JOSÉ MANUEL VELA Consejero de Hacienda y Administraciones Públicas

“Se cuestiona la forma de gestionar y financiar el Estado del bienestar”

El consejero de Hacienda asegura que “las políticas de inversión pública serán mucho menos ambiciosas”

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, José Manuel Vela, durante un momento de la entrevista realizada en su despacho. / CARLES FRANCESC

El despacho del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas es uno de los más hermosos y amplios de todo el Gobierno valenciano. Probablemente, fue la compensación que se pensó en los primeros compases del autogobierno para aliviar la carga del poseedor de la cartera más antipática del Consell.

José Manuel Vela (Valencia, 1962) es catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Politécnica de Valencia, aunque lleva más de una década en la misma consejería donde se ha responsabilizado durante años de los presupuestos de la Generalitat. En junio de 2011 sustituyó a Gerardo Camps como consejero para afrontar la crisis más difícil.

La semana pasada presentó el mayor plan de recortes que se haya conocido en la Generalitat. En el último año ha aprendido a ser cauto y a atrincherarse tras un vocabulario de precisión con el que matizar, hasta el cansancio, la gravedad de la situación. Niega que la Generalitat se halle en el fondo de un pozo. Al contrario, asegura que lo peor casi ha pasado y que pronto habrá luz. Lo que deja claro es que las cosas serán distintas a partir de ahora.

Pregunta. ¿Cuántas veces han estado a punto de ser intervenidos por el Gobierno?

Respuesta. Ninguna.

P. ¿Y cuantas veces han tenido que pedir ayuda para hacer frente a vencimientos de créditos que no podían pagar?

R. Lo que ocurrió en diciembre pasado es que debido a la situación de los mercados no pudimos colocar completa la emisión de bonos patrióticos.

P. A partir de ahí, aprobaron un decreto en enero con recortes millonarios y, la semana pasada, aprobaron un plan de reequilibrio financiero, que es el mayor de la historia de la Generalitat.

R. Por su cantidad, sí.

P. En ese plan, suben la presión fiscal y recuperan el impuesto de patrimonio al que se opusieron en diciembre. ¿Por qué han cambiado de opinión?

“La caída de ingresos es lo que explica

todas las medidas de ajuste”

R. La razón es la misma que ha obligado a adoptar el resto de medidas: la caída espectacular de los ingresos. Es una situación sin precedentes en la historia de la economía española. Es lo que explica todas las medidas de ajuste para poder mantener servicios básicos.

P. Pero si su bandera era la bajada de impuestos.

R. En las actuales circunstancias es necesario. A veces, rectificar es acertar. No hay dogmas insalvables. Si queremos disfrutar del Estado del bienestar es necesario tomar estas medidas, que tienen un carácter temporal. El impuesto de patrimonio solo se recaudará en 2013.

P. ¿Tendrán que revisar las políticas económicas que, tradicionalmente, han defendido?

“No hay dogmas insalvables respecto a la subida de impuestos”

R. Más que una nueva política económica, ahora hay que hacer frente a la caída de ingresos. Coyunturalmente es necesario subir impuestos, pero los que se han revisado al alza son impuestos que se intenta que no afecten a la recuperación económica. Las transmisiones patrimoniales suben un punto, pero un piso normalmente se vende una vez en la vida. El impuesto de patrimonio, lo mismo, es para una vez. El objetivo es equilibrar los gastos públicos.

P. ¿De qué caída de ingresos hablamos?

R. Le voy a poner un ejemplo ilustrativo. El impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados en 2006 nos permitió recaudar 2.485 millones de euros. El año pasado recaudamos 754 millones de euros.

P. ¿Esa caída de ingresos también obliga a cambiar el modelo sanitario para privatizar toda la atención no asistencial?

R. Sí. El plan de reequilibrio financiero se presenta porque hay déficit y, contrariamente a lo que se dice desde algunos ámbitos, la causa está en la caída de ingresos, no en el aumento del gasto. En las liquidaciones del presupuesto de la Generalitat de los dos últimos años el gasto baja, pero es que los ingresos bajan más. El grueso del plan de reequilibrio son las medidas de ahorro, no los ingresos.

P. ¿Y no había otra alternativa que cambiar el modelo?

R. Lo que se busca es prestar el mismo nivel de servicios con el menor coste posible. Contrariamente a lo que se dice, no se privatiza la sanidad, que continúa como servicio público. Pensamos que en manos privadas puede estar gestionada con mayor eficiencia y al contribuyente le costará menos.

P. Este año han puesto en marcha centrales de compra, han unificado contratas en toda la Administración y ahora plantean privatizar la gestión de todo lo que rodea la sanidad. ¿Por qué no puede la Administración reducir costes y alguien que está para ganar dinero sí?

R. Hay un cambio de modelo pero el usuario no va a notar nada. Irá al hospital exactamente igual. Es verdad que las empresas buscarán el beneficio pero siempre se ha dicho que el sector público no es buen empresario y es verdad. Estas empresas tendrán un beneficio pero no porque se aprovechen de los contribuyentes, sino porque son capaces de ser eficientes. Los beneficios que obtengan serán por ganar eficiencia, no a costa de aumentar el coste de un servicio que paga el contribuyente.

P. ¿No han abierto la puerta al pago de servicios gratuitos?

R. En el ámbito sanitario, no. De eso no se ha hablado.

P. Han dicho que cobrarán a los gestores privados 180 millones de euros. ¿Es un canon anual?

“El grueso del plan de reequilibrio son

las medidas de ahorro, no ingresos”

R. El canon es anual. Otra cosa es la forma de pago.

P. Estiman un ahorro al año de 263 millones de euros con este nuevo modelo.

R. Son datos de la Consejería de Sanidad, pero veo posible ese ahorro. Hay experiencias que demuestran que eso es posible, como el modelo Alzira, que fue muy contestado, aunque ahora hablamos de un modelo diferente.

P. Hay quienes piensan que es una huida hacia adelante porque el modelo Alzira no es sostenible.

R. No, lo que se intenta es garantizar el Estado del bienestar. Si caen los ingresos hay que abaratar el coste, y una manera de hacerlo es la gestión privada. Es una forma distinta de gestionar un servicio público, pero no se va a privatizar la sanidad. Se hace para que el ciudadano no soporte cargas adicionales. Aquí el pago de cinco euros por día de hospitalización como reclama Cataluña no se contempla. Tampoco puedo asegurar que dentro de unos años no se contemple, pero en estos momentos no.

P. Parte de su problema es cómo rebajar la factura farmacéutica. ¿Cambia con el modelo?

“Se ha dicho que el sector público no

es un buen empresario, y es verdad”

R. Imagino que el concesionario intentará comprar al precio más barato posible. ¿Cómo lo hará? No lo sé, pero cualquier gestor tendrá beneficio si consigue mejorar las economías de escala y ganar en eficiencia. Si no, no tendrá beneficio.

P. ¿Y entonces?

R. El ahorro que pueda obtener el gestor privado redundará en su beneficio, pero imaginemos que es al contrario, tendrá que asumir el riesgo.

P. ¿Y si no lo cubre qué hará la Administración en ese caso?

R. Los pacientes no quedarán desasistidos porque esas empresas tendrán un control. Se supone que los gestores privados tendrán suficiente capacitación técnica como para que la concesión les resulte atractiva y puedan lograr ahorros en el gasto. Si no lo hacen será su problema.

P. ¿Pero la Administración garantiza el servicio?

“No puedo asegurar que

en unos años no se pague

por día de hospitalización”

R. Por supuesto. El principio de la privatización es ganar a costa de ser más eficiente.

P. En diciembre empezaron los problemas para hacer frente al vencimiento de los préstamos con un crédito de 123 millones del Deutsche Bank. Están financiándose en los mercados a tipos del 7%. ¿Qué queda por delante?

R. No habrá dificultades para renegociar los créditos. Si las Administraciones no pueden refinanciarse o pagar a los proveedores, apaga y vámonos. A la ministra de Economía socialista Elena Salgado ya le dije en junio de 2011 que lo íbamos a pasar mal. El Gobierno de Rajoy ha hecho tres cosas: un sistema para que las autonomías puedan pagar a proveedores; abrir una línea del ICO para garantizar los vencimientos de los créditos y, lo que está todavía pendiente, los hispabonos, que son la solución definitiva.

P. ¿Y mientras?

R. La dificultad de los mercados financieros no es solo para colocar la deuda, sino que cuando la colocas cada vez se hace a un plazo más corto. Eso quiere decir que las operaciones de los tres o cuatro últimos años se renovaban solo a un año y se habían acumulado.

P. ¿Este va a ser el peor año?

“Los ‘hispabonos’ son la solución

definitiva para tener liquidez”

R. No, el año anterior fue peor, y a partir del segundo semestre de 2012 el calendario ya será muy favorable.

P. ¿Y no teme que el Gobierno se eche atrás tras la rebaja de la calificación de la deuda española?

R. Cuando vas a Bruselas la deuda española es toda una. No se diferencia entre Estado, autonomías y ayuntamientos. La situación de España no justifica las dificultades de las autonomías para colocar su deuda. La verdad es que hoy ninguna región europea está colocando deuda porque ese mercado se ha terminado. En España hay que crear un Ecofin en pequeño, que centralice la emisión de toda la deuda.

P. Han pedido créditos para pagar 4.069 millones de deuda a los proveedores. ¿Quedan más?

R. Todas las deudas con proveedores se han de hacer públicas y se han de pagar. La instrucción es que todo se ponga al día.

P. ¿Y cómo se pagará la deuda generada desde enero?

“No cuestionamos que la educación

y la sanidad sean gratuitas”

R. Con los ingresos ordinarios de la Generalitat.

P. ¿Y no habrá retrasos?

R. El retraso con los proveedores se explica porque el dinero destinado a ellos ha tenido que cubrir los vencimientos de los créditos porque los mercados están cerrados. Tenemos 4.600 millones de deuda autorizados pendientes de colocar.

P. ¿Y cómo acabará este año?

R. Si se coloca la deuda a través de los hispabonos y entra el dinero en caja, podríamos pagar a tres meses.

P. Los hispabonos, la línea del ICO para vencimientos y el plan de pago a los proveedores. Todo son créditos. ¿Cuánto nos va a costar?

“Las políticas de inversión pública

serán mucho menos ambiciosas”

R. En hispabonos y en el plan de pago a proveedores hablamos de un interés que ronda el 5%.

P. Sí, pero durante muchos más años.

R. Yo he atrasado pagos a proveedores porque no pudimos colocar los bonos patrióticos al 7%. Ahora les pagaré con el dinero de créditos a un interés del 5%.

P. Ya, pero ¿cuánto aumentará la carga financiera?

R. Para España representa tres puntos del PIB. En la Comunidad Valenciana los intereses están previstos en el plan de estabilidad, aunque falta saber cuándo se empezarán a pagar. Si ahora destinamos 3,5 euros de cada 100 euros al servicio de la deuda, pues luego serán 4,5 euros. Lo sabré con exactitud cuando haga el presupuesto de 2013.

P. Pero seguiremos pendientes de la deuda.

“Me he enfrentado al peor escenario.

Los recortes se han terminado”

R. De las crisis se aprende. Una consecuencia positiva es que en tres o cuatro años se habrá acabado el presupuestar con endeudamiento. El modelo que viene de la Primera Guerra Mundial, que daba por hecho que la Administración se endeuda, se ha terminado. Eso quiere decir que las políticas de inversión públicas serán mucho menos ambiciosas que en el pasado y que presupuestar con deuda no será posible.

P. ¿Quiere decir que seremos más pobres?

R. No. Lo que quiere decir es que la capacidad de inversión será menor. La crisis ha demostrado que las Administraciones no pueden continuar endeudándose porque no serán viables.

P. Y con esos planteamientos ¿Cómo se va a crear empleo?

R. La ocupación no la crea el sector público, la crea el sector privado en la medida en que se crea confianza. El déficit público elevado es el origen de la paralización de la actividad económica existente. Si una Administración tiene déficit es que ha gastado más de lo que ha ingresado. Y al final tiene que destinar dinero de otras políticas a pagar intereses.

