Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vela pide al Gobierno que amplíe el alcance del plan de pago a proveedores

La deuda valenciana de 20.832 millones en el primer trimestre es el 20,2% del PIB regional

El estrés que provoca la falta de liquidez en las arcas de la Generalitat llevó ayer al consejero de Hacienda, José Manuel Vela, a solicitar al Gobierno de Mariano Rajoy que amplíe el plan de pago a los proveedores. Vela necesita que le abran una línea de crédito para poder hacer frente a las deudas que arrastra la Generalitat con los Ayuntamientos valencianos, con las entidades subvencionadas a través de convenios y con las farmacias.

Vela insistió en que la decisión del Gobierno sobre la posibilidad de ampliar el alcance del plan de pago a proveedores se conocerá en muy breve plazo.

La demanda de Vela, que también espera alguna medida como los hispabonos para poder hacer efectiva la deuda que tiene autorizada la Generalitat por el Gobierno, se produjo ayer tras hacerse públicos los datos del Banco de España correspondientes a la deuda de las autonomías en el primer trimestre del año.

Ciscar reconoció que la deuda de la Generalitat es muy elevada —20.832 millones de euros, que representan un 20,2% del PIB regional— ya que es la segunda en valores absolutos tras Cataluña. Sin embargo, Ciscar aseguró que el crecimiento de la deuda valenciana es mucho más lento que el de la mayoría de autonomías, ya que la tasa interanual registró un incremento del 8,15% mientras la media estatal fue del 15,74%.

En este contexto, la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo anunció ayer que el próximo miércoles día 20 se reunirá en Valencia con el jefe del Consell, Alberto Fabra, y visitará varios proyectos financiados con fondos europeos para constatar que el dinero se ha gastado de manera eficiente. Los europarlamentarios también se entrevistarán con autoridades del Gobierno y de los Ejecutivos regionales de Andalucía y Castilla-La Mancha con el mismo objetivo.

En este ambiente de tensión, un grupo de trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana abucheó en la calle a Vela y a Ciscar con gritos de “lladres, lladres” en protesta por la situación económica de Canal 9 y el ERE que se presentará en semanas.