Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aplauso a tres trayectorias

Enrique Vila-Matas, Joan Mari Irigoien y el distribuidor Carlos Simó reciben los premios de los editores vascos

Enrique Vila-Matas sostiene el premio que le han concedido los editores vascos.
Enrique Vila-Matas sostiene el premio que le han concedido los editores vascos.

Los editores del País Vasco celebran su fiesta anual premiando la trayectoria de tres personas vinculadas al mundo del libro: dos autores, uno en euskera y otro en castellano, y un profesional de la cadena que hace llegar sus creaciones a manos de los lectores. Ayer en la quinta Noche de la Edición de Euskadi los premios Argital llegaron a manos de los escritores Enrique Vila-Matas y Joan Mari Irigoien y el distribuidor Carlos Simó, recientemente jubilado.

El aplauso que dedicaron a sus carreras se plasmó en una escultura, diseñada por Ramón Zumalabe, y una makila, con la que quieren simbolizar el reconocimiento de su autoridad.

Las ediciones anteriores de los premios Argital han premiado, entre otros a Eduardo Mendoza, Álvaro Pombo, Unai Elorriaga, Ramón Saizarbitoria. Bernardo Atxaga y Javier Marías, un palmarés al que Vila-Matas considera un honor incorporarse. El escritor recordó que un capítulo de su última novela, Aire de Dylan (Seix Barral), tiene por escenario una librería de barrio, un símbolo, dijo, de la supervivencia de los libreros independientes. A los editores que le premiaban por trayectoria les recordó la importancia de mantener abiertas esas pequeñas librerías, “capaces de convivir con las grandes superficies”.

La asociación de editores destacó en Irigoien, autor de 11 novelas, seis libros de poemas y obras para el público infantil, su larga trayectoria y su compromiso con la lengua y la cultura vascas.

La voz de la soprano Olatz Saitua y la música de Anje Duhalde animaron el ambiente de la fiesta de editores y libreros, a los que les gusta decir que es un encuentro “de la familia del libro y sus amigos”, al que asistieron editores de distintos puntos de España, agentes literarios, escritores y periodistas.