Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Después del crepúsculo

Una docena de actividades animarán la Noche Blanca de Bilbao el próximo 16 de junio

Teatro y música llegarán hasta las dos de la madrugada

La directora de la Fundación Bilbao 700, Begoña Salinas (a la derecha), y la concejal de Cultura de Bilbao, Igone Bengoetxea, ayer en la presentación de Bilbao Flamenco y la Noche Blanca 2012. Ampliar foto
La directora de la Fundación Bilbao 700, Begoña Salinas (a la derecha), y la concejal de Cultura de Bilbao, Igone Bengoetxea, ayer en la presentación de Bilbao Flamenco y la Noche Blanca 2012.

El próximo 16 de junio, una docena de actividades animarán las calles de Bilbao hasta las dos de la madrugada. La cuarta Noche Blanca, organizada por la Fundación Bilbao 700, llevara música, teatro, danza, humor a lugares que el resto del año se cierran al público al caer la tarde.

El programa comenzará en la mayoría de los espacios a las 20.30. Será cuando arranquen en el Museo de Bellas Artes las visitas a la exposición Goya. Estampas de invención: Caprichos, Desastres, Tauromaquia y Disparates, acompañadas por la música en directo del compositor Enrique Granados; los recorridos teatralizados por el Museo Marítimo o el espectáculo Desde las raíces (Txalap.art), que fusiona tradición e innovación.

La música gana peso en esta Noche Blanca, en la que el Ayuntamiento, el Arriaga y la Universidad de Deusto, entre otros edificios, contarán con una iluminación especial. La Banda de la María y la Bandarra Street Oskestra sumarán sus estilos, marching band y fanfarre, respectivamente, en las calles de la capital vizcaína, mientras las habaneras, el funk y el jazz se sucederán en los conciertos del muelle del Museo Marítimo. Dos formaciones argentinas rendirán homenaje al músico Astor Piazzolla en el Guggenheim.

El atrio de la Alhóndiga acogerá un espectáculo de danza

La actriz Natalia Dicenta pondrá la poesía con un recital dedicado a Góngora y Lope de Vega, con acompañamiento de laúdes, en el Museo Vasco. Sin salir del Casco Viejo, en el pórtico de la catedral el concierto Bilbao canta y suena ofrecerá la actuación de la Orquesta Sinfónica de Acordeones de Bilbao, la Sociedad Coral y el Coro de San Antonio de Iralabarri.

El artista José Ibarrola ha diseñado el montaje que ocupará el atrio de la Alhóndiga. Decenas de paraguas quedarán suspendidos sobre el espacio en el que tres bailarinas interpretarán una coreografía que culminará invitando al público a que participe.

El humor se mezclará con la gastronomía en la Biblioteca de Bidebarrieta. Los chefs Josean Martínez Alija, Aitor Elizegi, Fernando Canales y Ricardo Pérez contarán anécdotas profesionales, antes del estreno del montaje teatral Un entremés, escrito por Juan Bas.

Antes de la Noche Blanca, habrá tiempo para el flamenco, con cante, baile y guitarra con un programa en el que sobresalen tres primeras figuras. El 7 de junio, el cantaor Miguel Poveda abrirá el festival Bilbao Flamenco, presentando en el Teatro Campos su álbum arteSano.

La compañía de Manuela Carrasco interpretará al día siguiente Suspiro flamenco en el auditorio del Guggenheim y el guitarrista Vicente Amigo cerrará el festival en la Sociedad Filarmónica (9 de junio). Las estrellas no estarán solas: el festival se completará con una exposición de fotografías de Pepe Lamarca y un homenaje a Enrique Morente con la actuación del Pepe Habichuela Trío.