P. Hasta ahora el modelo del Estado del bienestar tenía como referencia a los países nórdicos, con más empleados públicos y una red asistencial más amplia que la de países mediterráneos. ¿Se ha terminado ese modelo?

R. Yo creo que sí. Los países nórdicos ya no son lo que eran. Vamos a un sector público con equilibrio presupuestario y más reducido.

P. Entonces cuestionan el Estado del bienestar.

R. Lo que se cuestiona es la forma de financiarlo y de gestionarlo, pero no cuestionamos que la educación y la sanidad sean gratuitas.

P. ¿Qué nos costará hacer la digestión de la deuda acumulada?

R. El stock de deuda de la Comunidad Valenciana no es un problema. Tenemos que ser conscientes de que se acabó presupuestar con deuda.

P. Esta semana la Asociación Valenciana de Empresarios ha presentado un estudio que dice que el déficit de la Generalitat será estructural si no se cambia la financiación autonómica.

R. El estudio explica la realidad. Siempre hemos dicho que tenemos un sistema de financiación autonómico desigual, injusto y que se tiene que cambiar. Ello explica un porcentaje elevado de la deuda de la Comunidad Valenciana. Si para cambiar el modelo de financiación hay que ser reivindicativos en Madrid exigiremos a Mariano Rajoy que lo cambie. Aunque también digo que estos momentos, en los que no hay ingresos, son difíciles para cambiar el modelo.

P. ¿Y que pasa con la inversión estatal? Galicia está por encima de la media y la Comunidad Valenciana muy por debajo, cerca del 7%.

R. Hay dos maneras de leer los presupuestos de forma estática o dinámica. El porcentaje de inversión nueva [partidas con poca asignación] en la Comunidad Valenciana es muy elevado y eso quiere decir que el año que viene la inversión será mucho mayor y llegaremos casi al 12%.

P. ¿Qué recortes le quedan por hacer?

R. Se han terminado. Me he enfrentado al peor escenario. El margen de ahorro que podríamos conseguir a partir de ahora ya no justificaría medidas adicionales. Ahora se trata de dinamizar la economía como sea. ¿Más impuestos? no. ¿Más ajustes? es muy difícil. Hemos actuado sobre todo lo que se podía actuar.

P. ¿Cuándo se va a ver un cambio de tendencia?

R. En el momento en que fluya el crédito saldremos de la crisis. Si los hispabonos ven la luz, será el principio de la recuperación.

P. Pero en 2013 todavía hay que recortar más el déficit.

R. Pero mucho menos. De todos modos, una política expansiva no garantiza el crecimiento, se trata de que fluya el crédito. Aunque creo que con un crecimiento del 1% ya se podrá crear empleo.

P. Pues la banca no parece que tenga solución a corto plazo.

R. Yo espero que sí porque este es el año en el que los balances de los bancos se van a sanear. En el primer trimestre del año que viene empezaremos a ver la luz. Ya hay muchas empresas que anuncian planes de inversión.

P. ¿Por qué han introducido nuevas tasas en la Justicia?

R. Para aumentar ingresos en una transferencia mal financiada y disuadir del uso excesivo de un servicio público.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

-----

2º Premio

-----

3º Premio

-----

4º Premio

  • 07617
  • -----

5º Premio

  • 46984
  • 32306
  • 98538
  • 74012
  • 91363
  • 60090
  • -----
  • -----

Comprueba tu número

Buscador de números tomados a oído.

ESCUCHA EL SORTEO ENSER

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Astillas de otro mundo

Ignacio Vidal-Folch con 'Pronto seremos felices' regresa con la distancia del tiempo a aquel mundo de los países del Este

Ignacio Vidal-Folch: “La democracia ha envejecido”

El escritor revisita a seres anónimos que conoció en las revoluciones del Este y retrata el derrumbe de su ilusión La única tabla de salvación: la cultura

Manea: “El proceso contra Ceaucescu me decepcionó”

Forzado al exilio por la dictadura comunista, el escritor hubiera deseado un principio más democrático para Rumania

El tranvía de Vitoria admite el pago con la tarjeta Barik

La aplicación coincide con el sexto aniversario de este sistema de transporte en la capital alavesa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana