El PP reprocha a Mas que su discurso asusta a los inversores

Sánchez-Camacho deplora la agenda soberanista de CiU

El ministro del Interior, ayer, en el congreso de Barcelona / V. PUJOL (EFE)

 El Partido Popular ha celebrado este fin de semana de un plumazo los cuatro congresos provinciales —hoy le toca el turno a Girona— con una consigna: criticar la agenda soberanista del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en un momento de una feroz crisis económica que está cuestionando la unidad europea. Jorge Fernández Díaz, ministro de Interior, abrió el congreso de Barcelona afirmando que no es momento de “independencias” y Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán, lo cerró advirtiendo de que la hoja de ruta de Mas daña la exportación y asusta a los inversores extranjeros. No solo aludía a Eurovegas: también a otra posible llegada de capital para nuevas industrias y tecnologías.

Ante un millar de compromisarios, la popular invitó a los nacionalistas a dejar de hablar de “independencia” o de “Estado propio” porque eso espanta a los inversores cuando ellos y la exportación son, a su juicio, la salida a la crisis. Y recurrió a un argumento que en su día molestó enormemente a CiU: que en Cataluña hay 600.000 parados —“más de los que dejó el expresidente José Montilla”— y 1,2 millones de pensionistas que cobran “gracias” al Gobierno de España. Tras reprochar el “discurso victimista” de CiU, su socio potencial, Sánchez-Camacho acusó al Gobierno de Mas de falta de actividad por no presentar proyectos de ley salvo el de la ley ómnibus y no encarar la agenda reformista: “Básicamente, su portavoz tras las reuniones de los martes, se dedica a criticar a España, al PP y a la oposición”. Y puso la guinda al lamentar que Mas haya invitado a Rajoy a acatar los consejos del Fondo Monetario Internacional para subir el IVA y bajar el sueldo a los funcionarios como ha hecho él desde la Generalitat: “Si hubiera suprimido las 600 empresas públicas, el coste de las embajadas o el gasto identitario, no habría hecho falta reducir salarios”.

Tras su victorioso ciclo electoral, el PP aspira a desplazar a los socialistas como segunda fuerza política y para ello está diseñando un plan estratégico que aplicará en el área metropolitana. “Queremos que sea un cinturón azul y no rojo”, le espetó a la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, del PSC, invitada al congreso. El principal agujero del PP se sitúa en la Cataluña central, donde le cuesta presentar listas en muchos municipios, y es ahí donde centrará también sus esfuerzos. Los tres presidentes provinciales fueron reelegidos: Antoni Bosch (Barcelona); Alejandro Fernández (Tarragona) y Dolors López (Lleida).

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El lío de las vidrieras de Gaudí

La Generalitat anuncia como inéditas dos obras publicadas en 1928

Mas acelera la ley electoral y la de consultas

Miquel Noguer Barcelona

La Generalitat quiere crear una autoridad que supervise los comicios catalanes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana