Amor ofrece al PP un pacto antes del congreso provincial de los populares

La portavoz del CDL renunciaría a la alcaldía de Benidorm a cambio de elegir concejalías para desalojar al PSPV

“No hay rumbo”. “Vamos pasando el día a día con una evidente inestabilidad”. “Hace falta un gobierno estable”. Gema Amor rellenó de frases contra el Gobierno local de Benidorm, del PSPV, una comparecencia pública en la que ofreció un pacto al PP “en el que no haya vencedores ni vencidos” para presentar una moción de censura que desaloje a los socialistas del poder. Y puso fecha para el futuro “gobierno estable” de la ciudad. El mes de julio es el límite, justo cuando el día 15 se celebra el congreso provincial del PP alicantino en el que su amigo y excompañero de la facción popular zaplanista, Miguel Ortiz, que actualmente es presidente del PP de Alicante y alcalde de Altea, dejará de ocupar su cargo orgánico.

La actual portavoz del Centro Democrático Liberal (CDL) benidormense fijó en el mes que viene el plazo que tienen el PSPV y el PP, cuyos “niveles de desprestigio son evidentes”, según dijo, para alcanzar un acuerdo con ella, poder concluir el actual periodo administrativo y “comparecer con un proyecto político” hasta el 2015, “desde la generosidad y renunciando a nuestros planteamientos iniciales”. Es decir, que Amor renuncia a la alcaldía a cambio de integrarse en un Gobierno donde pueda imponer el resto de condiciones, cuales son las áreas de gestión que ocuparían los tres ediles liberales. Y, como aviso para la dirección regional del PP, no excluyó poder pactar con los socialistas.

Pero sucede que tras reconocer que había estado negociando con el PSPV el plan de ajuste, que ayer aprobó el Consistorio con los votos favorables del CDL y la abstención del PP para devolver los 58,2 millones que el ministerio de Economía ha pagado a los proveedores del Ayuntamiento, Amor dijo que “no tenemos preferencias, pero todo el mundo sabe de dónde venimos”, en referencia a su pasado popular. Un guiño que la dirección provisional del PP benidormense se tomó con escepticismo después de haber fracasado dos tandas de negociaciones entre ambas partes por el enquistamiento de la relación entre Amor y el candidato popular en las municipales de 2011, el actual diputado provincial Manuel Pérez Fenoll.

Amor abogó por un entente que acabe “sin vencedores ni vencidos” para intentar solventar la situación de emergencia que vive Benidorm, con una deuda reconocida superior a los 145 millones y cuya capacidad de generar ingresos apenas supera los 90. Sin embargo, PP y CDL viven una realidad política paralela. Ambos compiten por el mismo electorado de centro-derecha y cualquier decisión que toman arrastra consigo un cálculo electoralista que los mantiene alejados de la posibilidad de alcanzar una entente cordial.

De hecho, en la actuación de ambos subyace la batalla orgánica que se libra en la ciudad. El PP regional no ha convocado elecciones a la presidencia local desde finales de 2006, cuando fue elegida Gema Amor, y la provisionalidad de la dirección popular ya ha provocado que tengan intención de presentarse al menos tres candidatos, entre los que están el edil David Devesa, próximo a Gema Amor, el senador Agustín Almodóvar, y un tercero del entorno de Pérez Fenoll.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana