DEPORTES | REMO

La Federación Vasca se niega a abrir expediente disciplinario contra Urdaibai

Los remeros de la trainera de Urdaibai celebran su victoria en la Bandera de la Concha. / JAVIER HERNÁNDEZ

Un mes después de que el Comité Vasco de Justicia Deportiva obligara a la Federación de Remo a “incoar expediente disciplinario en Urdaibai contra las personas que pudieron estar incursas en prácticas deportivas prohibidas” a raíz de las acusaciones del entrenador de Kaiku, José Luis Korta, por presunto dopaje en la Bandera de la Concha celebrada en San Sebastián el 12 de septiembre de 2010; ésta se niega a llevar a cabo dicha medida. La decisión se adoptó por unanimidad en una reunión que mantuvieron sus máximos responsables el lunes y cuyas conclusiones han remitido ya mediante escrito al Gobierno vasco.

En el documento de dos páginas, al que ha tenido acceso EL PAÍS, el Comité de Disciplina de la Federación Vasca se ampara en que las normas antidopaje “impiden cualquier actuación disciplinaria de un organismo deportivo cuando otro (como es el caso de la Federación Española de Remo) se encuentra tramitando un expediente sancionador en esta materia”. Además, insiste en que “el reglamento de Disciplina Deportiva del Gobierno vasco imposibilita sancionar deportivamente un hecho penado en causa criminal”. Sin embargo, el escrito omite por una parte, que la Federación Española de Remo el pasado mes de enero decidió suspender la causa contra Urdaibai hasta que se pronunciara la jueza que dirige la instrucción de la llamada Operación Estrobo y por otra, que ninguno de los remeros está imputado.

Además, la Federación Vasca de Remo considera que “la apertura de un expediente disciplinario para suspender su tramitación en tres meses – el plazo que dice tener para resolverlo- supondría una decisión fraudulenta” y pide al Comité que revoque la orden de actuar contra los responsables de Urdaibai y contra los remeros que formaban parte del club en septiembre de 2010. En aquel entonces, al término de la Bandera de la Concha y tras comprobar, José Luis Korta, que les habían arrebatado por tan sólo 13 segundos el preciado trofeo, acusó directamente al entrenador bermeotarra, José Manuel Francisco, de utilizar métodos poco claros de preparación, al tiempo que vinculaba con el club a dos médicos que se encontraban en entredicho después de diversos episodios relacionados con el dopaje. Ante estas declaraciones, la fiscalía decidió investigar el asunto.

Ahora, fuentes jurídicas conocedoras del caso insisten en que “una cosa es la vía penal y otra la deportiva y en este caso, la Federación estaría haciendo dejación de funciones al ni siquiera abrir un expediente y suspenderlo temporalmente”. Y es que la decisión de la Federación Vasca de Remo se produce solo a tres meses de que expire el plazo para abrir un expediente disciplinario, investigar y sancionar deportivamente a quienes supuestamente cometieron alguna irregularidad. De esta forma, si la sentencia del caso se retrasara hasta finales de 2013 y la Federación esperase a eso, no tendría ya margen de actuación.

A partir de ahora habrá que esperar a ver cómo reacciona el comité vasco y cómo avanza la instrucción. Casi veinte meses después de que la fiscalía ordenara analizar lo sucedido, la investigación ha entrado ya en su fase decisiva y a la espera de que, según ha podido saber este periódico, el Juzgado de Instrucción número 2 de Gernika, encargado del caso, practique las últimas diligencias pedidas por la defensa y las partes personadas como acusación. En concreto, varias pruebas sobre sustancias dopantes que se añadirán al sumario. Fuentes jurídicas conocedoras del caso, confirman que en cualquier caso, serán las últimas que se realicen y con ellas se daría por cerrada la instrucción en las próximas semanas para que previsiblemente sea en verano cuando se dé traslado a las partes. En este sentido no estaría previsto llamar a declarar a más testigos ni que haya más imputados.

Con los 2.000 folios de los que consta ya la instrucción fuentes jurídicas confirman a este periódico que habría base suficiente para encontrar indicios de criminalidad para que sea, en un plazo corto de tiempo, previsiblemente en otoño, cuando la Audiencia Provincial de Bizkaia abra juicio oral. Un juicio que en ningún caso, como inicialmente se temía, coincidiría con la temporada. Las vistas podrían durar una semana en sesiones de mañana y de tarde y contarían con la comparecencia de alrededor de medio centenar de testigos. Entre los delitos que se les podrían imputar a los acusados estaría el de modalidad deportiva, recogido en el Código Penal.

En total, la llamada “Operación Estrobo” deja diez personas imputadas. Entre ellas, el presidente del club, Josu Zabalondo, el entrenador, José Manuel Francisco, el médico del club, Borja Garay, la enfermera del club, Arantza Ormaza y el médico extremeño Marcos Maynar. A todos ellos, las investigaciones de la Fiscalía y de la Policía Judicial les señalaron desde un principio como los responsables del presunto uso de sustancias y medicamentos que no entran dentro de la legalidad deportiva. Todos negaron en sus respectivas declaraciones en el Juzgado de Gernika en junio de 2011 las acusaciones.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

365 días sin Hodei Egiluz

Los vecinos de Galdakao vuelven a Amberes para recordar al desaparecido

IÑIGO LAMARCA | DEFENSOR DEL PUEBLO VASCO

“Las propuestas de Maroto vacían de contenido la Renta de Garantía”

Pedro Gorospe Vitoria

El 'ararteko', Iñigo Lamarca, opina que el alcalde de Vitoria falta a la verdad con sus acusaciones a los inmigrantes de aprovecharse de las ayudas sociales

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana