Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre de 58 años mata a puñaladas a su pareja de 25 en Elche

El supuesto agresor llamó después a la Policía Nacional para entregarse

Galería de la vivienda en la que se ha registrado el homicidio.
Galería de la vivienda en la que se ha registrado el homicidio.

Una mujer de 25 años residente en Elche se convirtió ayer en la segunda víctima mortal de la violencia machista de la Comunidad Valenciana este año. Los hechos ocurrieron de madrugada y poco antes de las 7.00 la Policía Nacional recibió una llamada de la pareja con la que convivía la fallecida, de 58 años, para confesar los hechos y después entregarse.

La mujer fue encontrada muerta en su habitación con dos puñaladas en uno de los costados. El arma usada fue supuestamente un cuchillo de cocina, según detalló la investigación. El hombre era compañero sentimental de la víctima. La Policía Nacional asegura que no había denuncias previas entre la pareja por supuestos malos tratos.

Entre la pareja

no había denuncias previas

por malos tratos

La pareja, ambos de nacionalidad española, habitaba desde hacía algunos unos meses en el tercero izquierda del número 5 de la calle de Ventarich de Elche, en un piso que se alquilaba por habitaciones. Los vecinos explicaban ayer que el piso era conflictivo y que solía haber mucho trajín de gente por la tarde y por las noches. La joven se dedicaba presuntamente a la prostitución, aunque su agresor no era cliente, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ). La investigación y los vecinos también apuntaban a presuntos problemas de drogadicción de la fallecida.

Eran alrededor de las 6.00 y varios vecinos despertaron sobresaltados al escuchar una pelea, según recordaban ayer. Hubo golpes y alguien pidió ayuda. “Pero fue cuestión de segundos” y enseguida cesaron, puntualizó uno de estos vecinos. “Pensaba que era una pelea más”, recordaba otra de estas fuentes que no quiso ser identificada. Poco después llegaron la policía y los servicios de emergencia, que solo pudieron certificar la muerte de la mujer.

Los vecinos explicaron que la fallecida había protagonizado varias peleas públicas. Y hace unas semanas, recordaba Adrián Sánchez, el presidente de la comunidad de vecinos, hubo que llamar al propietario del piso porque había mucha gente en el inmueble y la música sonaba muy alta. Y aunque el roce era poco, la esposa de Sánchez también mencionó cómo la fallecida le ayudó un día a subir la bolsa de la compra.

"Pensaba que era una

pelea más", comenta un vecino

que oyó la discusión

Otros vecinos de la zona, el barrio de El Pla de Sant Josep, incluso de la calle, se mostraban a media mañana de ayer sorprendidos por el crimen. La mayor parte de ellos ni siquiera creían conocer a la víctima o a su presunto agresor.

La fallecida tenía múltiples antecedentes policiales, según la investigación. En 2006, además, fue víctima de una falta de lesiones que se resolvió con una condena a un hombre distinto del implicado ahora en su muerte. Y el supuesto agresor solo tenía un antecedente, en 2005, como víctima de una agresión.

El detenido por esta muerte fue trasladado a la comisaría de la Policía Nacional en Elche y está previsto que hoy pase a disposición judicial. El caso está en manos, de momento, del Juzgado de Instrucción número 1 de Elche.

La investigación apuntaba ayer la posibilidad de que la fallecida tuviera otra u otras relaciones sentimentales. Y un vecino aseguró que en las últimas semanas se había dejado ver con otro hombre. El mismo martes se les vio juntos.

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, expresó su “repulsa” por este tipo de hechos e instó a la sociedad a que se “comprometa para acabar con esta lacra social”, por lo que apeló a la responsabilidad y a la “obligación de denunciar” de quienes “conozcan, vean o tengan conocimiento” de casos de violencia machista.

"No se debe bajar la guardia"

La Asociación de Mujeres Vecinales de Elche (Alicante) ha manifestado su "más enérgica repulsa por la muerte de una mujer más en Elche", víctima de violencia de género, y ha remarcado que no se debe "bajar la guardia en la prevención y erradicación de esta gran lacra, que está costando la vida a tantas mujeres año tras año", según ha informado en un comunicado este colectivo.

Las representantes de esta asociación, que han participado en la concentración de repulsa realizada a mediodía a las puertas del Ayuntamiento ilicitano por los miembros de la corporación local, han convocado en este mismo punto otro acto de condena contra este nuevo caso de violencia de género que se celebrará a las 19.30 horas del jueves.

La presidenta de la asociación, María Antón Martínez, ha considerado que en los últimos años las Administraciones y colectivos de mujeres, "han adoptado un papel activo para erradicar la violencia que se ejerce contra las mujeres", y han fomentado "cuantas medidas fueran necesarias para apoyar a las víctimas y encontrar una solución definitiva a este problema".

Esta línea de actuaciones "ha supuesto un avance significativo en la concienciación y sensibilización social ante éste tipo de violencia", pero a su parecer, "para que la violencia de género desaparezca" hay que "seguir insistiendo, aunar esfuerzos y compromisos con las víctimas".

"Desde la Asociación de Mujeres Vecinales, asumimos nuestro compromiso personal de luchar contra todo tipo de violencia, denunciando las agresiones, apoyando a las víctimas, no permaneciendo en silencio ante la violencia", según las mismas fuentes.

María Antón Martínez, ha reclamado a las administraciones que "la ola de recortes sociales que se vienen anunciando, tanto por el gobierno estatal como desde la Generalitat Valenciana, no afecte a la sensibilización y erradicación de la violencia de género y se cumpla plenamente la Ley Integral contra la Violencia de Género".

Más información