Madrid se opone a multar a las prostitutas

Botella es partidaria de sancionar solo a los clientes, pero admite que no hay planes concretos

Prostituta en un polígono industrial de Alcalá de Henares. / SAMUEL SÁNCHEZ

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (Partido Popular), se ha mostrado hoy contraria a los planes de la Generalitat de Cataluña (CiU), avalados por el Gobierno central (PP), de imponer multas a las prostitutas por ejercer esta actividad. “La mayoría de las mujeres prostituidas en Madrid no son libres y hay que ayudarlas. Yo soy partidaria del modelo sueco, ayudar a la mujer y multar al cliente. No digo que vayamos a llegar a eso, pero a la mujer prostituida no se la puede multar. Hay que convencer al cliente de que la mujer prostituida es débil y normalmente no es libre”, ha afirmado esta mañana en una rueda de prensa.

El pasado mes de marzo, el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, instó a la Federación Española de Municipios y Provincias (que preside el PP) a consensuar “una línea común” sobre este tema, una iniciativa a su juicio “necesaria” para usarla como “punto de apoyo” a la hora de regular esa práctica a nivel local. Además, podría trasladarse al Gobierno central, que es quien tiene las competencias legislativas. La Federación ya creó una ordenanza tipo en 2009 en la que la sancionaba en determinados casos, por ejemplo, cerca de escuelas.

La prostitución no está regulada, es decir, no es ni legal ni ilegal, y Madrid tampoco cuenta con ninguna ordenanza específica. Desde hace meses, ultima un plan integral que se ha retrasado para poder incluir a los hombres que ejercen la prostitución, pero en principio no tendrá carácter regulatorio sino asistencial.

Sí hay otras ciudades que han vetado en sus ordenanzas el ofrecimiento de servicios sexuales de pago en sus calles. Albacete y Sevilla, por ejemplo, multan a los clientes con hasta 3.000 euros. Badajoz, Alicante o Granada sancionan también a las prostitutas.

Barcelona (CiU) ha endurecido el régimen sancionador, con multas de hasta 3.000 euros sin preaviso. Además, la Generalitat ha anunciado que castigará desde esta semana con multas hasta 30.000 euros a clientes y prostitutas que ejerzan en las carreteras catalanas. Prevé además prohibir la prostitución callejera para llegar al “estadio ideal último de la abolición”.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció el pasado martes que luchará contra la prostitución través de “medidas de tipo administrativo y penal”. El Gobierno pretende penalizar esta actividad en carreteras y calles, modificando para ello el Código Penal, aunque todavía es un proyecto en ciernes. La alcaldesa de Madrid ha señalado hoy que, “si hubiera una norma de carácter general, el Ayuntamiento la acataría”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Carreras clandestinas por Gran Vía

Alba Casas Madrid

Grupos de ciclistas celebran competiciones ilegales a gran velocidad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana