CiU y PSC acercan posturas y piden una financiación “singular”

Los socialistas dan un paso adelante para asegurarse un papel en la negociación

El PP se desmarca de los nacionalistas, pero no vetará un posible acuerdo

Reunión de Artur Mas en el Palau de la Generalitat con los líderes políticos. / MARCEL.LÍ SÀENZ

La reunión de todos los partidos catalanes convocada ayer por Artur Mas para buscar una posición común sobre la nueva financiación de la Generalitat dejó entrever la posibilidad de un acuerdo entre Convergència i Unió y el principal partido de la oposición, el PSC. Los dos grandes partidos admitieron un acercamiento al considerar ambos que es necesario un nuevo sistema de financiación “singular” para Cataluña y que Generalitat y Estado puedan negociar de forma “bilateral”. Lo que no consiguió Mas fue arrastrar al Partido Popular hacia estas posiciones. Pero el PP admite que Cataluña sufre un déficit fiscal, que debe mejorar su sistema de financiación, presentó un modelo propio y aseguró que no obstruirá ningún acuerdo. Todos salieron con la sensación de que nada está perdido y se citaron para otra reunión antes de dos meses.

El encuentro de partidos, convocado por Mas con la máxima pompa en el Palau de la Generalitat, se prolongó durante casi tres horas. No hubo declaración final, pero CiU admitió como un “avance” un documento presentado por el Partit dels Socialistes de Catalunya. Estos presentaron una propuesta que va algo más allá de sus planteamientos iniciales, rebaja las pretensiones de CiU y no satisface en absoluto a Esquerra Republicana, pero que podría ayudar a buscar el acuerdo, aseguró el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida.

El documento entregado por el PSC habla de la necesidad de que la Generalitat tenga “protagonismo” en la recaudación, gestión e inspección de impuestos, pero reclama “la máxima capacidad normativa” del Gobierno catalán sobre todos los tributos. Al mismo tiempo, propone que la Generalitat se atribuya todos los rendimientos tributarios “excepto los que corresponden a la Administración central para financiar los servicios que esta presta”. El documento no lo especifica, pero el PSC dio a entender que su propuesta no rompe con la Ley Orgánica de Financiación de Comunidades Autónomas (LOFCA) como tantas veces había reclamado CiU.

Duran irrita a ERC

al escenificar una rebaja

de las demandas de CiU

Pese a que la propuesta socialista queda lejos de los planteamientos de máximos acordados por los nacionalistas con Esquerra Republicana e Iniciativa, CiU no se rasgó las vestiduras. “Dentro de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas se puede singularizar el modelo de Cataluña”, dijo Duran en una clara aproximación a las tesis del PSC y lejos de posiciones maximalistas que había defendido hasta la fecha algunos dirigentes de Convergència i Unió. Duran evitó invocar las “líneas rojas” de CiU en aras al acuerdo, sin embargo, el portavoz del Gobierno, Francesc Homs, sí dijo que estas líneas existen y que no han variado.

Duran sí mantuvo que lo que busca CiU es “tener la llave de la caja y una agencia tributaria propia”. Fue el único intento de los nacionalistas de retener el apoyo de Esquerra Republicana, que alertó de que no apoyará ninguna rebaja en los planteamientos iniciales de Artur Mas.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, como también la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, celebraron que CiU esté dispuesta a rebajar sus planteamientos. Navarro reiteró que su partido quiere un modelo de financiación “singular” para Cataluña, pero que llegado el caso pueda ser aplicado en otras autonomías. También aseguró que no se debe romper el principio de solidaridad con las comunidades más pobres, pero poniéndole límites “para no frenar la locomotora catalana”. “Estoy seguro de que llegaremos a un acuerdo para que la mejora de la financiación sirva para hacer políticas sociales y aplicar medidas de estímulo de la economía”, dijo Navarro.

Junqueras se descolgará

del pacto fiscal  si Cataluña

no tiene “la llave de la caja”

Conscientes de que la reunión de ayer se celebraba en plena tormenta financiera y en un intento de evitar críticas de sus electores, tanto el PSC como especialmente Iniciativa-Esquerra Unida abogaron por que el pacto fiscal sirva precisamente para reactivar y no para bajar impuestos a los más privilegiados.

El mayor problema para el PSC es que todavía no ha consensuado su posición con el PSOE. Durante el mes de junio está prevista una reunión de las direcciones de ambos partidos para buscar una posición común y evitar los enfrentamientos que se sucedieron durante la negociación del Estatuto catalán. “Estamos convencidos de que los dirigentes del PSOE serán sensibles a la necesidad de una mejor financiación de Cataluña”, aseguró Navarro.

Hasta ahora, Mas solo se ha llevado chascos cada vez que ha planteado el asunto del pacto fiscal en la Moncloa hasta el punto que Mariano Rajoy avisó que solo serviría para "repartir miserias". Por ello, Sánchez-Camacho se ha situado siempre como la garante para lograr una mejora de la financiación que avale Rajoy. La líder popular planteó una "tercera vía" entre la propuesta análoga al concierto económico de Mas y el modelo actual, que expira en 2013. La propuesta pasa porque Cataluña tenga un modelo "evolucionado" y "singular" -el término lo acuñó y aprobó el PP en su último congreso- dentro de la LOFCA en el que se le reconozca el aumento de la corresponsabilidad fiscal con el Estado; de los impuestos cedidos y de la participación en la cesta de impuestos. Y algo más: el reconocimiento de una agencia tributaria propia que el PP no apoyó en 2005. Lo que no tolerará es un modelo rupturista. Para no quedar otra vez del juego político en Cataluña, Sánchez-Camacho suavizó su postura, ya no habló de "choque de trenes" y aseguró que no será un "obstáculo" para el acuerdo entre el resto de partidos. Su voto podría traducirse en una abstención.

Las frases

Josep Antoni Duran (CiU):  “Ya hemos dicho que queremos la agencia tributaria propia y tener la llave de la caja (...) dentro de la LOFCA se puede singularizar el modelo de Cataluña”.

Pere Navarro (PSC): “Hay que hablar del pacto fiscal. Los ciudadanos de Cataluña tienen la necesidad urgente de recaudar, gestionar, liquidar e inspeccionar todos sus impuestos”.

Alicia Sánchez-Camacho (PP): “Aplaudimos que el Gobierno haya abandonado las posiciones de confrontación y radicalidad”.

Joan Herrera (ICV-EUiA): “Hay que hablar del pacto fiscal, pero también hay que hablar a fondo del pacto social”.

Oriol Junqueras (ERC): “La situación económica de Cataluña es insostenible; hace falta un cambio de modelo, pero no hay ninguno que funcione mejor que el concierto vasco”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de El País. Sección política.

IMPRESCINDIBLES

Història reenfocada

Marc Andreu Barcelona

El procés independentista va creant la seva hegemonia cultural passant pel seu sedàs dades i fets

Los presupuestos penden de Hacienda

Lluís Pellicer Barcelona

Mas-Colell propone al ministerio medidas para obtener más ingresos. Economía debe buscar también el apoyo de ERC

ERC pone a Mas entre la espada y la pared con una oferta de coalición

Miquel Noguer Barcelona

El 'president' recuerda a Junqueras que hay otras mayorías posibles: "Llegado el momento, que no es ahora, hablaremos".

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana