La Diputación defiende a Alduntzin ante una posible moción de censura

Gipuzkoa no podrá trasladar más basura a Bizkaia tras expirar el convenio firmado en 2008

El diputado general, Martín Garitano, durante la lectura ayer en San Sebastián de una declaración de Gobierno de la Diputación de Gipuzkoa. / javier etxezarreta (EFE)

El gobierno foral de Bildu saca pecho en defensa del diputado foral de Medio Ambiente, Juan Carlos Alduntzin, y le resta responsabilidad sobre la decisión de la coalición abertzale de cambiar el plan de residuos de Gipuzkoa que ha puesto en liza la brecha entre la oposición y el Gobierno por el conflicto de las basuras. El diputado general, Martín Garitano, salió ayer en su defensa al reiterar que la estrategia contra la incineradora no responde al “capricho” de un diputado sino “al trabajo realizado bajo el mandato de un Gobierno”. Hay que recordar que el PP y PSE están dispuestos a reprobar la decisión de Alduntzin, —el PNV podría sumarse—, de no someter su plan a votación en las Juntas Generales.

Justo el día en que expiraba el convenio de basuras con Bizkaia, Garitano leyó una declaración institucional sobre el tratamiento de residuos en un cato celebrado en el Palacio foral donde compareció arropado por todos los componentes de su gabinete. Era la escenificación de cómo Bildu pretende llevar hasta el final su decisión de suprimir la incineradora y sustituirla por tres plantas de tratamiento mecanico-biológico. “A quien no le guste la estrategia de los residuos debe saber que este gobierno no tiene intención de variar el rumbo en la dirección de cero residuos”, señaló Garitano.

El diputado general recordó que su Ejecutivo ha presentado “una estrategia sostenible que cumple las pautas de la Unión Europea” basada en los principios capitales de “reducir, reutilizar y reciclar” con la intención de “no enviar a incinerar ni a los vertederos nada que pueda ser reciclado o compostado.

En función de lo que ocurra hoy con la intervención de Alduntzin durante la comisión monográfica de Medio Ambiente que se celebra en las Juntas Generales para explicar el nuevo plan de residuos, el PNV podría sumarse a la moción de censura contra el diputado de Medio Ambiente planteada por el PP y el PSE. La polémica competencial sobre si se acepta que sea el Parlamento guipuzcoano el que decida sobre el plan de residuos o si finalmente queda en manos del Consorcio de Residuos (GHK, controlado por Bildu, será uno de los puntos claves del debate.

Entre tanto, a las 24.00 horas de ayer Bizkaia dejó de recibir basura de Gipuzkoa. El convenio firmado en 2008 por el que este territorio envía cada año al vertedero vizcaíno de Igorre 25.000 toneladas de basuras llegaba a su fin tras la resolución adoptada por el PNV, PP y PSE en las Juntas Generales de Bizkaia a finales de mayo. El portavoz foral de Bizkaia, Juan María Aburto, reiteró que el acuerdo no ha sido prorrogado porque no se han dado los “requisitos necesarios” para ello, entre ellos, la decisión de la coalición abertzale de eliminar la incineradora del plan de residuos.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Mentes asesinas

El infierno del monje shaolín

El “maestro” mantenía orgías de dominación y sangre en su gimnasio

La reforma electoral apenas tendría incidencia en Euskadi

Mikel Ormazabal San Sebastián

Los principales cambios se darían en las alcaldías de Elorrio, Orio y Lasarte

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana