FINAL DE LA COPA DEL REY

Viernes de fútbol inflamable

Una manifestación de la ultraderecha caldea el ambiente tras las declaraciones de Aguirre

La policía teme enfrentamientos con las hinchadas de los dos equipos

Protección extra en las áreas habilitadas para las aficiones

Carpa del Athletic de Bilbao cerca del Puente del Rey. / CARLOS ROSILLO

El viernes no solo el Athletic de Bilbao y el F. C. Barcelona saltarán al campo. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha abierto las puertas a una manifestación de la ultraderecha unas horas antes del partido “contra el aquelarre separatista que se producirá ese día”, como ha descrito el acto uno de sus promotores de la Falange. El acto, junto a las declaraciones de Esperanza Aguirre sobre la posibilidad de anular el partido, ha terminado de caldear el viernes.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado esta mañana la resolución de la Delegación del Gobierno por la cual trasladaba al lunes 28 la manifestación convocada por grupos de ultraderecha para el viernes bajo el lema Contra el separatismo, una bandera. El TSJM considera que prima el derecho de libertad de expresión y que no queda probado que la concentración, en Alonso Martínez cuatro horas antes del partido, encierre una amenaza pública, a pesar de que la policía considere que la situación sería “difícilmente controlable” si ultras de cualquier bando asumieran una actitud agresiva. El tribunal no ha ofrecido más razonamientos al respecto, aplazando estos para mañana.

EL PAÍS

Delegación tomó la decisión de posponer la marcha, convocada por Falange y Nudo Patriota Español, apoyándose en un informe de la Jefatura Superior de Policía de Madrid que alertaba sobre la posibilidad de que grupos violentos de extrema derecha se acerquen después de la manifestación hasta el estadio Vicente Calderón (sede de la final) o a las zonas en las que se reúnen los hinchas del Athletic y del Barça para intentar provocar una confrontación.

La delegada del Gobierno Cifuentes, que intentó trasladar la marcha política al lunes sustentándose en un informe policial que avisaba de su peligrosidad, ha lamentado la resolución del TSJM. “Lamento, aunque por descontado la acato, la sentencia del TSJM, permitiendo la manifestación de Falange del próximo día 25”, ha escrito Cifuentes en su cuenta de Twitter.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, también ha mostrado su discrepancia, pero ha garantizado que “no va a pasar nada” y que los aficionados del Athletic y del Barcelona pueden estar “tranquilos”. Portavoces de los dos clubes han confiado en que no haya problemas. “Si la manifestación está autorizada imagino que es porque la policía asegura la protección”, reflexionaba ayer un representante del F. C. Barcelona.

La cifra de aficionados que acudirán a Madrid es incierta. Cada uno de los dos clubes ha vendido entre sus socios alrededor de 20.000 entradas, pero un portavoz del Athletic ha confirmado a este diario que acompañarán al equipo al menos 20.000 aficionados más. El F. C. Barcelona informa de que ha organizado el flete de más de 20 autobuses desde Cataluña y que hay una cuarentena más que saldrán de distintos puntos de España para transportar a miembros de unas 1.200 peñas.

Áreas para las hinchadas

Los clubes han habilitado dos áreas para que se reúnan los aficionados, las dos a orillas del río Manzanares. La Fan Zone del F. C. Barcelona se ubicará en el Parque del Matadero, y una gran carpa del Athletic se está ya levantando en la explanada del Puente del Rey. En un principio estaba pensado que la carpa del Athletic de Bilbao funcionara ya desde el jueves, pero finalmente abrirá solo el viernes. Delegación de Gobierno ha confirmado que, dentro del dispositivo de seguridad que anunciará mañana con la intervención de Policía Nacional, Municipal y Guardia Civil se contempla una protección específica para estos dos puntos.

No han contribuido a extender la calma y la cordura las declaraciones de Esperanza Aguirre de que la final debería de suspenderse y disputarse "a puerta cerrada en otro lugar" en el caso de que, como ocurrió hace tres años en la final que jugaron los mismos equipos en Valencia, se produjera una pitada contra el Príncipe o durante la reproducción del himno de España. Políticos de todas las formaciones han reaccionado adversamente a las palabras de la presidenta por considerar que solo han servido para sembrar resquemores. Ningún representante de los dos clubes de fútbol ha querido posicionarse. “Nosotros vamos allí a jugar un partido, y ya está”, ha explicado un portavoz bilbaíno.

Grupos de aficionados de ambos clubes ya habían anunciado que querían aprovechar el partido para reivindicar la presencia en competiciones oficiales de las selecciones catalana y vasca. El informe de la Policía Nacional en el que Delegación de Gobierno se apoyaba para pedir la anulación de la manifestación ultraderechista incide en la “evidente confrontación ideológica entre los convocantes de la manifestación y determinados grupos de seguidores de los equipos finalistas de la Copa". Según la policía, desde que se anunció la manifestación "han sido numerosos los comentarios y vídeos en foros y redes sociales que se han divulgado respecto a la marcha en los que se incluyen claras connotaciones violentas y xenófobas hacia los aficionados de ambos equipos".

En los últimos días también se habían extendido rumores como que el músico Fermin Muguruza, muy connotado por sus posiciones políticas independentistas, actuaría en la fiesta del Athletic. En la programación final que ha presentado el club, su nombre no se incluye, aunque sí el de otra banda de rock radical vasco que no se considera precisamente del gusto de los falangistas: Me Cago en Dios (M.C.D.), autora de una versión del himno del Athletic.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana