Una bici convertida en Benidorm

Matadero acoge este sábado un festival con música, arte y mercadillo para promocionar la cultura de este modelo de transporte barato y sostenible

Tres de los artistas que participan en el festival. / GORKA LEJARCEGI

Esta bici es un viaje a la infancia. Una BH azul eléctrico con manillar en Y, que le llega un poco por encima de la rodilla a un adulto y es perfecta para que un niño recorra las plazas sin parar. Lástima del óxido, de las ruedas pinchadas, de la cadena inútil. Sale directamente del chatarrero. Para Silvia Bianchi, italiana de 27 años, es más bien como Benidorm. Tal cual. La videoartista ha pasado la mañana en la mercería Pontejos (“un lugar fantástico si consigues zafarte de las viejitas”, dice) para comprar cintas de colores pastel y conchitas doradas. Mañana sábado, en el Matadero, dedicará todo el día a convertir el trasto oxidado que un día hizo feliz a alguien en una metáfora de Benidorm, una “bici de playa” repintada y llena de colorines.

Si el tiempo lo permite, Bicinomías (la transformación de cinco bicicletas en recreaciones artísticas del sentir de cinco comunidades autónomas) será una de las actividades al aire libre del Festibal con B de Bici que ocupará todo el día parte de las instalaciones del Matadero (Paseo de la Chopera, 14). Si llueve, se trasladarán a las naves de esta impresionante instalación cultural municipal, que esta vez apuesta por la movilidad. “Queremos que la plaza y la calle de Matadero se usen como espacios públicos, que la gente venga aquí cualquier día con su bici y lo sientan como parte del barrio”, explica Javier Laporta, del equipo de contenidos del centro. La segunda edición del ‘Festibal’, organizado por el colectivo Biernes (que también cree en una movilidad sostenible, respetuosa con el medio ambiente y, vistos los tiempos que corren, muy barata) pretende derribar tabúes sobre un modelo de transporte al que quieren sumar cada vez a más madrileños.

“Intentamos introducir conceptos muy sencillos para el día a dia, convencer de que no hace falta ser un experto para ir en bici”, explica Ainara Murillo, de Biernes. Ideas como que la velocidad media del tráfico en ciudad es de 11 kilómetros por hora, o que la mitad de los viajes en la capital son para recorrer menos de tres kilómetros. Y todo eso con conciertos de Minimúsica especialmente dedicado a los niños (a partir del mediodía), un sistema de préstamo de bicis, una exposición que se recorre sobre dos ruedas, un taller de banderines para decorar la cesta o un mercadillo, entre otras iniciativas.

Christel (nombre artístico) y Josetxu Leguina llegan a Matadero en bici. Siempre se mueven con una. “Yo lo hago por política”, explica resuelta ella con las manos sobre el manillar. “El coche es símbolo de la cultura de consumo, la bicicleta es libertad”. Gestionarán el mercadillo y el ‘Fabuloso top manta’, un rastro para el trueque de piezas. También organizan talleres de reparación en Tabacalera y, el último jueves de cada mes, suelen participar en los recorridos de Bicicrítica. Como defiende Leguina, “se trata de hacer una ciudad más vivible”.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Ros

Ros

Viñeta Ros 7 julio, 2015

Así empieza ‘Dragon Ball Super’, el regreso de ‘Dragon Ball’

Su creador, Akira Toriyama, avanza algunos detalles de la nueva serie

De norte a sur en un restaurante ambulante

TVE estrena el concurso gastronómico 'Cocineros al volante'

EL PAÍS RECOMIENDA

Garci: “El cine ya ni se llama cine, ¡es mundo audiovisual!”

Juan Cruz Madrid

El director analiza en un libro las siete películas que más le conmovieron

Las hormonas de los ‘brokers’ amenazan los mercados

Un estudio sugiere que más mujeres en bolsa evitarían inversiones de riesgo

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana