Iceta como portavoz.

Navarro se ha prodigado dándose a conocer, mientras el partido tenía un papel más que discreto en la política catalana y seguía sin remontar en las encuestas

En este tiempo, Navarro se ha prodigado dándose a conocer, mientras el partido tenía un papel más que discreto en la política catalana y seguía sin remontar en las encuestas. El último episodio fue el pleno extraordinario sobre los recortes propuesto por los socialistas, que pasó sin pena que gloria. Nada hacía presagiar que la reclamada renovación socialista fuera más allá de un cambio de caras.

Pero el pasado día 7, tras un tenso debate en el grupo parlamentario, se impuso la idea de que el PSC apoyaría la creación de una comisión de investigación sobre el uso del dinero público que han hecho los bancos y las cajas de ahorro, aunque eso supusiera la comparecencia del tótem socialista Narcís Serra, expresidente de Catalunya Caixa. Y ayer fue Pere Navarro quien anunció, tras otra agitada reunión en el grupo parlamentario, que el PSC quiere investigar los escándalos en la sanidad catalana para depurar responsabilidades, mal que le pese a Marina Geli, exconsejera de Salud.

Puede pensarse que no son más que dos gestos y que las comisiones parlamentarias sirven de poco, pero conviene recordar que, por ejemplo, el antiguo PSC vetó que se investigaran los informes inútiles del tripartito y zanjó en falso en 2003 la comisión que cuestionaba a David Madí, secretario general de la Comunicación de la Generalitat, por elaborar encuestas falsas. Por no hablar de la nula colaboración de los socialistas en el poder con la investigación de la fiscalía tras el 3% que denunció Pasqual Maragall sobre las supuestas comisiones de CiU.

Queda por ver si ahora el PSC va en serio y no se repiten aquellas componendas.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

IMPRESCINDIBLES

La Generalitat sostiene ahora que el claustro de Palamós es falso

El informe de 800 páginas elaborado por Eduard Carbonell basa sus conclusiones en la regularidad y el análisis de la piedra

‘Made in Catalonia’

Lluís Pellicer Barcelona

Empresas como Moritz, Parlem, Petrolis Independents o Bon Preu incorporan la marca Catalunya en su imagen comercial

Diez días que sacudieron a la Fiscalía

Jesús García Barcelona

La querella contra Mas por el 9-N ha provocado un cisma sin precedentes entre Torres-Dulce y los fiscales catalanes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana