Condenado a 12 años por intentar matar a su hijo en L’Alcora

El acusado apuñaló al menor después de que su mujer le comunicara que iba a separarse

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a 12 años de prisión a un padre que intentó matar a su hijo al no aceptar que su mujer se quisiese separar de él, así como a la inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad sobre su hijo durante el mismo periodo de tiempo.

La sentencia considera probado que la mujer del acusado tenía intención de poner fin a su relación y así se lo comunicó durante los días 22 y 23 de febrero de 2011. Como consecuencia de ello, se produjo un actitud violenta del procesado, que no aceptaba el hecho, y que le llegó a decir: "Llorarás lágrimas de sangre porque mataré a lo que más quieres, que es tu hijo, te veré en un psiquiátrico tomando pastillas".

El día 23 de febrero, el acusado tuvo una reunión familiar con sus hermanos en el domicilio de L'Alcora que hasta entonces compartía con su mujer. Posteriormente llegó su esposa, la cual pidió a sus cuñados que no se fueran del domicilio y pasaran la noche con ella y con el hijo del matrimonio ante el temor de que su marido pudiera hacerle algo a ella.

Así, el hermano mayor del acusado se quedó a dormir en el sofá de dicho domicilio, la mujer se fue a dormir a la habitación que usaba habitualmente su hijo, mientras que el procesado estaba durmiendo con el menor en la cama que había en la habitación de matrimonio.

Entre las 2.30 y las 3.00 de la madrugada del 24 de febrero el acusado se dirigió a la cocina y volvió a la habitación, donde, "con ánimo de matar a su hijo", cogió un cuchillo y le cortó en el cuello y le propinó ocho puñaladas. Seguidamente se autolesionó con el mismo cuchillo.

Al oír los gritos del menor, el hermano del acusado se levantó y fue a la habitación, donde sujetó al procesado para que no se siguiera clavando el cuchillo, mientras que la madre del menor lo cogió y lo llevó a un centro de salud, donde le hicieron las primeras curas y posteriormente fue trasladado al Hospital General de Castellón. Según la sentencia, no ha quedado acreditada la cantidad de pastillas que tomó el acusado ni que a consecuencia de ello tuviera reducidas o disminuidas sus facultades mentales.

La sala considera que los hechos son constitutivos de un delito intentado de asesinato y, además de la pena de prisión, impone al acusado la prohibición de aproximarse al hijo a menos de 200 metros de donde se encuentre por un periodo de diez años desde que acabe de cumplir la pena de prisión, así como de comunicarse con él. El procesado deberá indemnizar a su hijo con 3.616 euros por las lesiones y secuelas sufridas y a la madre del menor con 6.000 euros por el daño moral causado.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El PP se hunde ante una izquierda plural

Los populares pierden 23 de 55 escaños. Podemos irrumpe como tercera fuerza política y frena a EU pero no a Compromís. El PSPV no se beneficia del descontento social por la gestión del Partido Popular

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana