Prisión para nueve neonazis por la agresión a tres jóvenes en Manresa

Se les acusa de los delitos de lesiones, incendio, asesinato en tentativa y tenencia ilícita de armas

La juez ha decretado prisión provisional para nueve de los once detenidos de ideología neonazi a los que se acusa de lesiones y asesinato en grado de tentativa por la agresión a tres jóvenes durante un concierto punk antifascista en la sala Stroika de Manresa (Barcelona). Según informa el Tribunal de Justicia de Catalunya (TSJC), el juzgado de instrucción 2 de Manresa ha tomado declaración el viernes a los 11 detenidos mayores de edad, seis de los cuales se han negado a declarar.

Tras las declaraciones, la magistrada ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para nueve detenidos, para los que el ministerio fiscal la había pedido, y libertad provisional con comparecencias ante el juzgado los días 1 y 15 para los otros dos. A los 11 detenidos se les imputan los mismos delitos: dos de lesiones, uno de incendio, pertenencia a banda organizada de carácter delictivo, asesinato en tentativa y tenencia ilícita de armas.

Los hechos sucedieron el pasado 26 de marzo, cuando una quincena de neonazis armados con barras de hierro y puños americanos, atacaron a tres jóvenes que esperaban para entrar en un recital de bandas de punk antifascista organizado en la sala de fiestas "Stroika" de Manresa.

A consecuencia de la agresión, los tres jóvenes resultaron heridos y uno de ellos, menor de edad, permaneció varios días ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Mútua de Terrassa.

Para detener a estos supuestos agresores fascistas y registrar sus domicilios, todos en poblaciones del Vallés Occidental, los Mossos d'Esquadra llevaron a cabo una operación que empezó el pasado martes 13 de junio y que sigue abierta y bajo secreto de sumario.