Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado el cadáver de una recién nacida en el vertedero de Valdemingómez

Se está a la espera de que la autopsia determine el momento del fallecimiento y si fue violento

Un operario del vertedero de Valdemingómez, en el distrito de Villa de Vallecas de Madrid, ha hallado, entre los residuos de este centro, el cadáver de una niña recién nacida, al que hoy se le practicará la autopsia para determinar cómo falleció.

Según ha confirmado a este diario esta mañana un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, el trabajador del denominado Parque Tecnológico de Valdemingómez descubrió el cuerpo ayer, sobre las nueve de la mañana, en una de las cintas transportadoras de la planta de residuos en las que se separa el material. Era una niña  aparentemente recién nacida. El cuerpo estaba desnudo y aplastado.

El juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense, donde esta mañana se le hará la autopsia. Este análisis determinará si falleció antes o después de nacer y si se trató de una muerte natural o violenta.

El Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de la Policía Judicial se ha hecho cargo de las investigaciones. Según las primeras hipótesis, la niña fue arrojada a un contenedor de basura envuelto en una bolsa y por eso acabó en el vertedero.

Los agentes encargados del caso investigan quiénes son los padres y cómo llegó el cuerpo hasta la planta de Valdemingómez. Se servirán de los restos de ADN y harán también rastreos por hospitales para aclarar lo sucedido. También analizan la basura que estaba junto al cadáver para ver de dónde puede proceder e intentar localizar así a los progenitores. En caso de que hubiera nacido viva, pueden ser acusados de un delito de homicidio.

No es la primera vez que ocurre, ni mucho menos, aunque sí hacía tres años que no pasaba. En marzo de 2009, se localizó el cadáver de otro bebé en Valdemingómez. En su caso, había nacido vivo. Apenas un mes después, se produjo otro caso. Un año antes, en abril de 2008, se halló otro recién nacido muerto en una de las cintas transportadoras. Aún tenía el cordón umbilical y había nacido tras una gestación completa. En total, cinco casos desde 2006 hasta hoy.

Y no solo recién nacidos. En 2009, se halló un cuerpo de un varón lleno de tatuajes y la policía pidió ayuda para identificarlo. En 2005, apareció primero un tronco y luego, las manos y los pies de otro hombre. En 1996, fue descubierto el cuerpo de un adulto descuartizado durante la visita de un concejal. Un año antes, fue el cuerpo de una mujer de 32 años.