Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Guadalquivir adelanta desembalses para los agricultores

La Confederación atiende las peticiones para el olivar y el arroz

Desembalse de agua en la presa de El Gergal (Sevilla).
Desembalse de agua en la presa de El Gergal (Sevilla).

La situación de sequía ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) a adelantar los desembalses que los agricultores habían reclamado para los cultivos más afectados. En concreto, el organismo de cuenca ha empezado a liberar agua para cultivos leñosos (el olivar principalmente), el arroz y otros suministros industriales con déficit de precipitaciones. Se trata de desembalses puntuales a cuenta del riego de apoyo que estos cultivos van a contar para el próximo verano, y cuya dotación y condiciones aprobará la Comisión de Desembalse convocada para el próximo día 23.

Asaja ha valorado la medida, pues entiende que beneficiará a un gran número de regantes que no cuentan aún con derechos de riego para todo el año. Tanto Asaja como la Junta Central de Regantes han pedido a la CHG un riego extraordinario de 50 hectómetros cúbicos, que suponen una media de 1.000 metros cúbicos de agua por hectárea, en el periodo que comprende desde junio hasta el 15 de octubre. Los regantes tienen hasta el día 23 para formalizar sus peticiones de riego de apoyo.

El olivar es uno de los cultivos más afectados por el déficit de pluviometría. Necesita en torno a 600 litros por metro cuadrado para garantizar una cosecha normal, pero en lo que va de año hidrológico ha recibido poco más de 150 litros en el Alto Guadalquivir. Pese a todo, el sector censura que el Gobierno haya dejado fuera al olivar andaluz de la rebaja fiscal aplicada en otras comunidades al argumentar que el rendimiento no se ha visto afectado al menos en un 30%. “Es vergonzoso que se nos pida contribuir por encima de lo que hemos ganado”, ha espetado desde Jaén Miguel López, de COAG. En comunidades como Castilla-La Mancha y Aragón la fiscalidad se ha rebajado al 0,22%, mientras que en Andalucía se mantiene en el 0,32%.

Con todo, la Comisión de Desembalse de la próxima semana llega en un escenario de normalidad en la cuenca del Guadalquivir, que concentra más de un millón de hectáreas de regadío. Más allá de las dotaciones de agua para cada cultivo, la Confederación ha desembalsado ya más de siete hectómetros cúbicos en los desembalses puntuales que se realizan desde el mes de febrero.