Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Economía pide explicaciones al Gobierno sobre Bankia

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo indicó que la deuda de la entidad es el doble de la de Andalucía

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, pidió este sábado  explicaciones al Gobierno sobre Bankia después de que este haya actuado como “gran inquisidor” en la comunidad andaluza. El consejero, que asistió a la asamblea general de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (Faecta) celebrada en Córdoba, indicó que la deuda de Bankia, cifrada en 23.500 millones de euros, es el doble de “la deuda viva” que tiene Andalucía.

En este sentido, reprochó al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, que lleve varias semanas con “declaraciones que cuestionaban la solvencia y cuentas de Andalucía”. Igualmente, Ávila pidió “prudencia” al ministro de Economía, Luis de Guindos, a la hora de hacer “declaraciones sobre Bankia” acerca de la deuda definitiva, que, en su opinión, “debe de ser analizada y explicada por los poderes públicos en las Cortes”.

También recordó que la entidad fue objeto en el pasado de “una pelea muy acusada dentro del PP”, en referencia a la pugna política por la presidencia. Ávila ha aseverado que “la mala gestión en una entidad financiera como Bankia” debe servir para “preguntarse qué es lo que queremos hacer en España y cómo queremos preservar para la salida de la crisis”. Según él, si se toman la sanidad, la educación y los servicios sociales como mecanismos para la salida de la coyuntura económica, “habrá que apoyar a quién presta esos servicios”, en alusión a las autonomías.

El consejero restó importancia a la apelación de la Generalitat de Cataluña al Gobierno central para resolver una situación de “tensión de tesorería transitoria” y descartó que Andalucía esté en la misma situación.

La deuda de Bankia debe de ser analizada y explicada por los poderes públicos en las Cortes

Antonio Ávila, consejero de Economía

Por otro lado, Ávila hizo un llamamiento para que se respete a Unicaja y sea esta entidad andaluza la que decida si se fusiona o no con otra entidad financiera, al estar cerca el fin del plazo marcado por el Gobierno central para las fusiones de cajas.

“El proceso [de fusión], por parte de Cajasol (Banca Cívica) con La Caixa (CaixaBank), está encauzado”, mientras que la malagueña Unicaja, “que es una caja que ha evidenciado su solvencia y la gestión que ha tenido, con los resultados que tiene, pues debe ser un elemento a preservar en el sistema financiero”, ya que “es una caja que está bien”.