El último puente de Calatrava costó el doble de lo previsto

El gasto total pasó los 62 millones de euros y hubo un retraso de tres años

Ignacio Blanco y Amadeu Sanchis, durante su comparecencia este viernes. / JOSÉ JORDÁN

El último puente de Santiago Calatrava construido en Valencia, el de l’Assut de l’Or, es inseguro para el tráfico y al final costó el doble de lo previsto inicialmente. Eso es lo que aseveraron este viernes en el Ayuntamiento el concejal de EUPV Amadeu Sanchis y el diputado Ignacio Blanco. Ambos pusieron “en evidencia” las “irregularidades” que han marcado la finalización de esta obra, en 2008.

“Cuando se aprobó el proyecto, en 2004, ya había informes negativos”, apuntó Sanchis, “pero parecían advertencias para la construcción”. “Al final”, manifestó, “se ignoraron todos, hasta uno realizado en junio de 2009”, incidió. El edil remarcó que los carriles son más anchos que “en las carreteras o autopistas más importantes” y que esta generosidad hacia el automóvil contrarresta con la designada al transporte público o la bicicleta: “El carril bici no está segregado, con todo lo que comporta eso para la seguridad de los ciclistas”, añadió, “y los autobuses, contra toda lógica, circulan por el centro”.

Según explicó Amadeu Sanchis, en 2006 se aprobó el primer proyecto modificado para considerar los informes negativos de los técnicos municipales. Más tarde, en 2008, el servicio de transportes informó de que no había “inconveniente” en que se abriera la obra, pero se debía modificar la disposición de carriles. Así, impidieron que los autobuses circularan por su carril “por problemas de seguridad” y juntó a los peatones y ciclistas en el mismo espacio, aunque no fuera “muy amplio”.

Las pendientes del puente, por su parte, no responden a lo que el Servicio de Circulación y Transporte señaló. Según estimó, “a pesar de que son válidas para las velocidades establecidas en el ámbito urbano, resultan un poco limitadas para velocidades superiores, en las que se pueden necesitar mayores distancias de visibilidad que requieren instalaciones complementarias de seguridad y control de tránsito”. “Y esto no es una cuestión de ser multado por exceso de velocidad, sino que puede ser letal para las personas, como ya se ha visto —por desgracia— anteriormente”. Otro de los puntos a resaltar se dirigió hacia la iluminación.

En cuanto a la ejecución del contrato, Ignacio Blanco subrayó que “nos encontramos en el patrón común de las obras del arquitecto”. Es decir, “contratos ventajosos para él, pero muy lesivos para el ciudadano”. “Sobrecostes excesivos en la ejecución con retrasos que sobrepasan dos o tres veces el tiempo marcado”, continuó, “y problemas importantes de utilidad”.

En total, el diputado cifró el gasto en más de 62 millones de euros, “el doble del presupuesto inicial”, con unos honorarios adicionales de más de seis millones para Calatrava y un periodo de ejecución que pasó de 16 meses a cuatro años. Blanco destacó que en la memoria del arquitecto se incluyen todas las normativas del puente, pero no se habla “en ninguna de ellas” de la circulación. “Un hecho grave”, anotó, “teniendo en cuenta que se trata de un puente cuya principal finalidad es el tráfico”, sentenció.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Star Wars: 88 segundos de tráiler, explosión de memes en Internet

El esperado avance de 'Star Wars: El Despertar de la Fuerza' genera un sinfín de bromas

Sanidad aprueba sacar 282 plazas en la oferta pública de empleo

La oferta se dirige a médicos, pediatras y farmacéuticos

Doctor Divago, un cuarto de siglo por escrito

La banda valenciana celebra sus bodas de plata con la independencia y la honestidad a través de un libro

Iberdrola pagará un dividendo anual de 0,27 euros

EP

El primer pago se materializará a través de un 'scrip dividend' por 0,127 euros para los accionistas que deseen recibirlo en efectivo

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana