Selecciona Edición
Iniciar sesión

La PAH evita por tercera vez el desahucio de una familia en Ciutat Meridiana

La presión social da luz verde a una posible solución pactada

Catalunya Caixa asegura que la plataforma rechazó su propuesta de alargar el plazo para desalojar

Protesta por el intento de desahucio.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha logrado esta mañana evitar el desahucio de una familia vecina de Ciutat Meridiana. La presión social de una treintena de miembros de la PAH y de algunos vecinos ha conseguido parar el desalojo por tercera vez (la cuarta si se cuenta una ocasión en que se consiguió frenar con gestiones administrativas). Tras esto, la comisión judicial contactará con los servicios sociales y el procurador de Catalunya Caixa para llegar a un acuerdo, que probablemente consistirá en facilitar una vivienda de alquiler temporal “como piso de transición hasta la solución definitiva”, tal como ha afirmado el afectado. En el caso de no poder hacer frente al pago íntegro del alquiler, los servicios sociales municipales contribuirán a ello.

Con todo, la entidad bancaria sostiene que la plataforma rechazó su propuesta de alargar el plazo del desahucio con la finalidad de que pudieran encontrar un piso de protección social. “No aceptaron nuestra propuesta y el proceso ha seguido”, aseguran fuentes de Catalunya Caixa.

Jaime, con cuatro hijos y un nieto a su cargo, se ha enfrentado por tercera vez al desalojo de su vivienda, con la diferencia de que en esta ocasión el juzgado había ordenado la intervención policial. Dos furgones de los Mossos se han presentado pasadas las diez de la mañana ante el domicilio de la familia, en la calle de Agudes pero el apoyo social no lo ha permitido. Asimismo, según Ada Colau, portavoz de la PAH, el compromiso de todas las partes para buscar una solución “ha sido por escrito, algo muy satisfactorio, pues es poco habitual que haya un papel de por medio”. Colau ha añadido que en los próximos días el procurador de la entidad financiera se pondrá en contacto con Jaime, ya que “están abiertos a revisar el caso” y a negociar la opción de dejar a la familia en el mismo piso u otro de la entidad en régimen de alquiler social.

La PAH ha explicado que Catalunya Caixa se quedó el piso de Jaime en subasta por un 50% de su valor al dejar el propietario de pagar las letras de la hipoteca y, además, le siguen reclamando una deuda que asciende casi a 200.000 euros. La plataforma ha parado más de 250 desahucios en dos años en toda España y actualmente recoge firmas para presentar ante el Congreso una iniciativa legislativa popular a favor de la dación en pago.